Alejandro Ospina: sobre arte contemporáneo y latinoamericano | Hotbook

Alejandro Ospina: sobre arte contemporáneo y latinoamericano

Presente en la segunda edición de Panguea II: New Art from Africa and Latin America, en la Saatchi Gallery de Londres, Alejandro Ospina es un artista que representa y, a la vez, desafía el estatus ciudadano dentro del mundo del arte contemporáneo. Nacido en Colombia, pasó sus años de adolescencia en Estados Unidos donde ha estudiado, al igual que en varios países de Europa. Hoy en día es un profesional que exhibe su trabajo internacionalmente, viviendo entre Londres y Bogotá. Lo conocimos en Ministry of Nomads, un espacio multidisciplinario de las artes en Londres, donde acaba de terminar una residencia. Esta es una entrevista sobre pintura, tecnología y mucho más.

01_ae

Alejandro, hablemos sobre tu interés por la tecnología que parece ser muy importante en tus investigaciones. ¿De dónde surge esa curiosidad?

Estudié Bellas Artes e Ingeniería Eléctrica, por lo que fue muy abstracto, ¡estoy seguro de que no podría ni siquiera reparar un tostador! Pero fue muy interesante porque estuve en contacto con la forma en la que la tecnología afecta la imagen. Estoy muy interesado en cómo ha afectado la pintura en el pasado, cambiando por completo mi percepción de una imagen, de ahí a la fotografía y luego a una imagen en movimiento. En este tipo de situaciones, los pintores, gente que trabajaba en un problema ficticio en segunda dimensión, tenían que reaccionar de alguna manera. Esto me interesa mucho ya que los pintores pueden atacar nuevas tecnologías y también la forma en la que observamos una imagen final. Lo que estoy tratando de hacer es tomar la pintura tradicional y averiguar una manera de representar lo que está pasando ahora mismo en esa industria.

En tus últimas series de pinturas, de acuerdo a lo que dices, cambiaste la economía de la representación. La figura humana se ha vuelto una colección caricaturesca de imágenes. ¿Todavía haces referencia a tu trabajo anterior o abandonaste tu interés por la fotografía?

Definitivamente hay una línea para llegar a las imágenes figurativas. Estuve trabajando con la misma idea de lo que Internet está cambiando y cómo está afectando todo, pero en todas esas series comencé con retratos de niños, hace seis años. Empecé haciendo eso, ya que me interesaba cómo los niños más chicos usaban Internet y el poder que este tenía sobre ellos, lo que les causaba y qué estaba en riesgo, a veces con consecuencias dramáticas. También era interesante ver cómo los mismos niños se convertían en artistas propios y tomaban las imágenes que podían –ya fuera con una cámara o de la computadora– y eran capaces de enseñarlas ante millones de personas, algo que era imposible hace algunos años. Después de ese proyecto comencé a interesarme en otras fotos y figuras, las cuales tomaba de mi página de Facebook. Eso se convirtió en un reto para cambiar la pintura tradicional, un problema con el que siempre tuve que lidiar, ya que así me entrené.

ao_3

 

¿Nos podrías platicar un poco sobre tu experiencia estudiando pintura?

Estudié pintura en una academia que se llama New York Studio School, en Nueva York. Uno de mis profesores era inglés y tenía una gran manera de enseñar pintura tradicional, pero yo estaba un poco cansado de esta, y pensaba que era un callejón sin salida; tal vez lo sigo haciendo, pero creo que es un buen lugar para comenzar. Pintar no es fácil ¿sabes?, toma mucho tiempo y al aprender, puedes llegar a querer alejarte de la disciplina. Estás atorado en estos nichos históricos en algún lugar, en algunos artistas que te gustan, así que debes empujar y romper con eso. Hasta cierto punto, estaba buscando maneras nuevas de ver la pintura desde adentro, así que comencé a explorar profundamente el proceso, hasta juntar las imágenes.

 

¿Cómo juzgas el entrenamiento en diferentes lugares, habiendo vivido y estudiado en cuatro países: EUA, Colombia, Francia e Inglaterra?

