La Fundación Louis Vuitton | Hotbook

La Fundación Louis Vuitton

París se ha destacado por convertir sus espacios culturales en lugares míticos e históricos para la escena del arte en el mundo. La Fundación Louis Vuitton abre una nueva esfera dedicada al arte, pero sobre todo al arte contemporáneo. Comprometidos con la idea de generar una experiencia especial, el espacio recibe a los visitantes con una serie de comodidades tecnológicas, como las tablets programadas con un recorrido digital que facilita el disfrute del usuario a lo largo de su estancia. El museo pretende generar un intercambio significativo entre los artistas y los espectadores, creando un diálogo espontáneo que genere tanto emoción como contemplación hacia el arte al que nos enfrentamos hoy en día. Sí, la Fundación Louis Vuittondeberá figurar en su agenda la próxima vez que visiten esta ciudad. No solamente por la colección sino por la impresionante arquitectura que sostiene el proyecto.

04

Frank Gehry tuvo el reto de diseñar un espacio que representara la arquitectura del siglo XXI y no solamente eso, sino la labor de sustentar una premisa según la cual el edificio fuera en sí mismo la primera manifestación artística de la colección. La construcción define de manera acertada lo que representa Louis Vuitton. Este espacio de acabados perfectos y desniveles que conducen de manera diegética al asistente entre una sala y otra, nos habla de la complejidad y asertividad del diseño. En la parte superior del recinto se encuentran las terrazas que descubren una vista panorámica de París muy distinta a las que estamos acostumbrados como turistas. En esta ocasión, al estar ubicado muy cerca de La Défense, la perspectiva de la ciudad se muestra de una manera atípica y refrescante.

02

Existe una característica distintiva en esta iniciativa cultural y es que la Fundación es privada. Esto ha sido posible gracias al patrocinio del corporativo LVMH y por ello ha logrado que el proyecto se enriquezca a partir de la libertad artística que lo define.

Cada vez hay más fundaciones de las casas de alta costura que desean celebrar el arte mediante espacios que permitan al público disfrutar de obras que, de otra manera, difícilmente podrían verse. Parece bastante lógico pensar que el equipo de Louis Vuitton hiciera lo propio, si recordamos que desde los años ochenta se han visto colaboraciones interesantes de la marca con diferentes artistas contemporáneos. Olafur Eliasson, Bob Wilson y Ugo Rondinone se han encargado de diseñar los escaparates navideños de la marca en algunas ocasiones. Y el mismo Marc Jacobs, director creativo de la marca hasta 2013, pidió colaboraciones a Yayoi Kusama, Takashi Murakami y Richard Prince entre otros artistas para el desarrollo de sus colecciones. El resultado de esas fusiones que se han dado desde hace ya más de dos décadas, concluye con este ambicioso proyecto dirigido por Bernard Arnault.

05

Arnault pretende enfocar la colección permanente hacia la evolución de las tendencias y a la creación contemporánea en el arte. Sin embargo, el presidente entiende la importancia de incluir obras desde una perspectiva histórica y es por esto que la compilación cuenta con piezas modernistas del siglo XX buscando, de esta manera, facilitarnos el acercamiento hacia las nuevas propuestas. Entre los artistas destacados de esta particular curaduría se encuentran Sigmar Polke, Rachel Harrison, Akram Zaatari y Alberto Giacometti, entre otros. Esta colección se encuentra en constante evolución, dedicada a la elección de piezas producidas a partir de 1960. Las exposiciones temporales son organizadas junto con otras instituciones privadas o públicas, y se mostrarán colecciones privadas con la participación directa de los mismos artistas.

Otra particularidad de la Fundación es que ha sido sede de pequeños espectáculos musicales. Durante la inauguración, el pianista Lang Lang ofreció un concierto seguido por la banda electrónica Kraftwerk. El sitio también fue centro de los fashion shows de la marca durante la Paris Fashion Week, en marzo de 2015. Este evento implicó la construcción de dos enormes esferas con acabados geométricos, ubicados en la parte posterior del museo, donde Kanye West también realizó una serie de espectáculos privados.

En tiempos donde el consumidor no se conforma simplemente con observar una pieza, sino que demanda una experiencia, se puede estar seguro de que la adquirirá sin indiferencia al visitar este espacio. Nada de esto sería posible si no fuera por la presencia del conjunto arquitectónico, de las piezas seleccionadas y por las actividades que se sostienen virtuosamente a partir de una congruencia estética impecable. Sin duda, París puede presumir de otra reliquia artística sumada a su grandiosa herencia cultural que la afirma como la maravillosa ciudad de las luces.

T. + 33 1 40 66 96 00

D. 8 Avenue du Mahatma Gandhi, 75116 Paris, France

fondationlouisvuitton.fr