HUSET | Hotbook

HUSET

Se pronuncia acentuando la “u” y significa, simplemente, “la casa de” en danés o sueco. La cocina que encontrarás es de campo, esto quiere decir que todo es preparado al carbón y a la leña, casi sin utilizar gas y con ingredientes totalmente frescos, tanto, que el menú se renueva diariamente, con excepción de un par de platillos icónicos que se han vuelto fijos a petición de unos cuantos comensales frecuentes.

Walter Meyenberg y el chef venezolano Maycoll Calderón inician este exitoso proyecto de caprichos personales hace apenas 6 meses, y digo caprichos porque todos los espacios que conforman este lugar, son ideas originales exactamente de lo que ellos deseaban, el restaurante abierto, un b&b, una cafetería, un estudio de yoga, un nail spa y barbería y su propia concept store. Cada uno ha hecho su parte, Walter con la idea creativa y el impecable diseño, y Maycoll con el sabor y la pasión por la cocina.

HUSSET1

El diseño del lugar gira en torno a salir de lo cotidiano, de la ajetreada ciudad en la que vivimos y entrar a un espacio natural, rodeado de verde, con grava en el piso y espacios abiertos. Fue por insistencia de Walter que se instaló un techo retráctil, para disponer de un lugar al aire libre o cerrarlo según las necesidades de la versatilidad. El lugar está decorado con un mural pintado especialmente para ellos por Seher One, reconocido artista urbano. Todo el entorno de Huset se suma a la rica comida casera para ofrecer una experiencia idílica durante la tarde.

HUSSET3

Por la noche, el lugar se convierte en un ambiente totalmente diferente, guirnaldas de focos en el techo iluminan el amplio patio lleno de vegetación con luz cálida y generan una sensación acogedora y romántica.
La coctelería, creativa y variada, ofrece la opción de preparados virgen para quienes no deseen alcohol, y cuenta con una sección completa de drinks con ginebra. En particular, hay que probar el Callejero, un coctel con mezcal y cerveza clara artesanal.

HUSSET6

En el menú encontrarás un poco de todo, desde hamachi con vinagreta de coco, chiles y limón, ribeye a la parrilla con puré de hinojo; mejillones con sofrito de jitomate y perejil o un atún con arroz y jengibre, aguacate y cilantro. El menú varía de acuerdo a los ingredientes frescos de cada estación ‒muchos provenientes de su propio huerto‒ pero los platillos fijos son una excelente recomendación, como el robalo a la leña con puré de camote y jitomate cherry o los gnocchi con crema de limón, hongos y parmesano. ¡Ah! Y no hay que perderse el pan, que llega caliente a la mesa con hierbas y aceite de oliva. Para cerrar, el flan de plátano con helado de coco y ralladura de limón amarillo.

HUSSET9

Los planes no se acaban con el éxito obtenido durante estos primeros meses –en cualquier fin de semana, sin reserva no hay manera de obtener una mesa–, siguen trabajando en nuevas ideas, como tener una mesa exclusiva junto al huerto, para aproximadamente seis personas, en donde los comensales comerán el menú que el chef seleccionará especial- mente para ellos ese mismo día.

La visita a Huset es una experiencia completa, totalmente recomendable por su cocina, y además agradable para una larga sobremesa cuando se quiera salir de la rutinaria vida citadina.
D. Colima 256, col. Roma Norte
T. 5511 6767
husetroma.com