CON DAO | Hotbook

CON DAO

Graham Greene tenía una fijación por Vietnam que lo motivó a escribir una obra basada en este país. Su icónico personaje Thomas Fowler estaba enamorado de sus colores, olores y hasta de su lluvia. El desarrollo de su novela The Quiet American nunca pone un pie en Con Dao, y de haber sido así, estamos seguros de que su experiencia hubiera cambiado radicalmente.

Este conjunto de islas e isletas —llamadas Con Dao— podría perfectamente ser considerado como el paraíso tropical, ya que ofrece playas cálidas, comida marina excepcional, vegetación abundante y un aislamiento total ante el ruido de la ciudad. La cadena hotelera Six Senses se encargó de unificar todos esos elementos y perfeccionarlos dentro de un resort al sur de Vietnam.

La característica más notable de este lujoso hotel es su ubicación, ya que todas sus habitaciones tienen vista al mar.

galeria08

Todas las habitaciones —que en realidad son villas, por su amplitud y características— cuentan con un diseño contemporáneo y una arquitectura impecable; utilizan madera a gran escala, lo que crea una sensación natural y fresca. Todo detalle interno en cada una ha sido premeditado cuidadosamente para complementar la excelencia estética que este resort ofrece.

La variación de habitaciones depende de la cantidad de huéspedes que la ocuparán y si se desea acceso directo a la playa. Existen villas de uno, dos, tres y hasta cuatro habitaciones, todas con la opción de caminar dos pasos y pisar la blanca arena sudasiática. El concepto de Six Senses está impuesto en todas las villas del hotel, que están equipadas con amenidades exquisitas, como regaderas exteriores, tinas interiores abiertas, la más alta tecnología audiovisual y alberca privada.

La extensión de las instalaciones amerita recorrerlas en bicicletas, que se encuentran estacionadas en la puerta de cada villa y pueden dejarse en puntos estratégicos alrededor del hotel, como la alberca principal y el gimnasio.

galeria01

RESTAURANTES

By the Beach: Es el restaurante principal del resort. Como su nombre lo dice, está situado estratégicamente en la playa, lo que, en un destino como este, por supuesto, lo convierte en el favorito de sus huéspedes. En este lugar se puede disfrutar de los platillos tradicionales como el Hot Pot, los rollos con papel de arroz y el crisp rice pancake. Las tres comidas diarias son servidas en By the Beach, que varía su oferta cada día. Los desayunos están construidos por un buffet de fruta fresca, quesos y carnes frías, cereales, pan horneado en casa, platillos regionales, jugos naturales, y el smoothie del día, al igual que por un menú à la carte.

Vietnamese by the Market: La tradición vietnamita que ha pasado por muchas generaciones se ve concentrada en este restaurante. Las recetas con mayor antigüedad y complejidad son honradas en un espacio íntimo de tan solo cinco mesas. Para disfrutar de este lugar y su deliciosa cocina es necesario hacer reservación con 24 horas de anticipación.

Deli’cious by the Market: En el caso de tener un día lleno de actividades o de necesitar una comida más veloz, Deli’cious ofrece sándwiches gourmet de la más alta calidad con combinaciones exóticas, como camarones con salsa Marie Rose y salmón con pepino y mostaza inglesa, entre otras. El pan es hecho en casa y las verduras se cosechan cuidadosamente dentro de la misma propiedad.

El área principal invita a los huéspedes a disfrutar de una comida ligera y bebidas en Bar by The Market, lugar que se convierte en la zona de proyecciones cinematográficas diarias cuando cae el sol.

Las actividades que se pueden realizar dentro de Six Senses Con Dao varían desde clases de cocina, yoga, kayaking y tours alrededor de la isla hasta pasar unas horas bajo las estrellas en el observatorio astral.