Las 5 exposiciones imperdibles que tuvieron lugar este verano en París | Hotbook

Las 5 exposiciones imperdibles que tuvieron lugar este verano en París

Este verano, la capital francesa ofreció una amplia propuesta de exposiciones: del Hip Hop a la descubierta de México, pasando por una balada en góndola dentro de un museo.

1

Hip-Hop, del Bronx a las calles árabes en el Institut du Monde Arabe

Esta propuesta, bajo la dirección artística del rapero Akhenaton, es un reconocimiento de la cultura hip hopera, abierto a todos. El desarrollo de la historia incluye estas disciplinas: la música, el breakdance y todos los bailes hip hop así como el arte visual, con grafitis.

Esta cultura, más antigua de lo que uno piensa, empezó con los inmigrantes jamaiquinos de Nueva York en los 70. La exposición presenta archivos fotográficos y audios sobre los inicios del Hip Hop en el Bronx, en Francia y en los Países Árabes. Nos muestra la gran influencia de Nueva York en la esfera del Hip Hop mundial incluida Francia.

3

“Lartigue, la vie en couleurs” en La Maison Européenne de la Photo

Cambiando totalmente de tema, la siguiente propuesta nos lleva a la intimidad del fotógrafo Jacques Henri Lartigue con (Lartigue, la vida en colores). La Maison Européenne de la Photo presenta al público un lado desconocido de la obra de este artista, porque, aunque el color representa un tercio de sus fotos, nunca estuvo reconocido de esta manera.

Al descubrir esta selección lo que impacta son los colores y su potencia. No cabe duda de que el artista se sintió pintor a lo largo de su vida. La construcción de los planos se inspira claramente en la pintura.

m4xico1

 “México: Le Vivre Pour y Croire  (México: Vivirlo Para Creerlo) en Parque de la Villette

La linda ubicación del Parque de la Villette, en el noreste de París, recibió la presentación interactiva y gratuita, de México. Cuando uno llega al domo blanco, entra a un universo, no solo porque se parece a una nave espacial, sino porque tiene pantallas en toda la entrada y juegos de luces hasta en el piso. Esta exposición, que se presentó anteriormente en Madrid, Londres y Beijin y es una verdadera invitación al viaje, gracias a su alta tecnología.

Un viaje, desde el impresionante “Vocho”, un Volkswagen Beetle realizado por 8 artistas con más de dos millones de piedras representando unas 9000 horas de trabajo, hasta las pantallas de realidad aumentada que permiten volar arriba de la Ciudad de México.

La gastronomía mexicana, inscrita desde 2010 en el patrimonio inmaterial de la UNESCO, está presentada en varias pantallas interactivas, y algunas especialidades se pueden probar en una cafetería al salir de la exposición.

Aparte de la historia y de los sitios arqueológicos, los asistentes pueden descubrir una fase desconocida de México: su alta tecnología, sus creadores de moda y su dominio en los sectores de la agricultura, del automóvil, de la aeronáutica, de la transformación de las materias primas así como del medio ambiente.

6

Tianzhuo Chen en Palais de Tokyo

Este verano, el Palais de Tokyo presentó una propuesta variada y de alta calidad. Las muestras más impactantes fueron una pequeña Venecia del artista del Sur de Francia, Céleste Boursier-Mougenot y la locura kitsch del artista Chino Tianzhuo Chen.

Tianzhuo Chen, el artista originario de Beijin enseñó su mundo kitsch, ultra colorido y psicodélico con unas obras sorprendentes y originales. Entre ellas, los hermanos luchadores enanos de “Gangster Blood”. Este culto a lo grotesco, es un conjunto de referencias a la cultura de rave londinense, a drogas, a la moda, a la ola hip hop queer, al baile butoh japonés, a la ciencia ficción, a los mangas, al fetichismo, al voguing de Nueva York y a mundo de la moda, es explosivo. Esta exposición llegó gracias a la colaboración entre la K11 Art Foundation y el Palais de Tokyo, ofreciendo una nueva imagen de China.

4

“Acquaalta” de Céleste Boursier-Mougenot en el Palais de Tokyo

Esta exposición es la representación de la inundación anual que transcurre en Venecia. El creador bautizó su obra con el mismo nombre de este factor climático. El artista, quien representa a Francia en la 56ta Bienal de Arte Contemporáneo de Venecia, quiere cambiar la percepción del museo con esta experiencia visual, sonora y táctil. Con “Acquaalta”, el creador transformó el primer piso del museo en una pequeña Venecia con un gran estanque donde góndolas navegan. El espectador se encuentra como participante de la obra y no solo porque está remando. Esta mezcla de flujos de sonidos y de agua transforma en un viaje, demasiado corto, este paseo sorprendente en góndola.

Después de estas propuestas, uno solo puede esperar lo mejor para el otoño.

@LagartijaFeliz