House Of Malakai | Hotbook

House Of Malakai

#HOTfashion

Sombreros y head-pieces personalizados y artesanales se abren puerta en el mundo de la moda como un must en el armario de cualquier trend-setter.

¿Cuál es tu proceso creativo para una nueva pieza?
Ahora ya no tanto, pero siempre comenzaba con un boceto. Ahora que he dibujado tantos hay muchas técnicas que he ido adquiriendo y no necesito comenzar desde ese punto siempre. Hago modelos en 3D o pirámides, es muy interesante. Los primeros modelos, los originales, siempre comenzaban con un boceto, después un patrón y de ahí se creaba lo demás. Cada vez tengo más patrones y formas emblemáticas, por lo que ahora, muchas veces, ese es mi punto de partida. Me gusta hacer cosas nuevas, por lo que no encontrarán muchas piezas que haya hecho más de una vez.
Trabajo en Bali, en una pequeña casa indonesia que arreglé como estudio. Vivo ahí seis días a la semana, con otras nueve personas que en realidad trabajan, pero prácticamente viven conmigo. Frecuentemente, después de hacer la forma y el patrón, le paso el sombrero a alguno de ellos. Yo hago todas las formas, pero no podría hacer todo después de eso y darme abasto. Pero eso sí, les enseño exactamente cómo hacer cada paso del proceso para cuidar la calidad de la pieza. La mayor parte de las cosas que han hecho conmigo no las han hecho nunca. Tienen experiencia con diferentes materiales, pieles, etcétera, pero el trabajo en mi estudio es muy artesanal. Mientras más cercanos nos volvemos, mejor trabajamos juntos. Ahora entienden mejor mi lenguaje creativo y eso es muy cool. He intentado hacer outsourcing, pero la calidad nunca es la misma.
En Bali el trato es muy personal, es importante cuidar a las personas con las que trabajas, hay mucho corazón y una conexión muy particular que no sucede en otros lugares del mundo donde hay muchas reglas, leyes y políticas; es diferente.

¿Con quién te gustaría colaborar en un futuro?
Me gusta mucho colaborar, en general, pero no se me ocurre un ejemplo en particular. Hay personas a las que me gustaría mucho darles un regalo, crear algo para ellas en particular, porque son mis musas, como Björk o Grace Jones, son íconos.

¿Tu familia te orilló o apoyó para comenzar en esta profesión?
No, para nada. Mi familia es muy conservadora, son cristianos. Se han vuelto un poco más abiertos por su experiencia conmigo y lo que he traído a su entorno. Siempre tuvieron inclinación hacia el arte, pero mi inicio en esta profesión fue más una cuestión de rebeldía. Fui autodidacta. He hecho algunas cosas the hard way; pero en relación a mis amigos, mi familia y a tener amor en mi vida, creo que siempre he hecho las cosas bien.