ABC | Hotbook

ABC

#HOTabc

Este proyecto pretende mostrar una colección de fotografías hiladas por un tema particular. Esta vez el ABC es una serie de retratos de invenciones que han cambiado el curso de la historia de la humanidad o influenciado trascendentalmente la vida que llevamos hoy en día.

Durante nuestras vidas hacemos uso de muchos objetos de forma inadvertida, sin pensar en el impacto que tienen en nuestras vidas, de dónde vienen y qué sería de nuestra estancia en este mundo sin dichos objetos. Es así como nace este proyecto.

Vemos a los objetos fotografiados en lugares o ambientes en donde se utilizan o se utilizaron alguna vez, que simulan —en algunas ocasiones— pequeñas escenas cinematográficas llenas de vida y de contexto; con el objeto siempre en el papel estelar de dicha escena, la que llevará a quien la observa a identificar la trascendencia de esa invención en su propia vida.

Ya lo dijo Platón alguna vez: “Nunca hice nada valioso por accidente, y ninguna de mis invenciones llegó por accidente; vinieron del trabajo.” Este proyecto es también un homenaje a la perspicacia y la sagacidad que ha tenido el hombre durante el curso de la historia para mejorar su propia vida y la de quien se encuentra en su entorno.

Foco

Desde 1879 podemos mantener iluminado un lugar sin depender de la cera y la mecha de una vela. Esta magnífica aportación fue obra de Thomas Alva Edison, empresario e inventor originario de Nueva Jersey. Con más de mil patentes registradas, la bombilla se ha ganado uno de los puestos más altos en la lista. Hasta la fecha existe un debate en el que se menciona que William Sawyer patentó el foco antes que Edison, pero cuando surgieron esos rumores, Sawyer y Edison unieron conocimientos, creando así General Electric y solidificando el futuro de la energía eléctrica.
El foco se ha convertido en un artículo imperativo y casi vital para el ser humano en cualquier aspecto, ya sea laboral, personal o de recreación; lo que ha hecho que la demanda de este artículo siempre se mantenga alta. Hoy en día existe una gran variedad de tamaños, tipos, diseños y funciones diferentes, que van desde mejorar la calidad cinematográfica hasta guiarnos dentro de lo desconocido con tan solo una linterna.

galeria01

Gafas

No hay evidencia ni historia exacta en cuanto al origen de esta herramienta humana, pero existe un rumor de que un prominente romano expresó en una carta que se rendía ante la vejez, con la queja de que ya no podía ver —y, por ende, leer— y dependía completamente de sus esclavos para realizar sus lecturas diarias. Antes de la invención de las gafas, se dice que Séneca ya había leído todos los libros de Roma a través de un vaso de agua que le ayudaba a ver mejor. En la Edad Media se creó la piedra de vidrio, que magnificaba la lectura, y fue entonces cuando los venecianos crearon el primer anteojo hecho de madera. Para el siglo XVIII ya existían los anteojos pares hechos de todos los materiales. Hoy en día, unas gafas pueden decir mucho de una persona solo con su diseño. Se les llame gafas, anteojos o lentes, este utensilio ha sido el encargado de prolongarle al ser humano el don de la vista.

galeria02_portada

Horno

Antes del horno todo se cocinaba directamente en el fuego. Los primeros hornos, encontrados en Europa Central, datan del siglo XVIII a. C. y eran estructuras de piedra, postrados encima de las brasas, en los que se cocinaba mamut. Los antiguos griegos comenzaron a utilizar hornos para cocinar pan, y para la Edad Media se implementaron chimeneas debajo del horno para cocinar por un mayor tiempo. Aunque el uso principal del horno era la cocina, también se usó para esterilizar los rellenos de plumas en almohadas y colchones. En muchos pueblos europeos se construía un horno comunal en el que las familias se turnaban para cocinar su propia comida, mientras que en Inglaterra se redujo el tamaño para darles uso dentro de las casas. Hoy en día existen hornos de leña, piedra, gas y de microondas.

galeria03

Imprenta

En la antigüedad todos los documentos y libros se hacían a mano. Los escribanos y copistas realizaban esta laboriosa tarea, por lo que los documentos eran escasos y costosos. La imprenta, inventada por Johannes Gutenberg en el siglo XV, revolucionó al mundo pues permitió la reproducción de documentos, edictos y libros, y de esta manera la comunicación y la información se pusieron al alcance de la gente. Fue entonces cuando inició el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura. Actualmente, cada año se imprimen un aproximado de 2 millones 200 000 títulos nuevos en el mundo.

galeria04

Jeringa

La jeringa fue inventada por el veterinario francés Charles Pravaz y el doctor escocés Alexander Wood. Esta primera invención era completamente de metal y no se podía ver cuánta medicina quedaba dentro, lo que requirió una modificación a vidrio transparente en 1866. Con el descubrimiento de la insulina, en 1921, se creó un mercado enorme para la producción y el diseño de la jeringa. Curiosamente, Alexander Wood y su esposa cayeron en la adicción a la morfina por hacer experimentos para tratar la neuralgia. La esposa de Wood fue la primera mujer en morir por una sobredosis medicinal. Los usos que se le han dado a las jeringas van desde la medicina básica hasta la gastronomía molecular.

galeria05

Créditos:
Fam. Stern Colin y Nunes y Fam. Jiménez Angers
Anteojería Dr. York en la Colonia Roma (www.dr-york.com)
Digital Hispano en la Colonia Portales (www.digitalhispano.com.mx)
La Pizzería Argentina en la Colonia Condesa (www.lapizzeriaargentina.com)
Fam. Hinojosa Olvera, Dr. Stern y el Consultorio IMMUNOREP en el Hospital Ángeles del Pedregal (www.immunorep.com)