Moscú | Hotbook

Moscú

#HOTdestination

Es interesante ver como los moscovitas están tratando de retomar su historia e impulsarla al siglo XXI. Fábricas que se utilizaban durante el comunismo han sido transformadas en espacios para galerías y restaurantes, las tiendas más exclusivas del mundo ahora se encuentran a pasos de distancia del mausoleo de Lenin. Los ideales políticos ya no están peleados, por el contrario pasado y presente se entrelazan en todos los aspectos de la vida diaria de los moscovitas, que están tratando de crear una nueva identidad nacional.

Moscú es una ciudad que se ha visto forzada a reinventarse una y otra vez, a lo largo de su historia. Desde la monarquía de los zares, pasando por el telón de acero del bloque soviético, hasta la entrada de inversiones exteriores en los años noventa que cambio por completo el nivel de vida de una elite acaudalada, de la noche a la mañana.
Diversos cambios sociales han moldeado su historia y hoy la capital Rusa ofrece un interesante contraste cultural que se refleja en su arquitectura, comida y moda.

Gran parte de Moscú es obra de Stalin, quien buscaba crear una ciudad imponente, una gran megalópolis socialista con majestuosas estructuras. Lo cierto es que entre edificios constructivistas de principios del siglo XX y rascacielos góticos (estandartes del comunismo), es difícil no sentirse insignificante cuando se camina cerca de ellos.

Con este poderío arquitectónico, es interesante ver como los moscovitas están tratando de retomar su historia e impulsarla al siglo XXI. Fábricas que se utilizaban durante el comunismo han sido transformadas en espacios para galerías y restaurantes, las tiendas más exclusivas del mundo ahora se encuentran a pasos de distancia del mausoleo de Lenin. Los ideales políticos ya no están peleados, por el contrario pasado y presente se entrelazan en todos los aspectos de la vida diaria de los moscovitas, que están tratando de crear una nueva identidad nacional.

galeria7

LA CIUDAD DE UN VISTAZO

[toggle Title=”LA PLAZA ROJA”]
Es el lugar más icónico de la ciudad. Surgió por órdenes de Iván el Terrible, quien a finales del siglo XV dio órdenes de derribar las casas que había delante del Kremlin para dar sitio a esta plaza. Entonces tenía el nombre de “Plaza del mercado de los incendios”, ya que en esa época todas las casas eran de madera y sucedían muchos incendios. Fue hasta el siglo XVII cuando se le dio el nombre de la Plaza Roja, que en ruso antiguo significaba la plaza más bonita de Moscú. La asociación entre el color rojo y el comunismo es pura coincidencia, aunque durante la era soviética fue el escenario para colosales desfiles militares. Para conocer un lado diferente deben visitarla de noche, los imponentes edificios iluminados son un verdadero espectáculo.
D. Krasnaya Ploschad
[/toggle]

[toggle Title=”EL MAUSOLEO DE LENIN”]
En contra de sus deseos, al morir en 1924 se decidió conservar el cuerpo de Lenin para la posteridad. En su momento, presentar respetos al cuerpo del máximo dirigente soviético, provocó grandes colas que serpenteaban toda la Plaza Roja. Actualmente las filas son un poco más cortas, aún así, sigue atrayendo a cientos de visitantes. Visitarla es un viaje al pasado, en el imponente y frío mausoleo de seis metros de profundidad, guardias rusos reciben a los visitantes y los observan durante todo momento, no permiten que hablen y vigilan muy bien que nadie tome fotos. Se rumora que algunas partes del cuerpo son de cera, sin embargo las autoridades niegan dicha teoría.
D. Pl Revolyutsii Plaza Roja
[icon name=”e-phone”](495) 623 – 5527
[/toggle]

galeria1_portada

[toggle Title=”CATEDRAL DE SAN BASILIO”]
Es el símbolo de Rusia. Construída en 1561 por órdenes de Iván el Terrible, se dice que al verla terminada estuvo tan satisfecho con el diseño, que mandó cegar al arquitecto para que nunca construyera nada igual. A pesar de que el diseño de cúpulas bulbosas, se puede apreciar en la mayoría de las catedrales rusas, ninguna se compara en belleza a ésta. Durante la época del bloque comunista la catedral no se tocó, y ahora es uno de los lugares favoritos de las nuevas generaciones, que la visitan para tomarse fotos el día de su boda.
D. Krasnaya Ploschad
[icon name=”e-phone”](495) 698 – 3304
[/toggle]

