Hoteles que conversan | Hotbook

Hoteles que conversan

Cualquier viajero sabe que un hotel es más que un lugar para dormir. Es nuestro hogar lejos de casa durante un periodo de días y muchas veces lo que buscamos no es la mayor comodidad, sino un lugar con historia, donde los pasillos y habitaciones guardan un secreto que nos transporta a otra época. Si eres de los viajeros que ve más allá de la habitación doble o sencilla, de fumar o no fumar. Estos hoteles son para ti, hospitales, escuelas, cárceles, palacios y monasterios renovados, que aún mantienen su historia y son capaces de satisfacer al viajero más exigente.

España – Hotel Parador de Santiago de Compostela

Ubicación
Historia, lujo y tradición se combinan en el Parador de Santiago de Compostela. Ubicado en el centro de la Plaza Obradorio, a unos pasos de la Catedral de Santiago, este monumento nacional es uno de los lugares más visitados de la ciudad. El cual recibe a viajeros y peregrinos desde 1499, año en el que el edificio fue fundado como un hospital, que recibía a todos los viajeros que llegaban a Santiago. Se dice que es el hotel más antiguo del mundo.

hoteles_04

Habitaciones
Techos abovedados, muebles antiguos y piezas arte del siglo XVII y XVIII como replicas del Greco, decoran los espaciosos cuartos. Desde su ventana se pueden apreciar dos de los patios internos con fuentes y jardines rodeados de arbustos, que nos transportan a la época del renacimiento español.

hoteles_05

Actividades
Ya sea que hayan llegado a la ciudad después de una larga peregrinación o simplemente vienen de paso, les recomendamos contratar un tour privado para conocer un poco más acerca de su historia. El hotel ofrece este servicio todos los días a partir de las 12pm a las 6pm. También organiza un día de visita a alguna ciudad cercana como: Rías Baxias, Rías Altas, Barbona Barbanza, Finisterre y Costa do Morte, Vigo, Portugal, Coruña. Si pueden planeen su viaje para los meses de Julio y Agosto, cuando la ciudad celebra varios festivales como el del Apóstol Santiago.
Para consentir al paladar, el hotel cuenta con dos excelentes propuestas culinarias. Si desean una cena formal les recomendamos el restaurante Dos Reis un menú con mariscos del atlántico, cortes de carne locales y una gran selección de quesos de la región. Para algo más relajado, está el restaurante Enxebre de comida gallega. Ambos se encuentran ubicados en el área que solía ser los establos del hospital.

hoteles_06

Cartagena – Convento Sofitel

Ubicación
Cartagena de Indias se ha convertido en uno de los destinos más chics del Caribe, un verdadero secreto destapado desde hace pocos años. Fundada en 1533 la ciudad sufrió múltiples saqueos del pirata Drake y para protegerse los cartagineses decidieron construir muros que utilizaron como fuerte, los cuales se convirtieron en un distintivo de la ciudad. Dentro de estas paredes, en la parte vieja de la ciudad en el Barrio de San Diego, se encuentra el Convento Sofitel Cartagena. Un hotel de 121 habitaciones construido en el casco de lo que solía ser un convento, a sólo unos pasos del Palacio de Inquisición, con la mejor ubicación en la ciudad.

Habitaciones
Las 121 habitaciones se dividen en estilo colonial y contemporáneo. Las 17 suites renovadas, datan de 1930 y cuentan con altos techos, muebles antiguos y vista a la alberca o el mar. Las otras 105 habitaciones son totalmente nuevas, y desde ellas se puede admirar la parte vieja de la ciudad o los jardines interiores en los cuales se pasean tucanes.

Actividades
Al igual que en su arquitectura, la cocina del hotel mezcla lo mejor del sabor colonial con el contemporáneo. En el Restaurante 1621, lo que solía ser el comedor de las monjas, se sirven platillos fusión con recetas europeas e ingredientes del Caribe. Para un opción más relajada se encuentra El Claustro, en el que se sirven desayunos y buffet a la carta con una cocina estilo brasserie francés, les recomendamos pedir una pizza gourmet, se sirven todos los días a partir de las 5:30 de la tarde.

Hace 400 años este lugar era conocido como el Coro, en el que las monjas se reunían a cantar. Hoy mantiene el mismo nombre, pero se ha convertido en un exclusivo bar que deben visitar en fin de semana para ver a los locales rumbeando al son de un cuarteto cubano.

 

Suecia – Langholmen Hotel

Ubicación
Lo que solía ser un isla llena de lodo con dos de las prisiones más importantes del país, se convirtió en un lugar lleno de hermosos paisajes gracias al arduo trabajo de los presos que se dedicaban a sembrar todo tipo de plantas y flores. La prisión dejo de operar en 1975, los enormes muros siguen decorando el hotel, sólo que en vez de alambres de espinas ahora hay flores. Ubicado en el centro de la capital sueca, se encuentra a una corta distancia de la playa, caminos para correr y parques. Con sólo cruzar el puente se llega a las mejores tiendas y teatros de Estocolmo.