Cuando estaba estudiando arte, realmente sentía que necesitaba entrenamiento en pintura; estaba perdido. De alguna manera siento que es un problema hoy en día. Muchos profesores de pintura no te enseñan cómo usar el medio, no hay técnica fija, por lo que puedes aprender la manera tradicional, estudiando a los grandes y estudiando miles de años de historia en la pintura. ¡Es muy difícil! Pero por otro lado, puedes intentar inventar nuevas maneras de hacer todo, cosa que es igual de complicado.

 

¿Te das cuenta de algún hueco entre Europa, Estados Unidos y América Latina cuando te fijas en los pintores contemporáneos?

 

Creo que es un tema muy chistoso en cuanto a Europa, ya que países como Francia, Italia y España tienen un pasado muy poderoso en la pintura y ahora están un poco callados. Estados Unidos tiene todavía muy buenos pintores. Hablando de América Latina, Colombia, por ejemplo, es curioso, ya que se habla mucho del tema, pero no hay mucho entrenamiento en la pintura como tal; el enfoque esta en la obra conceptual. Ahora, Brasil es mucho más poderoso, grande e históricamente profundo en cuanto al arte.

aospina_04

Algunas de tus pinturas de los últimos años están relacionadas con conflictos colombianos. ¿Encuentras aspectos locales del uso de violencia o lo reconoces como un fenómeno universal?

Realmente no lo hice porque soy sudamericano ni porque soy colombiano. Hice una serie entera de las revueltas inglesas en Tottenham, en Londres, creo que ese tipo de violencia es más bien un problema global. La violencia también es un aspecto que puedes ver a través de los dos shows Pangæa: muchos artistas colombianos y sudamericanos retratan violencia. Esa es la única cosa que puedo considerar como un “sombrero” en cuanto a las similitudes de los artistas. De hecho, no veo más diferencias ni similitudes de las que habría entre Colombia e Inglaterra. Tal vez hay más pintores en Inglaterra o tienen mejor entrenamiento, pero en términos artísticos y contemporáneos creo que la violencia es una mentalidad globalizada y que su uso es horrible en cualquier lugar.

¿También trabajas con piezas tridimensionales?

No tan seguido. Lo he hecho en el pasado, pero por el momento no. Últimamente he estado haciendo algunos dibujos y, en vez de trabajar con computadora y pantalla, los pondría en la ventana para darles un efecto como el que da un vidrio con color. El reflejo y proyección del sol lo serian todo. Yo había trabajado con vidrio antes, en Venecia, con Venini, cuyo trabajo es increíble y donde tuve una experiencia fantástica. Creamos una escultura grande pero ligera para exponerla en Londres. La luz venía de abajo, y cambiaba de repente, a través de las vasijas Venini, que proyectaban luz al techo.

a_ospina_05

“Pangaea: New Art from Africa and Latin America”, que abrió en la Saatchi Gallery de Londres, suena como una exposición enfocada en mercados de arte emergente, y no tanto con estéticas específicas, ¿cómo describirías dicha perspectiva?

Saatchi siempre ha hecho algo así, casi haciendo apuestas. La gente puede llegar a malentenderlo porque dicen que gana dinero por la forma en la que trabaja. Por supuesto que lo hace, pero lo que hace es fantástico, ya que sigue su trayectoria mientras que busca nuevos artistas y jóvenes. Él encontrará artistas emergentes y no comprará trabajos de artistas conocidos para ganar dinero, pero siempre ha hecho eso, por ejemplo, con el Young British Artists, American Painters y cualquiera que haya encontrado en los últimos treinta años, de la misma manera siempre vende la mayoría. Hemos visto que hace poco vendió́ The Oil Room de Richard Wilson y La Cama de Tracey Emin, de sus primeras fechas de coleccionista. Yo creo que todo esto es fantástico y, por supuesto, sumamente difícil.

Si pudieras recomendarnos un lugar en el mundo, que todo el mundo debe conocer, un restaurante, un hotel, un parque, una galería lo que fuera, ¿qué lugar sería?

Mi ciudad preferida es Barcelona y mi museo el MoMA en Nueva York.

 

Sus obras permanecerán en Saatchi Gallery hasta septiembre 2015.

Saatchi Gallery

D. Duke of York’s HQ, King’s Road, London SW3 4RY, United Kingdom

T. 44 20 7811 3070

saatchigallery.com

Alejandro Ospina

alejandroospina.com