ABRAZANDO UN NUEVO AMANECER | Hotbook
http://hotbook.com.mx/wp-content/uploads/2015/12/ydzfnx7txmos5ffgc_szblzgbe86ihwbhqwigk90c6c-1050x714.jpe

ABRAZANDO UN NUEVO AMANECER

A los seres humanos nos unen muchas cosas, el sueño entre ellas. De acuerdo a los especialistas, cuando este carece de causas como el desgaste físico o el cansancio y es prolongado, se dice que es una evasión de la realidad.

En consecuencia, el despertar, el amanecer, tienen que ver mucho con este, con sus razones. El des­pertar a veces se convierte en un estado de angustia, la continuación de las carencias, los asuntos por resolver que el día anterior nos dejó, a veces la vida misma o el período por el que pasamos.

Dejar de sufrir, ver el sol al abrir los ojos es un privilegio de solo unos pocos. Atreverse sería el primer paso; tomar conciencia de lo que pensamos al iniciar un nuevo día, hacerlo de inmediato lo hace distinto.

El postergar esta decisión lleva aparejado los miedos, los fantas­mas que suponemos que la luz y el sol tienen, o que la realidad misma posee.

¿Cómo es el amanecer de tu vida? Poco tendría que ver el clima, la luz o la hora en que ello suceda; amanecer es despertar en conciencia, sin importar en lo absoluto el momento de tu vida, tu edad y las particularidades que tu situación conlleve.

El despertar en conciencia es dis­tinto, este comienza por mostrar­nos que ya amaneció; hacerlo recu­rrentemente, con paz interior o con una sonrisa fundada en el conoci­miento de nosotros mismos.

¿Cómo son tus sueños?:

Sueños despiertos – Distracciones del trabajo actual.

Sueños de opio – Ideas alocadas sin estrategia ni fundamento alguno.

Malos sueños – Afanes que generan temor, parálisis.

Sueños idealistas – Cómo sería el mundo si estuviera a tu cargo.

Sueños vicarios – Sueños vividos a través de ellos.

Sueños románticos – La creencia de que una persona te hará feliz.

Sueños de carrera – La creencia de que el éxito profesional te hará feliz.

Sueños de destino – La creencia de que una posición, título o premio te hará feliz.

Sueños materiales – La creencia de que las riquezas o posesiones te harán feliz.

Sueños de temporada – Un objetivo a corto plazo que tratas de lograr.

Después de pensar un poco en esto, te tengo una buena noticia: estás por dar el paso a un distinto amanecer.

La decisión de guiar tu vida en lugar de solo aceptarla, es crítica para tomar posesión de tu sueño. Es desempeñar un papel activo, líder de ti mismo. ¿Cómo se hace eso? Diciendo sí continuamente, cada vez que repites una afirma­ción, abres la posibilidad de alcanzar tu potencial en mayor escala. De todas las palabras tris­tes pronunciadas o escritas, es sin duda está frase: P_o_d_r_ía_ _h_a_b_e_r_ _s_i_d_o_._ _

El primer paso es tomar posesión de tu sueño. Al descubrirlo debes hacerte responsable de él y actuar en consecuencia.

Esta es la cotidianeidad que debes hacer tuya. Esta conciencia se sien­te a flor de piel, representa un viaje mágico por todos los sentidos. Para quienes lo hemos experimentado, es una fortuna. Llega a mí el recuer­do del maestro Anthony Robbins quien siempre dice: “¿Quieres vivir con esa historia tan poco empode­radora el resto de tu vida?”.

La palabra poder suena a soberbia: equivocada interpretación.

Ya que el empoderamiento crea magia, viene del interior, de tu ser supremo.

La vida, el aula escolar, que siem­pre aporta si estás atento; espacio donde los nuevos intentos son obligatorios, necesarios y válidos.

Usualmente, nos quedamos en nuestro pasado, en la eterna queja. Algunos pregonan su supuesta espiritualidad refugiándose en el lugar común al expresar: “Viajo constantemente al interior tratan­do de encontrarme a mí mismo”, absurdo lejano de cualquier com­promiso con nuestra misión. Reinvéntate como un arquitecto al examinar un plano, cambiando columnas, puntos de apoyo donde la construcción es poco sostenible.

Los días soleados son todos siempre y cuando visualices otras alternativas. También la lluvia, el frío, la nieve o cualquier otro evento climático contienen su particular luz que nada tienen que ver con la tristeza.

Tú ves en tu propia vida, funda­mentalmente lo que crees. Si crees firmemente en la escasez, piensas en ella con regularidad y la conviertes en el tema de tus conversaciones, estoy totalmen­te segura de que estará muy pre­sente en tu vida. Si crees en la felicidad y en la abundancia, solo piensas en ellas, hablas sobre ellas con otros y actúas en base a estas creencias, apuesto sin dudar, que estarás viendo lo que quieres.

Oliver Wendell Holmes dijo una vez: “La mente del hombre, al desplegarse hacia una idea nueva, nunca regresa a su dimensión original”. Comprométete a ser origen de nuevas ideas, ello modi­ficará tu mente.

Esta transformación viene con el conocimiento profundo dentro de uno mismo de que cada ser humano es mucho más que un cuerpo físico, que la esencia del ser humano incluye la capacidad de pensar, de sentir, de poseer una conciencia superior; de saber que existe una inteligencia que envuelve todas las formas del universo.

Tú eres un alma con un cuerpo. Eres un ser espiritual que tiene una experiencia humana. He ilus­trado estos principios con muchas vivencias que son parte de mi pro­pio recorrido del cambio personal para aportarte. Esto actúa en el universo incluso en el momento en que lees estas palabras.

Este es el beneficio que obtendrás. La vida se convertirá en un viaje fascinante, lleno de alegría y admi­ración. Esa parte de ti que perma­neció tanto tiempo dentro de los límites que impusiste sobre ti mismo, viviendo exclusivamente en la forma, se liberará para ver todo un nuevo panorama; sí, cuando tú lo creas.

Te encontrarás a ti mismo en calma, viviendo en ese espacio inte­rior, desde donde puedes apreciar lo que viene. Recibirás más alegría en tu vida, porque eso es lo que estarás proyectando. Descubrirás que es más fácil para ti aceptar puntos de vista opuestos, en con­ciencia de que nada ni nadie puede definirte terminantemente.

realizate.com

Twitter @TerryGuindi

www.facebook.com/TerryGuin­diOficial