EL LOBO MARINO DE CALIFORNIA | Hotbook

EL LOBO MARINO DE CALIFORNIA

El lobo marino de California (Zalophus californianus) es, sin duda, una de las especies más emblemáticas de la Península de Baja California. ¿Quién no ha escuchado hablar de ellos o ha sido testigo visual o auditivo en sus viajes a Ensenada, La Paz o San José del Cabo? Pero pocos saben, los más aventureros y amantes de la naturaleza, que existe la oportunidad de observarlos en las islas, tanto del Golfo como del Pacífico de Baja California, que son los perfectos ecosistemas naturales para ellos.

Los lobos marinos son pinnípedos, esto quiere decir que son mamíferos carnívoros adaptados a vivir en el agua, con un cuerpo alargado y extremidades cortas en forma de aleta; además, pertenecen a la familia de los otáridos, estos tienen unas pequeñas orejas visibles y son capaces de caminar con sus extremidades. Esta es la principal diferencia con la familia de las focas.

lobosmarinos_galeria01Uno de los sitios más conocidos en México donde se ofrece el servicio turístico de observación y buceo con lobos marinos es el Parque Nacional Archipiélago de Espíritu Santo, un conjunto de islas al que se llega en embarcación desde La Paz, Baja California Sur. Al ser considerado área natural protegida (ANP), solo permite actividades de ecoturismo, como campismo, kayak, caminata, pesca deportiva, buceo y navegación; para lo que se tiene que pagar (no más de $100) por un permiso de ingreso.

Otro lugar maravilloso e imperdible para todos aquellos amantes de los animales, la naturaleza y la aventura, donde se puede realizar la observación de varias colonias de lobos marinos es el Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California; se tiene que viajar por tierra casi ocho horas de Ensenada a un poblado llamado Bahía de los Ángeles que se va transformando poco a poco en paisajes de desierto y cactáceas, que atraviesa incluso el famoso valle de los Cirios, casi hasta llegar a la frontera de Baja California con Baja California Sur. Pero este trayecto es solo el principio, el área natural protegida cuenta con cinco islas cercanas de reproducción de lobo marino de California, mejor conocidas por la gente de la región como “loberas”.

lobosmarinos_galeria02

Para llegar a las diferentes loberas de la región se tiene que pagar por el permiso de ingreso al ANP y de ahí se toma una embarcación, conocida como “panga”. Esta parte de la aventura también tiene su encanto, ya que el paisaje que ofrece es extraordinario. Hay que atravesar primero la bahía, que es santuario del pez más grande del mundo, el tiburón ballena, para después cruzar el Canal de Ballenas, en donde se pueden observar otras muchas especies de mamíferos marinos, como cachalotes, delfines comunes, ballenas piloto y rorcuales, entre otros, y finalmente hay que rodear la isla Ángel de la Guarda, que es una de las más grandes del territorio nacional y en la que ya se pueden observar dos de las loberas. La mejor opción es acampar en alguna de las islas autorizadas por el ANP. La de tradición se llama Mejía y ofrece uno de los mejores paisajes al atardecer que yo haya visto, en el que se combinan montañas, mar, desierto y cactáceas; además, cuenta con una pequeña playa para refrescarse.

Las poblaciones de lobo marino en estas loberas van de 3,000 a 4,500 individuos, dependiendo del año de censo, por lo que está garantizado que verás y escucharás lobos marinos hasta el cansancio.

Para la actividad de observación de lobos marinos, aquí les dejo unos tips para poder diferenciar entre edades y sexos en estos animales:

- Adultos: es muy sencillo, los machos son enormes, de más de 2 m de longitud, con un peso aproximado de 400 kg y presentan la llamada “cresta sagital” que, como su nombre lo indica, es una cresta que sobresale casi 4 cm en la parte superior de la cabeza y entre más longevo sea el macho, es más prominente. Las hembras son como un tercio más pequeñas que los machos y no presentan la cresta; además, adquieren coloraciones de café más claras que los machos.

Subadultos: animales que tienen de1 a 3 años de edad y pueden parecer hembras o machos juveniles, por lo que la identificación se complica.

Crías: son inconfundibles por su pequeño tamaño (60-80 cm) y por su localización: siempre no muy lejos de la orilla, debido a que aún no son muy buenos nadadores.

lobosmarinos_galeira03

Así es que si llevan unos buenos binoculares o una buena cámara fotográfica podrán darse a la tarea de tomar unas fotografías increíbles y de ir identificando lobos marinos en sus diferentes etapas de vida. Incluso podrán ayudar a reportar al ANP ejemplares enmallados, que son los que tienen pedazos de redes de pesca lastimando alguna extremidad o el cuello.

Entonces, ya saben, si lo suyo es el ecoturismo y disfrutan de la naturaleza, la aventura y de los mamíferos marinos, como nuestro lobo marino de California, ya tienen unas muy buenas opciones de lugares a visitar, haciendo siempre un turismo responsable y promoviendo la conservación de las diferentes especies con las que compartimos el planeta.