The Fobe House | Hotbook

The Fobe House

El arquitecto Guilhem Eustache, caminó hacia su primera junta con el cliente Dimitri De Clercq y su familia, lanzó un manojo de figuras geométricas tridimensionales en la mesa y dijo, “Aquí tienes tu casa. ¡Juega con ella!” Esperando planos y dibujos tradicionales, De Clercq, estaba desconcertado. Pero inmediatamente su padre entendió la idea. Poco tiempo después, todos en la mesa jugaban con los cubos y rectángulos, dejando volar su imaginación.

En efecto, para toda la fuerza e intensidad que carga el diseño de Eustache´s, formalidad minimalista plena, hay un aspecto juguetón de la Fobe House. Es algo casi mágico.    

Posteriormente se construyó en las afueras de Marrakech, Marruecos, con las Montañas de Atlas como telón de fondo. Se han escrito docenas de artículos de revistas anunciando el ingenio del arquitecto; se le ha comparado con el compuesto de Stonehenge, las pinturas surrealistas de Giorgio de Chirico, los relojes de sol en el observatorio de Jantar Mantar, en la India;  la Casa Malaparte en la isla de Capri (el núcleo de la película de Jean-Luc Godard Contempt); las esculturas de tierra deDonald Judd; los pueblos de Berber y el cráter del Apollo 11 que aterrizó en la luna. Es una larga lista de referencias… Así que llegamos al acuerdo de que la casa es evocativa. Va por buen camino para llegar a ser una casa icónica.

fobehouse_galeria03

 

Aunque, lo que encuentro más fascinante sobre la estructura es la manera cómo juega con la ilusión y la percepción, cómo sus tesoros se desenvuelven gradualmente, revelándose uno por uno, en un viaje temporal. Mientras que el espacio puede ser observado y apreciado desde una distancia, el arreglo formal permite a las figuras fuertes en el extenso paisaje sean vistas, al igual que  la belleza de la arquitectura por si misma tiene que ser experimentada.  Como una sirena de la mitología antigua o una Femme Fatale en una película del género Film Noir, La Fobe House  se burla de ti, te seduce  gradualmente tambaleándote.

Eustache ha retenido su grupo inicial de módulos de bloques de construcción, los cuales fueron hechos de materiales de origen local. Aquí también él juega con nuestras percepciones. Sin embargo las estructuras siguen viéndose  austeras, blancas y ultra modernas, de hecho se incorpora arcilla y tadelakt (enlucido de cal a prueba de agua, usado en Palacios Marroqusí y hammans). Él quería “establecer un diálogo con la tierra, la vegetación y las montañas”, que eventualmente incluía plantar más de 500 eucaliptos, olivos y árboles frutales.

El arquitecto también aplicó técnicas de construcción tradicionales que se adaptan a las preocupaciones por el clima particular de la región.  De hecho, la casa está tan bien aclimatada, que el dueño sólo necesita calentar la casa diez días cada año, durante las noches  más frías. Asombrosamente, el arquitecto, únicamente enciende el aire acondicionado de diez a quince días por año, en el verano. Increíble tomando en cuenta el calor del desierto de Sahara.

fobehouse_galeria04

 

La casa es aproximada por una calle estrecha y lodosa que recorre el borde de la propiedad. Posteriormente uno pasa manejando tres estructuras estelas —que sirven como un tipo de “puerta” al edificio—, tres estructuras pequeñas, dos cubos que se intersectan, la caseta de vigilancia, un paralelepípedo largo y estrecho, un garaje para dos autos; y afuera, un tipo totem extremadamente alto que funciona como chimenea. Aquí estamos definitivamente en un paisaje lunar; sin embargo seguimos en medio del desierto y con cada elemento sirviendo su propósito sumamente funcional.

Aproximarse a la casa en sí es más que un viaje. A distancia, la fachada parece una pared plana blanca, como una incongruente pantalla de auto cinema en medio de la tierra árida habitada por ningún hombre. De Clercq, el dueño, quien produce y dirige cine, ha tenido fantasías sobre la idea de proyectar películas en la pared.