[toggle Title=”KREMLIN”]
Es el corazón de la ciudad, durante ocho siglos ha simbolizado el poder del estado, primero como ciudadela de los zares, pasando por cuartel general de la Unión Soviética y hoy residencia oficial del presidente ruso. El conjunto de catedrales y palacios que lo conforman estuvo cerrado al público, hasta la muerte de Stalin en 1955. Para visitarlo les recomendamos reservar con anterioridad, ya que las entradas son limitadas. Todas sus catedrales merecen una visita; La Anunciación, del Arcángel y de la Asunción. En especial la última, ya que en ella se coronaron los primeros príncipes, además es el lugar de sepultura de los patriarcas de la iglesia ortodoxa.

Para dimensionar un poco la opulencia de los zares deben visitar la Armería Real; vestidos de coronación, enormes carrozas y vajillas de oro con piedras preciosas, ilustran de manera perfecta como era la vida para esta privilegiada élite. Muchos recorridos no lo incluyen, pero no deben perderse una visita al Fondo Estatal de Diamantes, a pesar de que se perdió mucho durante la revolución (se vendían piezas al extranjero para obtener fondos que pagaran las obras de construcción), es difícil que vuelvan a ver en algún lugar del mundo diamantes y piedras preciosas de este tamaño, como el bastón de Catalina la Grande, con un diamante del tamaño de una pelota de tenis.

D. Kremlevskaya Naberzhnaya
[icon name=”e-phone”](495) 624-55-03
www.kreml.ru/en/
[/toggle]

[toggle Title=”CATEDRAL DE CRISTO REDENTOR”]
Es la catedral principal de Moscú y el ejemplo perfecto del impacto que tuvo la revolución soviética en la religión. Su construcción inició en 1825, tomó 44 años (20 de construcción y 20 de decoración). Sin embargo, durante la revolución las tradiciones sufrieron cambios radicales, en vez de bodas religiosas las parejas se juraban fidelidad bajo la bandera roja, y por órdenes de Stalin en 1931 la catedral fue demolida. En su lugar se construyó una piscina climatizada. No fue hasta 1994 que se inició su reconstrucción, sólamente tardó cuatro años. Para una vista panorámica de la ciudad, vale la pena subir los cientos de escalones hasta las cúpulas doradas, las cuales se pueden apreciar desde kilómetros a la redonda.
D. Centro de Moscú, cerca del Kremlin a las orillas del río Moscova.
[icon name=”e-phone”](495)202-4734
www.xxc.ru/english/
[/toggle]

[toggle Title=”FÁBRICA DE CHOCOLATE OCTUBRE ROJO”]
Trás sobrevivir a las exigencias de los zares y la revolución soviética, esta fábrica es uno de los pocos edificios industriales que permanece en el centro de la ciudad. Por más de 130 años produjo barras de chocolate a orillas del río Moscova. Su fachada de ladrillos rojos aún se mantiene intacta, pero su interior es una historia diferente. En los últimos años este espacio se ha convertido en una referencia de arte contemporáneo, con Galerías como La Pobeda y el Centro de Fotografía de los hermanos Lumiere, bares y restaurantes. Es un punto de reunión para jóvenes que disfrutan de los viejos espacios renovados, un concepto arquitectónico que ha tomado mucha fuerza en los últimos años.
D. Bersenevskaya nab 6
[icon name=”e-phone”](499) 255 – 5352
www.uniconf.ru
[/toggle]

galeria6

QUÉ HACER

MUSEOS
Moscú cuenta con más de 80 museos que ofrecen una amplia visión de la historia y cultura del pueblo ruso.

[toggle Title=”GALERÍA TRETIAKOV”]
Este museo poseé la mayor colección de arte ruso en el mundo. Fue inaugurado en 1856 por el comerciante Pavel Tretyakov, quien donó su colección privada a la ciudad. El museo creció considerablemente durante la revolución, cuando las obras de muchas colecciones privadas fueron nacionalizadas por el régimen soviético. En sus salas se pueden apreciar obras que abarcan desde iconos medievales hasta pintura de principios del siglo XX. El tamaño de la colección es tan grande, que se creó la nueva Galería Tretyakov, en la cual se encuentran las obras de principio del siglo XX posteriores a la revolución, en las que se refleja el realismo socialista. Si desean ver obras de propaganda soviética éste es el lugar indicado.
D. Lavrushinsky 10 Zamoskvorechie¬
[icon name=”e-phone”](495) 951-1362
www.tretyakovgallery.ru
[/toggle]

