ANTONIO DE LA ROSA EN BUSCA DEL COLOR | Hotbook

ANTONIO DE LA ROSA EN BUSCA DEL COLOR

El proceso de la propuesta plástica de Antonio de la Rosa parte de una forma muy particular. Crea una comunicación entre su persona, el material y el color, con el objetivo de explorar sus infinitas posibilidades y crear cada pieza en función de su material y composición orgánica que va dictada entre líneas, círculos y los poros de la tierra que encuentra en su camino.

La pedacería de madera, tela, cartón y cerámica se transforma con la mezcla de pigmentos en busca de un nuevo color y se aplica siguiendo la composición natural del soporte. “Cada pieza tiene una vida propia y busco que el color la identifique”.

galeria01

La valoración y jerarquización que Antonio de la Rosa hace del color va más allá de una cuestión óptica, pues los colores impactan en el ser humano de manera física, perceptual y psicológica. Su efecto sobre los sentidos es digno de estudio, por ejemplo: los ojos forman el sentido que más motiva la conciencia, pero al cerrarlos se aumenta la conciencia cromática, por lo que la mente tiende a generar sonidos. El sonido “arroja” luz sobre nuestra experiencia y permite que el intelecto se libere.

“Mi propuesta es realizar piezas que provengan de una experimentación física con el color, utilizando pinturas acrílicas y al óleo para comparar sus tonos. No busco competir con la tecnología, sino llevar el conocimiento del color a la creación de piezas de arte y colocarlas ante el público. Más allá de querer encontrar los colores existentes, intento revelar la sensación, entender las reacciones y palpar una parte del universo del color”.

galeria02

Desde 2007 comenzó a explorar el color mientras trabajaba como diseñador industrial; siempre estuvo relacionado con el mundo de los materiales y el color. Durante mucho tiempo realizó ejercicios sobre algunos pedazos pequeños de madera que le sobraban de los muebles que hacía y, a falta de tiempo, pintaba líneas, cubos y círculos en distintos colores, grosor y dirección, pero siempre dependiendo de la forma del material sobre el que trabajaba. A partir del año 2012 se convirtió en una actividad y búsqueda constante, debido a que decidió incursionar de tiempo completo en las artes visuales.

Antonio de la Rosa es artista visual mexicano; actualmente estudia la maestría en Artes Visuales en la Antigua Academia de San Carlos y forma parte de los artistas emergentes de Cultura Colectiva.