The Dylan: High Wine Experience | Hotbook

The Dylan: High Wine Experience

Localizado en el centro de la ciudad de Amsterdam, el pequeño hotel boutique, The Dylan, es uno de los hoteles más contemporáneos y lujosos de Holanda. Originalmente fue un teatro donde se presentaron dramaturgos como Shakespeare, Moliere, Voltaire y  Corneille, o músicos como Antonio Vivaldi. En el siglo XVIII el edificio se quemó y fue hasta 1998 que fue completamente remodelado. El hotel abrió finalmente las puertas en 1999. Está ubicado en uno de los barrios más trendy, con galerías de arte contemporáneo, bares y restaurantes de primer nivel. Además de estar a una corta distancia de las principales atracciones, dentro del mismo hotel hay un sinfín de comodidades que seducen a cualquier huésped.

imagen 7

Específicamente el restaurante del hotel, Vinkeles, es un verdadero destino gastronómico, y no estamos solos con esta opinión, le fue otorgada una estrella Michelín en noviembre de 2009, que respalda la amplia recomendación que les hacemos. Vinkeles se especializa en la cocina francesa y crea una mezcla auténtica entre lo clásico y lo contemporáneo que deleita cada uno de los sentidos. El ambiente también es una mezcla entre el rústico holandés antiguo y el estilo moderno refinado. El restaurante es llevado por el distinguido Chef Dennis Kuipers, quien crea maravillas para el paladar de los comensales en este lugar desde el 2006. Su dedicación y compromiso por ofrecer platillos innovadores con los ingredientes más frescos lo han hecho merecedor del “Guilde van Nederlandse Meesterkoks” (Gremio de los Chefs Holandeses Magistrales), el título más alto al que puede aspirar un chef en este país. La experiencia en el restaurante Vinkeles es intrigante, sin dejar de ser pura; es modesta, sin dejar de ser la representación gastronómica de excelencia.

imagen 2

Para aprovechar al máximo las delicias de Vinkeles, se ha creado el concepto High Wine. Esta es un experimento para las papilas gustativas y el olfato de sus adeptos, durante la cual, se sirven cuatro diferentes vinos, cada uno acompañado por un platillo molecular deleitable que embona a la perfección con la bebida. High Wine se creó en octubre de 2009, inspirándose en el concepto inglés de High Tea y expandiéndolo a nuevos territorios. La selección de alimentos y bebidas es, más que una cena o un simple maridaje, un viaje profundo al alma de una de las gastronomías más delicadas, un clavado a ciegas hacia las profundidades desconocidas de la enología y los placeres que permite alcanzar. Esta experiencia es sorpresiva, pues consiste en poner toda tu confianza en los profesionales y dejarte llevar. En High Wine, con cada estación del año y para cada ocasión especial, se comienza por seleccionar los vinos, pues deben estar en el momento más óptimo para beberse. Muchos de los seleccionados provienen de los nuevos países productores, pues tienen sabores diferentes que son dignos de celebrar y reconocer, y aunque a veces causa controversia, son fieles creyentes de que es esencial descubrir las nuevas opciones del mercado.

imagen 1

Les presentamos a seguir uno de los ejemplos de menús representativos de High Wine en The Dylan, para cualquier gourmet, un must de Amsterdam.

 Amuse and Wine 1: Cecina De León seca, melón Cavaillon, semillas de calabaza and vinagreta de porto rojo. Esto con Weingut Bernhard Eifel Mosel 2011.

Amuse and Wine 1: Platija al sartén con hinojo y ensalada de rábano. Papas a la francesa con salsa tártara. Esto con Petra Unger Kremstal Tradition weinguten Grüner Veldliner Oberfeld 2010.

Amuse and Wine 3: Pechuga de pollo rostizada, zanahoria, nabo, mejillones ahumados y salsas de pan café. Esto con El Mago 2010 Garnacha Terra Alta (Cataluña).

Amuse and Wine 4: Albaricoques escalfados, champaña, moras Goji, yogurt y albahaca griega. Esto con Weingut Tschida Neusiedlersee Samling Auslese.

 

D: The Dylan Amsterdam

Keizersgracht 384
1016 GB Amsterdam

T: +31(0)20 530 2010

Web: dylanamsterdam.com