Los 5 mejores lugares para disfrutar del Día de Muertos | Hotbook
http://hotbook.com.mx/wp-content/uploads/2015/10/014-1050x661.jpg

Los 5 mejores lugares para disfrutar del Día de Muertos

En México, rendimos culto a los muertos de una manera muy distinta al resto, en medio de sabores, fragancias y colores tradicionales: el pan de muerto, las calaveras de azúcar, el incienso, el color del cempazúchitl y las velas.

El Día de Muertos es una fiesta que se celebra el 1 y 2 de noviembre en México para conmemorar a las personas que han fallecido. El espíritu del Día de Muertos, contrario al de Halloween en Estados Unidos, es alegre, sin miedos y con ánimos de recibir nuevamente a nuestros seres queridos en este mundo; cientos de altares de muertos decorados con flores de cempazúchitl pintan las calles de toda la República, los olores del tradicional pan de muerto y los platillos preferidos de los difuntos llenan las calles de las ciudades. Aquí les presentamos los lugares donde se montan los altares de muerto más espectaculares de todo México.

http://www.patzcuaro.com/festividades/dia_muertos.html

http://www.patzcuaro.com/festividades/dia_muertos.html

Pátzcuaro

Pátzcuaro es uno de los lugares donde se puede apreciar con mayor entusiasmo el espíritu del Día de Muertos. El panteón de este pueblo mágico está repleto de flores de cempazúchitl y el espíritu de éste, parece alegrarse con todos sus rincones adornados no solo con velas amarillas, calaveras de azúcar, fotografías y los platillos típicos de la región, sino con las multitudes de personas que llenan el recinto para darles la bienvenida a los difuntos; según la tradición, estos regresan en esa fecha para disfrutar de la compañía de sus familiares y amigos.

En la Basílica de Pátzcuaro también se pueden encontrar ofrendas que aluden a la muerte y a las almas partidas; además, en la plaza de la Basílica se presentan obras de teatro y rituales típicos relativos a esta tradicional fiesta. En el lago de Pátzcuaro, los pescadores de la zona realizan una variedad de rituales sobre las aguas de éste hasta llegar a la isla de Janitzio, la que también se encuentra adornada con altares y ofrendas. Todo este escenario hace de Pátzcuaro, uno de los lugares que más vale la pena visitar en el Día de Muertos.

http://melange-marichuy.blogspot.mx/2010_11_01_archive.html

http://melange-marichuy.blogspot.mx/2010_11_01_archive.html

Xochimilco

Uno de los sitios más aferrados a la cultura tradicional mexicana se encuentra al sur de la Ciudad de México: Xochimilco. Los canales que comprenden el lugar son recorridos sobre coloridas trajineras que se dan a la tarea de trasladar a los visitantes de un punto a otro. En el Día de Muertos, los islotes que colindan con los canales del lago que lleva su mismo nombre, son pintados de color naranja por las flores de cempazúchitl usadas tradicionalmente durante esta época. Cientos de ofrendas se montan sobre las chinampas y las islas que se asoman sobre las aguas de estos canales prehispánicos, para presentar el conjunto de altares más particulares de la zona. Además, las trajinares hacen tours nocturnos que recorren los canales hasta llegar a la isla de la Llorona, en la cual, año tras año, se presenta la obra de teatro de la leyenda, posiblemente, más popular de México.

http://www.unionpuebla.mx/articulo/2013/11/01/cultura/altares-monumentales-de-huaquechula-fotos

http://www.unionpuebla.mx/articulo/2013/11/01/cultura/altares-monumentales-de-huaquechula-fotos

Huaquechula, Puebla

A tan solo 20 minutos de la ciudad de Puebla, se encuentra la localidad de Huaquechula. Este sitio es conocido por lo particulares que son sus altares. Como todos los altares de ofrendas tradicionales, en Huaquechula se rinde tributo a los muertos, pero a diferencia de los demás sitios, en Huaquechula se da un énfasis especial al color blanco en lugar del típico naranja de la flor del cempazúchitl. Los altares más emblemáticos de Huaquechula son los de “Cabo de año” en los cuales se conmemoran a las personas fallecidas en los meses anteriores al Día de Muertos. Lo que hace a estos altares especialmente distintos es que están comprendidos por tres o cuatro niveles. Estos niveles hacen referencia a las tres dimensiones que conoce el alma, según la tradición católica: el mundo terrenal, el cielo y  la cúspide celestial presentando finalmente  instalaciones de gran lujo.

http://dondeir.com/ciudad/megaofrendas-en-el-df-2015/2015/10

http://dondeir.com/ciudad/megaofrendas-en-el-df-2015/2015/10

El Zócalo de La Ciudad de México

El Zócalo de la Ciudad de México es el escenario perfecto para colocar la ofrenda más vistosa del país. El Zócalo establece, cada año, un tema para colocar sobre la plaza frente a Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana, la Suprema Corte de Justicia y el Palacio de Gobierno del Distrito Federal. Este año, la plaza ha sido invadida por altares de nueve metros adornados con cientos de cráneos, en conmemoración a las víctimas del Terremoto de 1985. Los cuatro tzompantlis, que es como se les llama a los altares prehispánicos, fueron diseñados por una variedad de artistas de los Faros de Oriente, Indios Verdes y Milpa Alta. Además de las instalaciones que el gobierno de la ciudad monta sobre el Zócalo, cientos de altares de menor tamaño adornan la estancia, haciendo a esta plaza, la más vistosa de todo el país.

http://archivo.eluniversal.com.mx/articulos/64961.html

http://archivo.eluniversal.com.mx/articulos/64961.html

Xico

Xico es una comunidad que se encuentra en el estado de Veracruz, a media hora de la ciudad de Xalapa. Una de las costumbres que la localidad ha arraigado más cercanamente a su cultura tradicional ha sido el Día de Muertos. Los altares que en Xico se montan son distintos al resto del país. Sobre ellos, las ofrendas se adornan con papel picado únicamente de color morado y blanco. El color morado hace referencia al luto hacia los muertos; el blanco, a los difuntos que se encuentran bajo la gracia de Dios. Además de colocar los típicos platillos, otra de las peculiaridades de los altares de Xico es que, para los niños que se creen que se encuentran en el limbo, se colocan cientos de canastas de dulces detrás de sus fotos. Todo el festejo se concluye el 2 de noviembre en la noche, donde el camino hacia el panteón del pueblo se perfila con un tapete de flores, que dirige a las ánimas hacia dicho recinto. Dentro del panteón, la gente de la localidad va a visitar a sus parientes y amigos que han fallecido con cientos de platillos regionales que hacen la visita a esta localidad durante el Día de Muertos, además de una experiencia única, un agasajo gastronómico.