Pero mientras te vas acercando, esa pared literalmente “se abre” y  te encuentras, como en un kaleidoscopio, que lo que pensabas que era sólo pared, son de hecho tres paredes escalonadas —o “navegan” como lo describe un escritor— una levemente arriba de la otra, la segunda está estriada con siete figuras cortadas en posición vertical. Conforme uno se va moviendo  alrededor de la esquina de la casa,  ve la esquina izquierda de la fachada, uno se da cuenta de la que se encuentra justo en la entrada principal de la Fobe House. Lo cual trae una segunda revelación: las entradas estrechas entre las paredes, son de hecho pasadizos secretos a los tesoros escondidos. Hay una esbelta escalera intercalada entre la primera y la segunda pared que lleva al techo y a ver la propiedad entera. La puerta principal está entre la segunda y la tercera pared; y en el pie de la entrada principal, completando el contorno rectangular de la vivienda, se encuentra una piscina con agua turquesa –completa con un foso suspendido- que te guía a la entrada.

fobehouse_galeria02

Si uno tuviera la suficiente suerte para tocar el timbre o gritar (“ábrete sésamo”), la puerta se abriría hacia ti, e instantáneamente tendrías una clara vista sobre la longitud de toda la casa el Winter living room,  las puertas correderas de cristal, y la terraza pequeña que fue construida alrededor de una palmera- y afuera en el lado contrario del largo cuboide.

Y como cualquier femme fatale,  que bien se aprecie, mientras que el exterior a distancia presenta un ambiente cool atrayente hacia adentro, el interior al contrario lo empuja a uno afuera, hacia el sol del desierto, a un verdadero oasis.

Regresando a mi teoría de los bloques de construcciones, la sección principal de la Fobe House, está compuesta por dos formas rectangulares, e incluso perpendiculares una a la otra, creando una figura “T”.  La primera casa sola,  tiene dos salas de estancia, una cocina, dos recámaras y dos baños completos.  El segundo rectángulo, casi del mismo tamaño que la casa, es la piscina; y sin duda la parte trasera de la casa presenta una cara muy distinta.

La sala de estancia de verano, el cuarto más grande de la casa, ubicada en el centro y a la vez alineada con las puertas de cristal, a la terraza larga que se extiende hasta el fondo de la casa. Mientras que la fachada del lado noroeste está sin ventanas,  la pared del sureste embarca el sol del desierto ardiente con brazos abiertos. La sala de estancia de verano está bendecida con la vista del agua refrescante color turquesa de la aparente piscina infinita.

fobehouse_galeria01

La piscina en sí es bastante llamativa, el agua es como una hoja de cristal absolutamente paralela al corte de piedra que se alinea a las esquinas y fluye sin problema hacia el pavimento de la terraza. Las pasarelas de piedra que envuelven el contorno de la piscina y la completa parte trasera de la casa están voladas y flotando a 50 cm sobre la tierra, creando otra ilusión: la casa y la piscina, como un  espejismo o una alfombra voladora, flotan arriba del mundo desierto.

Pero la ilusión definitiva destaca orgullosamente en el lado opuesto de la piscina. Ahí, naciente justo fuera del agua, Eustache construye una escalera a ningún lado o quizá, al paraíso. Es muy extraño. La estructura tipo gradas es definitivamente funcional. Es un sitio maravilloso para secarse o darse un baño de sol después de una deliciosa nadada; y detrás se localiza la pequeña casa de huéspedes que se encuentra oculta. Pero desde junio a septiembre,  la escalera crece junto a los árboles de olivo y bajo el cielo azul.

Sin embargo entre los meses de octubre y mayo, cuando los días son más claros, la madre naturaleza nos comparte de las vistas más hermosas. Las montañas de Atlas mágicamente emergen en el horizonte, directamente detrás de la pared “escalerada”, creando un fondo dramático a la escena entera. En ese preciso momento, las escaleras hacen perfecto sentido.  Embrujado por la belleza etérea de las montañas majestuosas, uno inesperadamente se encuentra con un deseo abrumador de subir las escaleras… de subir cada vez más alto, yendo más allá de los siete escalones, llegando a las montañas y con  suerte, hasta el cielo.

fobe_PORTADA

¡Abracadabra!