[toggle Title=”MUSEO PUSHKIN DE LAS BELLAS ARTES”]
Poseé una increíble colección de arte francés impresionista y post impresionista, al igual que arte ruso post-revolucionario. Gran parte de sus obras provienen de colecciones privadas, que fueron incautadas por el gobierno soviético. Después de la revolución los curadores confesaron que muchas obras se encontraban escondidas por motivos ideológicos, y por fin los visitantes pudieron ver obras de Kandinsky y Chagall que habían permanecido ocultas. El museo tiene una constante rotación de exposiciones temporales, que son muy visitadas por los moscovitas.

D. ul Volkhonka 12
[icon name=”e-phone”](495) 203 – 7998
www.arts-museum.ru
[/toggle]

[toggle Title=”PARQUE GORKY”]
Es el parque más famoso de Moscú, inaugurado en 1928 como parque de cultura, su nombre hace referencia al autor ruso Maxim Gorky. Durante la etapa soviética se instalaron altavoces para radiar los mensajes de los lideres comunistas, hoy funcionan para transmitir señales de radio que constantemente musicalizan el parque. En invierno sus caminos se inundan y congelan, convirtiéndolo en un hermoso escenario para patinar en hielo.
D. ul Krymsky val Park Kultury
[icon name=”e-phone”](495) 237-1266
[/toggle]

[toggle Title=”TEATRO BOLSHOI”]
Un referente en la historia del ballet, desde su construcción en 1780 el teatro ha pasado por dos incendios que han acabado por completo con él. Durante los últimos 150 años el recinto se encontraba en un terrible estado por falta de renovación, finalmente las obras para repararlo comenzaron hace seis años y el pasado noviembre el teatro abrió sus puertas. Además de la evidente calidad de sus producciones lo que hace tan especial a este lugar es su decoración, los palcos, paredes adornadas con páneles de seda y enormes candelabros, ayudan a enaltecer la cultura del ballet, tan importante en este país.
D. Teatralnaya pl 1
[icon name=”e-phone”](495) 250 – 7317
www.bolshoi.ru
[/toggle]

[toggle Title=”MUSEO DEL METRO”]
Ninguna ciudad en el mundo posee estaciones tan estéticas y a la vez concurridas como las de Moscú. Las obras del metro comenzaron en 1931, la idea era que funcionaran como un escaparate al socialismo y a los beneficios que reportaban a obreros y campesinos. Rápidamente las estaciones se convirtieron en palacios miniatura, con candelabros, esculturas de bronce y paredes decoradas con mosaicos. Desafortunadamente para los visitantes todas las señalizaciones se encuentran en ruso, pero ésto no debe detenerlos, les recomendamos, en cualquier estación, pagar un pasaje para entrar y conocer sus exquisitas decoraciones.
D. 36 Khamovnichesky Val
[icon name=”e-phone”](622) 7309
old.mosmetro.ru
[/toggle]

[toggle Title=”GUM”]
Antes de la revolución, este lugar era un mercado que llegó a albergar más de mil tiendas donde se vendía desde pieles hasta velas. Hoy es uno de los centros comerciales más exclusivos de la ciudad con marcas como: Dior, Max Mara y Louis Vuitton. El lugar sigue manteniendo el estilo arquitectónico neo ruso con rejas de forja y galerías. La mejor hora para visitarlo es al atardecer cuando la luz del sol ilumina las galerías y se puede apreciar la arquitectura en su totalidad.
D. Krasnaya pl 3
[icon name=”e-phone”](495) 788-4343
www.gum.ru
[/toggle]

[toggle Title=”ULITSA ARABAT”]
Las calles de este barrio están llenas de tiendas de antigüedades, boutiques y objetos de recuerdo para turistas, sus precios son mucho más accesibles que el centro GUM. En el siglo XIX artistas, músicos, poetas y escritores se reunían, aquí, hoy sus casas han sido convertidas en museos. Cuando la recorran y compren souvenirs, no olviden que los moscovitas también son buenos regateando, así que a pesar de que no hablen el idioma, tomen la calculadora que los vendedores les mostrarán y traten de bajar el precio original, seguramente podrán ahorrarse unos rublos.
D. Arbatskaya ploshchad
[/toggle]

