Candomblé | Hotbook

Candomblé

CANDOMBLÉ: UN CONJUNTO CULTURAL Y RELIGIOSO DIRIGIDO POR OLORUM Y ORIXÁS

Más que una religión, es una sapiencia que ha surgido de las creencias africanas con la llegada de los esclavos. Integrada a la cultura de Salvador, y de Brasil en general, mezclada con la religión católica, está presente en cada lugar de la ciudad, cada templo candomblé y cada iglesia.
hotbook_galeria07
Cuando llegaron los portugueses, al principio del siglo XVI, frente a la riqueza de las tierras brasileñas y por la falta de mano de obra, importaron a millones de esclavos del golfo de Guinea y de Angola. Arrancados de sus vidas, esos africanos no abandonaron sus creencias y ritos religiosos y siguieron celebrando a sus dioses disfrazados de las figuras cristianas impuestas. Así nació el candomblé. Cuando se abolió la esclavitud en Brasil, en 1888, Bahía era un verdadero crisol de culturas europeas, amerindias y africanas, el 80% de su población tiene ascendencia africana. La religión animista del candomblé, abierta a todos, es el éxito de ese carácter mixto, propio de Bahía.
Este culto afrobrasileño basado en el ánima (alma) o espíritu de la naturaleza, se transmitió por sacerdotes animistas esclavizados y transportados a Brasil entre 1549 y 1888. Se escaparon y formaron unos asentamientos de cimarrones donde se veneraba a los orixás, la cultura y los dialectos de origen africano. El candomblé, prohibido por la iglesia católica, prosperó durante cuatro siglos hasta convertirse en una de las principales religiones con seguidores de todas las clases sociales y miles de templos con carácter no exclusivo. Mucha gente acude a sus rituales y fiestas, que son parte de la cultura y tradición brasileñas.

hotbook_galeria06
Es una religión monoteísta, cuyo dios único es Olorum, sincretizado con el dios católico y sus Orixás, dioses de la mitología yoruba creados por Olorum, son venerados por los miembros del terreiro, o templo, que le dedican danzas, ofrendas, cánticos y vestimenta especial. Los Orixás tienen personalidades, preferencias y rituales individuales, están ligados a un fenómeno natural específico y cada persona es escogida al nacer por uno o varios Orixás que un babalorixá (sacerdote del candomblé) identificará. Para disfrazar su culto, los seguidores incorporaban elementos del cristianismo, como imágenes de santos y cruces, pero ahora se recrea un candomblé más puro, aunque ese sincretismo perdura. Los templos son llamados casas, roças o terreiros, y están divididos en casas pequeñas poseídas por el babalorixá y el Orixá principal, y casas grandes con jerarquía rígida. En las grandes ceremonias, los sacerdotes —o babalorixás— se visten de blanco, así como sus seguidores. Diariamente, los fieles llevan ofrendas a los Orixás que los protegen.

hotbook_galeria04
Cada Orixá tiene su personalidad, su color, sus comidas, sus cánticos, sus danzas, sus espacios y había sido asociado a un santo católico para engañar a la iglesia. Divididos entre los cuatro elementos (agua-tierra-fuego-aire), se venera a dieciséis Orixás, pero se dice que existen 401 divinidades. Se llaman Oxalá (el más viejo, representa la sabiduría y buena salud), Yemanjá (diosa del mar), Oxum (divinidad del amor), Obaluaye, Irôko, etcétera.; y cada uno tiene su representación física que permite reconocerlo sin equivocación. Los Orixás aconsejan, no obligan, muestran para ver su camino y no castigan. La práctica del candomblé trata de enseñar a ser mejores personas, ganar los sustentos con dignidad y ser felices.
Los fieles rezan y hacen rituales según la necesidad y la situación, cada uno tiene sus reglas. En las ceremonias anuales u otras puntuales, se festejan con danzas, rezos y cantos. El candomblé es una religión brasileña, de origen africano que intriga, fascina y nos invita a conocer el mundo de Olorum y sus Orixás.