THE BREAKFAST BY CLAUDIA GARCÍA | Hotbook

THE BREAKFAST BY CLAUDIA GARCÍA

Empresaria y diseñadora reconocida por su estilo único y fresco, Claudia García se sentó en The Room Service para platicar con nosotros acerca de Breakfast y Weekends; un concepto único en gastronomía y diseño. Durante su estancia en París se llenó de un sentido estético que plasma en Weekends, una colección basada en la sofisticación y el lujo. Breakfast, donde la comida francesa se puede disfrutar durante todo el dìa, refleja el estilo de vida de la diseñadora en el cuál disfrutar de la vida es lo más importante.

¿Qué te inspira y por qué?

Yo viví muchos años en Francia, y sin duda alguna mi inspiración y casi todo lo que hago es gracias a París. Es una ciudad que cambió en muchos sentidos mi estética y mi forma de ver las cosas. Así como también la casa per se. Este negocio fue creado específicamente para ésta casa. Quizá soy de las pioneras entre la gente que estuvo en la Roma con su negocio; mi negocio principal es la parte de relaciones públicas, comunicación, etcétera y desde que conocí la casa sabía que iba a ser mía. Esas son esencialmente mis inspiraciones.

¿Qué significa el desayuno para ti y por qué servir esta comida en vez de cualquier otra?


El desayuno me parece que es algo que se presta para convivir y compartir, por otro lado la casa se vive muy bonita de día, entra la luz bien, y sentí que la parte del desayuno era divertida. Por otro lado, en estos años que llevo en la Roma no había un lugar rico para desayunar, entonces me dije: si no encuentro un lugar pues vamos a hacer uno padre. A mí me encanta el brunch y la posibilidad de tener unos huevos benedictinos o un omelette a cualquier hora del día, me parece que es algo bastante novedoso en México, existe ya en muchas partes del mundo pero no en el D.F.

galeira04_claudiag

¿Cuál es el proceso que utilizas para escoger o diseñar las piezas que se venden en The Weekend?


Yo no tengo ningún tipo de formación de arquitectura, estudié administración y negocios pero siempre he tenido una atracción muy especial por los muebles. Desde hace muchos años empecé a coleccionar muebles en una bodega que rentaba en un principio para eventos. Ya teniendo una línea de muebles para evento me di cuenta que estábamos haciendo cosas bien padres y ahí surgió la idea de crear muebles para la venta. El proceso es un poco combinar muebles clásicos con muebles contemporáneos, o sea, muebles que yo fabrico pero que a ese modelo clásico le cambiamos algo, por ejemplo la textura de los materiales, el tamaño, las patas, ciertos elementos que lo hagan ser más moderno. Realmente mi inspiración en cuanto a cómo diseño es tomar lo básico y lo clásico, muy influenciado otra vez por los muebles franceses.

¿Qué experiencia te gustaría que se lleven los comensales y clientes de The Room Service?


Esencialmente que es un lugar único. Realmente hay lugares que están inspirados en algo particular, en un lugar específico o en otra parte del mundo; aquí realmente fue un proyecto que yo fui generando un poco de forma espontánea. Lo que quiero que se lleven es que es una casa a donde pueden venir, en donde hay mucha flexibilidad en cuanto a que no es un restaurante convencional y cada espacio es diferente. La idea es que vamos a estar transformando el espacio continuamente; es un lugar original.

¿Cuál es tu espacio o lugar ideal para relajarte los fines de semana?


Tengo una casa en Amatlán, muy cerca de Tepoztlán que también es parte de lo que me inspiró a tener éste negocio. Yo hice todos los muebles para esa casa y de ahí fue que mucha gente me dijo por qué no los empiezas a vender.

¿Qué vínculo tiene para ti la gastronomía y el diseño?

Creo que tienen mucho vínculo. Considero que, evidentemente puedes estar en un lugar en donde la gastronomía sea maravillosa pero tienes que generar una ambientación que le dé una mayor importancia a los platillos; es una combinación de ambas cosas. En este caso creo que quisimos hacer eso: que el plato llegue de cierta forma, servido bonito y que no sea un estándar de servicio el cómo se sirven las cosas. Tenemos vajillas diferentes, cubiertos diferentes y espacios muy diferentes; esa es la idea, generarte una experiencia distinta en donde ambas partes sean igualmente importantes.

galeria02_claudiag

¿Cuál sería tu desayuno/brunch ideal?

Para mí el brunch ideal son unos huevos benedictinos y una copa de champagne.

¿Cómo surgió tu interés por los muebles clásicos y por qué?