[toggle Title=”HOTEL NATIONAL”]
Construído en 1903, esta opción de lujo es famosa por sus mosaicos de la era soviética en los que aparecen chimeneas de fábricas, torres petrolíferas locomotoras y tractores. El huésped más famoso fue Lenin, quien pasó una semana en el hotel antes de trasladarse al Kremlin. Como muchos de los edificios en la zona del centro, a principios de los años noventa, el National tuvo una gran remodelación para tratar de regresarle un poco de su esplendor original.
D. 15/1 Calle Mokhovaya
[icon name=”e-phone”](495) 258 – 7000
www.national.ru
[/toggle]

[toggle Title=”HOTEL METROPOL”]
Con una ubicación envidiable, en la plaza del teatro a sólo unos pasos de distancia de la Plaza Roja. Es uno de los hoteles más señoriales de Moscú y de mayor lujo. Terminó su construcción en 1905 a cargo del inglés William Walcot. En sus habitaciones se han alojado desde grandes personalidades de la historia rusa hasta estrellas de la música pop. Si no se hospedan aquí vale la pena tomar un té en el comedor principal, una enorme cúpula de cristal ilumina todo el recinto.
D. 2 Teatralny proezd
[icon name=”e-phone”](499) 501 – 7840
www.metropol-moscow.ru
[/toggle]

[toggle Title=”Tips para COMUNICARTE CON TU CELULAR EN TUS VIAJES AL EXTRANJERO
*Algunos tips sólo aplican para usuarios Telcel.”]

Antes de salir de viaje:

  • Ingresa a Telcel
  • Selecciona si eres usuario de Plan de Renta o Sistema Amigo y Planes Mixtos.
  • Verifica cobertura, tarifas y servicios disponibles del país a visitar, es muy importante confirmar que la frecuencia de tu equipo sea compatible para poder disfrutar del servicio.
  • Para utilizar el servicio de datos (Internet) asegúrate que en el país exista cobertura GPRS. Verifica que tu equipo esté configurado para hacerlo, si no es así, configúralo con el manual o consulta la selección de equipos que tienen disponibles para ti.
  • Para facilitar la marcación te sugerimos guardar tus contactos frecuentes con el código de salida internacional y signo de “+” seguido del Código de País (por ejemplo, 521 para celulares y 52 para fijos de México) y los 10 dígitos.
  • Poner un cuadrito con el ejemplo completo por ejemplo +521…

Si tienes un Plan Tarifario, antes de salir de viaje activa la clave de acceso personal a tu buzón “NIP” marcando al *86.

Estando en el extranjero, sigue los siguientes pasos para consultar tu buzón de voz:

  • Marca (+) 521 – Número de 10 dígitos y SEND
  • Al escuchar la grabación interrumpe con #
  • Ingresa nuevamente tu número de 10 dígitos y presiona #
  • Ingresa tu NIP de 4 dígitos

No olvides que el adaptador para cargar tu batería es diferente en cada destino.

Confirma que tu equipo, Smartphone o PC Card, USB (Banda Ancha) tenga la versión de software más reciente.

Para usuarios con Plan de Renta: contrata los Paquetes Viajero Internacional de Voz, SMS e Internet y obtén grandes ahorros en tus consumos. Para mayor información puedes visitar Telcel.

Si extravías o te roban tu equipo estando en el extranjero:
Notifícalo inmediatamente llamando al número de Atención a Clientes Viajero Internacional +52 55 2581 3300 y solicita la suspensión del mismo.
Con esto no estarás obligado a cargos de Tiempo Aire y Larga Distancia realizados desde el equipo a partir de la hora y fecha de suspensión.

Si eres un Viajero Frecuente Internacional te recomendamos marcar sin costo desde tu Telcel antes de salir de viaje al *500 en México o desde el extranjero al +52 55 2581 3300 para conocer las opciones que tenemos para ti.

Te recomendamos tener a la mano el número que la Secretaría de Relaciones Exteriores tiene para brindarte ayuda en caso de algún imprevisto:
+52 55 3686 5100 de lunes a viernes (9:00 a 13:00 tiempo de México). Esta llamada tiene costo desde tu Telcel como llamada internacional a México. Consulta las tarifas de acuerdo al país que visitas.
​[/toggle]

pdf-indir-ikon