EXPOSICIÓN JP GAULTIER | Hotbook

EXPOSICIÓN JP GAULTIER

Este verano se realizó la retrospectiva sobre Jean-Paul Gaultier en Le Grand Palais en París. El diseñador, quien no se considera artista sino artesano, inicialmente no quería entrar en un museo pues dice que sus prendas son hechas para ser puestas y no expuestas. Fue el equipo del Museo de Bellas Artes en Montreal quien logró que el creador aceptara que se montará una exhibición de su trabajo, donde el giro está en que quien sea que visitará esta exposición podría ponerse una de las prendas en exhibición.

Esta retrospectiva de cuatro décadas de la carrera de Gaultier, ha recibido desde 2011 a más de 1,5 millones de visitantes en las ciudades de Montréal, Dallas, San Francisco, Madrid, Rotterdam, Estocolmo, Nueva York, Londres y Melbourne. El comisario de la exposición, Thierry Loriot, indicó a la cadena francesa de televisión BFM TV, que Gaultier considera esta exposición más que una retrospectiva, su más grande desfile de moda.

La exposición tiene ocho secciones que empiezan con Nana, el oso de peluche que fue el primer modelo del diseñador,  « La odisea » que contiene los mitos fundadores de Gaultier: el marinero, la sirena y  la iconografía religiosa, la sala del « Punk Cancán », donde se exponen de un lado los vestidos que realizó para famosos como Amy Winehouse, Nana Mouskouri, Ana Wintour o Grace Jones. Sigue el desfile de los modelos « Parisiennes » donde las influencias londinenses y parisinas explotan en esta mezcla de plumas, piel, boas de los trajes para mujeres y hombres.

jp2

A Jean-Paul Gaultier, siempre le han atraído las bellezas fuera de lo común, con un carácter reconocible fuera de los criterios y códigos definidos por las normas de la moda. Esta característica es obvia en la sección « Muse », donde encontramos los modelos que llevaban Madonna en Vogue, Beth Ditto, Mylene Farmer o Kylie Minogue. Según el diseñador lo importante es « más la personalidad del quién lleva puesto una prenda que la prenda misma », como un derecho a la individualidad y a la diferencia.

2

La última sala es un viaje a través el mundo y las etnias, con una colección de vestidos de materiales diversos como piel, clavos o plumas. Todos tan distintos y elaborados, que llevaron entre 32 y 240 horas de trabajo.

Como todos los desfiles de moda, la exposición se acaba con los vestidos de novia. Esta sala inmaculada tiene varios modelos muy interesantes como uno de terciopelo con una máscara de divinidad enorme que cubre literalmente todo el cuerpo. Otra parece ser una mezcla de una jefa india con un penacho de plumas, y otro un soldado con una armadura, enseñando el pecho desnudo y completado por una falda de emperadora.

Obviamente, uno sale de esta exposición con estrellas en los ojos; no sólo es una retrospectiva de la impresionante carrera de Jean-Paul Gaultier sino enseña que Andy Warhol tenía razón calificando como arte, las obras del diseñador.

3

Texto y fotos por: Anne-Sophie Vacher

@LagartijaFeliz

 

Fotos:

Vue de l’exposition Jean Paul Gaultier© Rmn-Grand Palais / Photo François Tomasi