Porque me encantan. Desde hace mucho tiempo me ha llamado mucho la atención la parte del diseño de muebles. La decoración siempre ha sido algo que, aunque no lo hacía formalmente, me encantaba. Me metí un poco más a buscar, a aprender y a conocer de materiales, etcétera. Me encanta sobre todo esta mezcla que se logra con objetos que tienen una historia. Me fascina tener una historia, esta sensación de tener por ejemplo objetos como los que estamos presentando en la tienda, que van de lo utilitario a lo es- tético. Son objetos que en algún momento fueron meramente utilitarios y que hoy se convierten en objetos estéticos porque ha evolucionado el mundo. Ahora a lo mejor tener un pedal de una máquina se convierte en algo muy estético.

¿Qué rol juega París en tu vida?

Un rol muy importante porque cambió mi perspectiva. Yo trabajaba en marketing y a raíz de París me independicé. En un nivel me permitió convertirme en una entrepreneur para hacer mis propios negocios y, por otro lado, a nivel creativo, pues es una fuente de inspiración visual.

¿Cuál es tu proceso creativo? ¿Tienes algún ritual o estructura para este proceso?

La verdad no. Soy muy empírica, soy del momento. Hay muchas personas que trabajan muy formalmente con un render específico en donde le encuentran un lugar a cada cosa y ya lo tienen muy pre fabricado. Yo trato de visualizarlo pero no soy tan rígida. Es mucho de probar y de ver. Tengo en la cabeza los elementos y luego los acomodo de acuerdo a cómo lo voy sintiendo.

claudiag_galeria03

En tu vida personal, ¿Vives el lifestyle de The Room Service?


Sí. ¿Sabes qué es lo que está muy padre? Que a lo largo de los años que llevo trabajando, tampoco sé cómo explicártelo literalmente, pero como que la gente que conoce los eventos que hemos hecho sabe detectar que son cosas que yo hago. Creo que cualquier persona que a priori no sabría que este lugar es mío llega y dice: creo que Claudia hizo algo aquí. Tengo otro bar que también llegan y preguntan: ¿Éste lo hizo Claudia verdad? Entonces si hay una mezcla que es mi estilo.

¿Cuál es el origen del concepto para este proyecto?

La casa. Nosotros teníamos otras casas en la Roma para The Room Service, eran casas increíbles también. Pero la idea era que más que abiertas al público, eran showrooms que yo hacía y que eventualmente rentábamos para hacer eventos. Mucha gente nos dijo: ¿Por qué no hacen un lugar abierto al público para que puedan ver más de lo que hay? que sea realmente un espacio que pueda permitir a la gente interactuar. De ahí surgió la idea y se dio la posibilidad en la casa. Al mismo tiempo nos dimos cuenta que un showroom de muebles es difícil porque no estamos en una calle tan transitada, entonces decidimos darle el plus a la gente de la posibilidad de vivir los muebles, sentirlos, etcétera. Es algo que es nuevo y que además creo que es muy potente.

¿Cuáles son las tres influencias más grandes para ti, estéticamente hablando?


En cuanto a lugares: amo Argentina, ahí hay una tienda con un pequeño café y también tienen muebles que fabrican ellos; conceptualmente es algo similar. En cuanto a arquitectura Le Corbusier y en cuanto a colores y materiales me encanta el yute. Es algo que he intentado meter mucho para hacerlo más orgánico. También la India; el colorido del país me encanta.

galeria01_claudiag

En retrospectiva, ¿Cómo ha sido manejar este negocio?

Llevamos poco abiertos entonces son muchos retos nuevos. Especialmente en el área de la gastronomía porque toda la parte anterior es algo que, aunque no teníamos una tienda, es algo que está dentro del ámbito de las cosas que yo ya hacía. La parte gastronómica es un reto porque lo que queremos es que la experiencia sea completa y que tengas realmente una calidad en los alimentos. A pesar de que nuestra carta es pequeña queremos que realmente llegar a ofrecer unos grandes huevos benedictinos, un gran croque monsieur y que la sensación y la experiencia sean completas.

¿Qué te motiva día a día?

Me motiva que a la gente le guste el lugar, y generar constantemente conceptos diferentes. Yo tengo la necesidad de estar creando de forma permanente, entonces siento que ya cree este proyecto. Abrimos otro restaurante que se llama Artemisa que es un bar de absenta y restaurante y ya estoy pensando en algo nuevo. Siempre me inspira esto: que a la gente le guste lo que hago y estar siempre buscando y creando cosas nuevas.

T. 
6553 0689

D. Durango 131 
Roma 
México, DF 
06700

H. Lunes a domingo 8am-6pm