Las Maravillas de los Andes | Hotbook

Las Maravillas de los Andes

Un viaje a las alturas.  Una aventura hacia lo inhóspito, mágico y profundo de Los Andes.  La única excursión donde podrán ver lagunas de colores, campos de bórax, volcanes, cráteres activos con lava en ebullición, desierto y el salar más grande del mundo en una misma semana.

Las condiciones del viaje son extremas.  El frío, sobre todo en las noches, es penetrante; la altitud puede ocasionar mareos o taquicardia en algunos casos; es un lugar en medio de la nada sin redes de comunicación, electricidad y las necesidades básicas a penas cubiertas.

Pero para quien tiene hambre de aventura y sed de descubrimiento, los paisajes de los Andes Bolivianos son un destino que no se pueden perder.

andes_PORTADA

Las Maravillas de los Andes

Cómo llegar:

Aunque hay varias maneras de llegar a este destino, una de las salidas más comunes es desde la ciudad boliviana llamada Tupiza.  Es un lugar mágico y pequeño localizado cerca de la frontera de Bolivia con Argentina.  Otro punto de partida importante para esta expedición es la ciudad de Uyuni.

El viaje inicia al alba en una camioneta 4×4 con un chofer boliviano, un cocinero/ayudante boliviano, y un grupo de 6-8 personas.  Tiene un costo aproximado de 100-150 USD por persona que incluye transporte, todos los alimentos y hospedaje.

Al emprender camino, entre más suben a las montañas, más árido y frío se vuelve el entorno.  A las pocas horas se deja de ver cualquier indicio de civilización.  No hay postes de luz, caminos pavimentados, gente, casas; solo un cielo cada vez más despejado y cercano.

Después de varias horas de recorrido, se arriba al primer paisaje espectacular: la Laguna Verde.  Esta es un espejo color verde esmeralda a 4,350 metros sobre el nivel del mar.  Su hermoso color se debe a las altas cantidades de magnesio que contiene el agua.  En ella se puede apreciar el perfecto reflejo del volcán Licancabur.

El grupo permanece unos minutos ahí y posteriormente se dirige hacia la siguiente locación: Sol de Mañana.  Pocas veces en la vida se tiene la oportunidad de observar un paisaje tan imponente y diferente.  Sol de Mañana se le llama a una zona de aproximadamente 2 Km. 2 cubierta por cráteres de distintos tamaños.  En estos se aprecia una alta actividad volcánica donde se ve la lava en ebullición, géiseres, explosiones de vapor que alcanzan más de 40m de altura, fumarolas y emisiones de distintos gases. Si nos imagináramos la superficie de otro planeta, seguramente se parecería a este esplendoroso lugar.

ANDES_GALERIA04

Próximo destino: la Laguna Colorada.  En el camino pueden apreciar campos de bórax.  En primera instancia parecen salares por el color blanco, pero al verlos bien, la textura es distinta,  igualmente fascinante.  Después de un largo recorrido, se llega a la majestuosa Laguna Colorada: 60 Km.2 de superficie color rojo con pequeñas islas de hielo y el reflejo de las montañas a su alrededor.  Su pigmentación se debe especialmente al tipo de algas que contiene el agua, de las cuales se alimentan los más de 20,000 flamencos de distintas especies que nidifican ahí.  Es un paisaje casi surrealista por su rareza y distinción.

Al día siguiente, se emprende camino hacia el Salar de Uyuni para llegar minutos antes de que salga el sol a la llamada Isla del Pescado.  Una isla llena de cactus que alcanzan los 10m de altura en medio de una inmensidad de sal.  El piso se ve completamente blanco, cuarteado en figuras casi idénticas hasta el horizonte.  El salar de Uyuni es el más grande del mundo con 12,000 Km. 2 de sal que anteriormente eran lagos prehistóricos. El amanecer ahí produce un efecto muy especial de reflejo que deben ver por sí mismos.  La belleza de este lugar es indescriptible.  En el mismo salar se puede ver la recaudación de sal que sucede de manera tradicional formando montecitos que son recogidos y comercializados.  También un hotel hecho completamente de sal.  Resulta muy interesante pero poco acogedor.  A la orilla del salar, se encuentra una necrópolis donde se descubrieron momias de más de 2,000 años de antigüedad. Posteriormente, se dirigen a San Juan de Rosario, un pueblito muy pequeño con pocos habitantes donde pasan la noche en un albergue.

El último día del viaje es igualmente espectacular.  La excursión se encamina hacia el desierto de Siloli. Un paisaje lleno de arena rojiza poblada por escasas llamas y vicuñas salvajes.  En una zona de este desierto, se encuentran formaciones rocosas de grandes proporciones siendo el Árbol de Piedra la más famosa por su extraña forma delgada en la base y ancha arriba. Así mismo, se visita la última laguna del recorrido, la Laguna Hedionda.  Esta tiene aguas termales que le dan el peculiar olor digno de su nombre.  Sin embargo, es una vista rodeada de montañas, reflejos, flamencos, hielo y agua que vale la pena.  Quien guste se puede meter a las aguas termales que están a temperaturas altas a pesar del frío exterior.

Al atardecer, se regresa al pueblo donde inició la expedición para darle fin.  La experiencia de viajar a lo más profundo de los Andes es completamente inolvidable. Si tienen ansia de aventura y aguantan las condiciones severas del viaje, no se lo pueden perder.

andes_galeria01

[toggle Title=”Dónde dormir “]

En el momento en que se suben a la camioneta 4×4 con rumbo a las montañas, se pueden olvidar de organizar su viaje pues ya está previamente planeado por los guías bolivianos.  En las noches los grupos duermen en casitas de adobe de familias que viven ahí, o en albergues, dependiendo de la locación.  Generalmente las recámaras cuentan con varias literas donde todo el grupo pasa la noche.  Son habitaciones mixtas y sumamente frías.

Existe también la posibilidad de una expedición un poco más cara, más lujosa y menos aventurera en la que podrán dormir en el hotel de sal y el hotel de piedra con habitaciones más amplias y convencionales.

[/toggle]

[toggle Title=”Qué comer”]

Dada la ausencia de habitantes a esa altura de las montañas, no hay tiendas ni restaurantes por lo que todo lo que comerán durante la expedición se lleva en la camioneta desde el principio del viaje.  Es alimento muy sencillo que consta básicamente de fruta, pan, dulce de leche, arroz, frijoles, carne de llama, té y café.

[/toggle]

[toggle Title=”Qué llevar “]

Vayan preparados para el frío: Sacos de dormir, ropa térmica y chamarras indispensables.

  • Cámara fotográfica/video sugerida
  • Linterna
  • Dinero en efectivo
  • Zapatos cómodos (tenis de montaña o botas de preferencia)
  • Guantes y calcetines calientes
  • Bloqueador o protector solar
  • Toallas
  • Lentes de sol/gorra/sombrero
  • Traje de baño para las aguas termales

[/toggle]