MASARYK | Hotbook

MASARYK

Masaryk, una de las principales avenidas en la Ciudad de México, por su estética, ubicación y selección comercial, es hoy en día uno de los orgullos nacionales frente a turistas y otros visitantes. Esta avenida se ha vuelto de suma importancia, ya que por su ubicación se ha generado un fenómeno cluster, es decir, una comunidad fácil, en la que puedes vivir, comer en el mejor restaurante, ir al principal centro de espectáculos de México, a las mejores tiendas, en fin, todo sin la necesidad de migrar. Es una avenida icónica, un referente de moda, de gastronomía y de negocios en la Ciudad de México.

Hace algunos años, la avenida estaba perdiendo valor debido al deterioro de su estructura y lo que se tenía en términos de tiendas y de lugares estaba a la expectativa de migrar. Los dueños de los negocios e inmuebles comenzaron a moverse para evitar que esto sucediera y a buscar hacer reparaciones privadas, lo que dio inicio a un modelo público privado en conjunto con la delegación Miguel Hidalgo para mejorar las banquetas y homogeneizar los toldos y la vista de los negocios, en general, la imagen de los tres kilómetros de Periférico a Mariano Escobedo que conforman esta avenida. La mitad de los recursos los subsidió el gobierno, y la otra mitad, después de que se termine la obra, van a pagarla los comercios a cuatro años.

Las obras han sido difíciles, sobre todo en materia de tránsito en la zona, pero los resultados se esperan en grande. La plusvalía que se proyecta para cada inmueble es del veinte por ciento, de acuerdo a un estudio de futuro que se realizó previo al inicio de las obras. Se planeó un modelo de calle californiana, en la que todo el cableado será subterráneo por cuestiones de estética, las banquetas serán más anchas para favorecer al peatón y se promoverá el uso de bicicletas; la idea es que se reduzca el flujo de coches en la zona, haciéndola más agradable de recorrer de otras maneras.

MSK_galeria01

La finalidad a largo plazo es aumentar el turismo en la zona. Se ha percibido que es un lugar en el que hay gran flujo de turismo de negocios, la ubicación es céntrica, lo que convierte a Polanco en una de las zonas de mayor hospedaje de negocios; sin embargo, al comenzar los fines de semana, esos visitantes se esfuman. La idea es generar un espacio en el que estas personas decidan quedarse, pasar el fin de semana, aprovechar su visita para hacer un poco de turismo y aumentar las noches de hospedaje con fines recreativos. El objetivo es hacer un referente, no solamente de moda con las tiendas que ya son parte de la oferta comercial de esta avenida, sino también gastronómico y estético.

Llegarán a la avenida una vez que esté terminada Prada, Maní, uno de los mejores restaurantes de Brasil (el cuarto en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica); hay gran posibilidad de que Pujol, el mejor restaurante de México, se cambie a Masaryk; se encuentra ya en la avenida Biko; llegará la oficina internacional de Johnny Walker, que solo tiene oficinas de este tipo en Nueva York y Hong Kong, entre otros nuevos negocios. Se está empezando a generar gran expectativa nacional e internacional de crecimiento comercial y urbano en la zona.

MSK_galeria02

El resurgimiento se dará poco a poco, pero definitivamente se buscó realizar un cambio integral, es decir, que se llevará a cabo todo un proceso para revivir la zona de Polanco en materia de calidad de vida, que en el mundo se mide en función de su infraestructura. Se puede tener una zona muy estética, pero si la infraestructura no va acorde, se vuelve una contradicción y la calidad de vida se reduce. Hoy no solamente se busca que exista mayor valor, mejor vista, mejores servicios, mejor estancia, se busca que sea un punto icónico de la ciudad. Existirá un transporte llamado Polancobús con la finalidad de que la gente no necesariamente piense que necesita el coche para moverse en la zona. Se podrá estacionar en Mariano Escobedo y caminar por Masaryk, moverse al parque Lincoln, con lo que se pretende simplemente eliminar un poco del culto al automóvil que tenemos todos los chilangos como una regla para movernos en la ciudad, utilizar bicicletas y andar a pie, de manera que disfrutemos más de nuestro entorno, en un lugar planeado para que así sea. Un lugar que, al estar listo, será una marca llamada Nuevo Masaryk o MSK, iniciales que se verán plasmadas en muebles urbanos, transporte interno y comunicación para la zona.

Se pretende realizar, una vez terminadas las obras, festivales en las calles, exposiciones, como se realizan en Reforma, para que no se encierre a estas obras en galerías o teatros y se genere acceso a todo público interesado. Además, se creará mayor interacción social y, por supuesto, se mantendrá la estética planeada.

MASARYK_portada

En términos generales, arquitectos, como el español Juan Herreros, han opinado que esta rehabilitación de la colonia generará procesos de homologación urbanística y fue calificada como una de las obras mejor planeadas para la regeneración de zona por Enrique Peñalosa, el ex alcalde de Bogotá y eminencia en arquitectura y desarrollos urbanísticos.

Con todo lo anterior, se pretende que Avenida Masaryk se compare con las veinte avenidas más importantes del mundo, codeándose con Champs Elysèes, Serrano y Fifth Avenue.