Habitaciones
Las celdas han sido renovadas y en donde antes había barrotes ahora hay grandes ventanales. A diferencia de los ocupantes pasados, el visitante puede quedarse con su llave y por supuesto pedir servicio a cuarto, algunas habitaciones mantienen un poco de la decoración de la prisión. Todas cuentan con servicio de internet inalámbrico gratis.

hoteles_02

Actividades
Tanto en su decoración como espacio este lugar exhibe con mucho orgullo lo que alguna vez fue, por ello además de las habitaciones y restaurantes cuenta con diferentes actividades que involucran escapar de la prisión como si los huéspedes fueran presos. Los visitantes pueden participar en grupos que intentan escapar con la ayuda de un guía y además pone a prueba sus habilidades atléticas, al intentar escalar uno de los muros más altos del lugar. Para terminar el día les recomendamos una vista al museo de Langholmen que ilustra la historia y los misterios que envuelven a este lugar.

Si prefieren un plan más tranquilo pueden solicitar uno de los paseos en Kayak. La mitad de Estocolmo está cubierta por agua y que mejor manera de conocerla que a través de sus canales.

hoteles_03

 

India – Ahilya Fort

Ubicación
A orillas del rió sagrado Narmada, el quinto más largo del país cuyo nombre en sanscrito significa “el que está dotado de felicidad”, se encuentra el Hotel Ahilya Fort en la ciudad Maheshwar.
La reina Maharani Ahilya Bai Holkar vivió aquí de 1765 a 1796 y construyó Ahilya Wada. Sin embargo este imponente palacio estuvo deshabitado por 400 años. Hasta que en el año 2000 el príncipe Ricardh Holkar (hijo del último Maharajá de la ciudad de Indore), y su esposa convirtieron este lugar en una residencia para visitantes hoy conocida alrededor del mundo como Ahilya Fort.

Habitaciones
Cuando el príncipe Holkar comenzó con la renovación en el año 2000, la propiedad no contaba con agua corriente. Actualmente mantienen el rústico exterior del siglo XVIII, pero su lujoso interior le ganó una distinción de la cadena Relais & Châteaux. Las 13 habitaciones se encuentran distribuidas en 6 edificios, todas decoradas de manera distinta y algunas cuentan con vista al río.
Para una verdadera experiencia hindú les recomendamos pedir la casa de campaña del Maharajá, una enorme habitación con comedor, ubicada en un jardín privado con vista al río y los templos.

Actividades
Si hay algo que caracteriza a este lugar es el cuidado en los detalles, aquí los huéspedes realmente gozan del trato de la realeza. Empezando por la comida. El chef Kalyan Singh y su equipo preparan un diverso menú de cocina internacional e hindú. Todos los platillos están acompañados de vegetales orgánicos y frescos que crecen en el jardín del hotel. Además, cada comida es un banquete andante. Ya que los desayunos se sirven en la terraza Mandap, la cena se disfruta a la luz de las velas en la alberca, y si esto no es suficiente pueden pedir un picnic nocturno a la mitad de la isla que se encuentra en el río Narmada.

Para conocer un poco más acerca de la cultura de este paradisiaco lugar, durante el día pueden dar un paseo por los alrededores del hotel. En uno de los barcos tradicionales de madera que están a su disposición, para pasear por el río, ver aves y disfrutar del atardecer con una taza de té o una copa de champaña.
A una corta distancia se encuentra la sociedad Rehwa, un centro de telares donde las mujeres crean los famosos textiles de gossamer maheshwari, un gran regalo para llevar a casa. Por último no se pueden perder una visita a la escuela Ahilya, fundada por el príncipe Holkar hace 25 años, la cual ofrece a los huéspedes la oportunidad de patrocinar la educación de un niño.

Alemania – The Bauhaus Dessau Foundation

Hotel
Después de una profunda renovación tras la caída del muro de Berlín, este icónico edificio de concreto y cristal en Dessau, considerado patrimonio mundial de Alemania reabre sus puertas. Es una parada obligada para cualquier amante de la arquitectura y el diseño. Actualmente alberga la Fundación Bauhaus Dessau, que se dedica a conservar y difundir el legado de está famosa escuela de diseño que funcionó de 1919 a 1933. Diseñado por Walter Gropius, se divide en tres secciones, colección, taller y academia.

Habitaciones
Si buscan un lugar cargado de historia no hay una mejor opción. Los huéspedes pueden quedarse en los dormitorios, que alguna vez funcionaron como cuartos para los estudiantes. Los once pisos del edificio de concreto completamente renovados, ofrecen habitaciones de uno, dos y tres cuartos. La casa de huéspedes es un típico edificio prefabricado de los años setenta, con vista a los jardines y la ciudad.

Actividades
La fundación sigue promoviendo el diseño de la escuela, por lo que los visitantes pueden tomar uno de los tours privados por el edificio al igual que excursiones a otros sitios arquitectónicos cercanos, muy importantes en la historia del diseño alemán. A unos pasos de distancia se encuentra el centro de la ciudad, con tiendas y restaurantes, la mejor manera de recorrerlo es en bicicleta.

PORTADA_hoteles