Natalia Lafourcade | Hotbook

Natalia Lafourcade

#HOTculturalcommunity

Entre música y letras, el talento explota sobre la conjunción del océano Pacífico y el mar de Cortés. Natalia Lafourcade y Marian Ruzzi se unen en la experiencia de preproducción del nuevo disco de Natalia en los rincones llenos de inspiración de El Ganzo.

Entrevista a Natalia Lafourcade

¿Cuál fue tu primer encuentro con la música?
Desde pequeña estuve cerca de la música porque mis padres son músicos. Siempre estuve rodeada de instrumentos, en casa teníamos un piano muy lindo que tocaba para hacer canciones. Mi madre me enseñó a hacer canciones de pequeña, las hacíamos en el coche, de camino a la escuela y también nos encantaba improvisar. Nos gustaba mucho ir a conciertos de música clásica. Mi padre siempre tenía una melodía qué mostrar en el clavecín o piano. En fin, todo esto era natural para mí desde pequeña.
Llegó un momento en el que decidí estudiar formalmente y dedicarme a esto para la vida. Con los años, llegó otro momento en el que me di cuenta de que cantar y estar en el escenario es lo que más amo hacer.

¿Cómo fue que se decidió hacer Mujer Divina en homenaje al “Flaco de Oro”, Agustín Lara?
Tenía muchas ganas de hacer un proyecto diferente a lo que había hecho antes y conectar mucho con México a través de ese nuevo proyecto. Estaba trabajando con Alondra de la Parra y hacer el disco Travieso Carmesí me inspiró a buscar a un compositor mexicano para hacerle un homenaje. Fue así como me encontré con gran parte de la música de Agustín Lara y no lo pude creer, para mí era perfecto. Quería hacer un disco contemporáneo, con nuevos arreglos de sus canciones, y hacer una fusión de su estilo y mi estilo y así llegar a nuevas generaciones, pero no tenía la certeza de que funcionaría.

galeria04

¿Qué fue lo que más disfrutaste de la producción de Mujer Divina? ¿Alguna colaboración en especial, como con Devendra, Miguel Bosé o Adrián Dárgelos?
Disfruté mucho hacer el disco en sí y todo lo que implicó. Es el proceso más largo que me ha tocado vivir y fue muy interesante. Cada colaboración era especial y hermosa, cada track que llegaba con una voz invitada o cada voz que grabamos en el estudio era bella y le daba algo muy especial a lo que estábamos haciendo. Fue un gran reto hacer este disco. Me enseñó a conectarme con las canciones como intérprete y a ver el escenario de una manera muy distinta. Me dejó momentos y aprendizajes increíbles.

¿Cómo ves la escena musical mexicana de artistas emergentes?
Siento que tenemos mucho talento en México. Cada vez tenemos más bandas que ofrecen algo nuevo e interesante. Aun así, siento que necesitamos hacer más espacios para exponer nuestra música y, sobre todo, evolucionar con ella. Siempre es más fácil llegar a un lugar que mantenerse y, muchas veces, necesitamos hacer equipo con aquellos que tienen lugares y formas de exponer música, se crea una escena musical que se mantiene. Es increíble la cantidad de gente que está apoyando la música en México para aquellos que se mueven en un circuito independiente.

¿Crees que tienes algún tipo de responsabilidad como figura pública mexicana en el extranjero?
Para mí, ahora la responsabilidad que tengo es trabajar muy fuerte para poder seguir haciendo mi música y, a través de ella, hacer llegar mensajes positivos y acciones positivas. Soy muy afortunada de tener un público que me apoya, siempre lo agradezco mucho. Lo que más busco en cada show es que todos tengamos un momento inolvidable y una conexión única y hermosa. Sé que en un futuro vendrán otras responsabilidades, pero por ahora sigo tejiendo mi carrera y mi contacto con el público. Me gusta regalar felicidad.

galeria06

Cuéntanos alguna experiencia extraña en un viaje de trabajo o placer que sea inolvidable.
Mi viaje a Japón lo recuerdo con mucho cariño porque fue muy especial y no esperaba llegar a dar conciertos para un público que no habla ni una palabra y es tan respetuoso. Casi muero de los nervios en mi primer concierto de esa gira, cada error en el piano daba paso a otro error. Fue terrible, pero así aprendí a dar conciertos acústicos y a conectar conmigo cuando todos escuchan y están abiertos a saber qué es lo que estás cantando. Es superespecial cuando la magia sucede en estos espacios.

Ahora que estuve en El Ganzo disfruté mucho de mis momentos musicales con Marian y con Gustavo. Creo que nunca había hecho canciones en un contexto tan perfecto. Nunca olvidaré aquella canción que hice con ellos frente al mar, el sol, con mi biquini, mi ukelele y una piña colada… A veces, cuando tienes contextos tan perfectos, es más difícil inspirarse (al menos a mí me pasa así). Pero en esta ocasión todo estaba ahí para lograrlo. También me sentí muy en casa, porque todos nos trataron con mucho cariño, y sentirte en casa es importante para tener un proceso creativo.

¿Cómo fue colaborar con Marian Ruzzi?
Superlindo y divertido. Ella es como una hermana para mí, la admiro mucho, es una genio y adoro pasar momentos con ella. Ya hemos tenido varios viajes y somos familia. Trabajar con otras personas me renueva totalmente, me hace hacer cosas distintas a lo que venía haciendo y eso me gusta.

¿Cómo fue tu experiencia en El Ganzo? ¿Por qué hacer ahí la preproducción de tu disco?
Recibí la invitación por parte de El Ganzo para pasar unos días y utilizar su estudio. Decidí comenzar este proceso de preproducción en este lugar tan hermoso. Lo quise hacer así porque es el lugar perfecto. Cuando estás comenzando un disco no necesitas pensar en grandes arreglos o el sonido ideal; en mi caso, voy en búsqueda de las letras y aquello a lo que le canto. Es increíble poder despejar tu mente mientras estás nadando en el mar o estás viendo un paisaje divino.

¿Dejaste alguna huella en el lugar? ¿Cuál?
El lugar dejó una huella en mí que son aquellas canciones que grabamos, aquellos momentos, aquellos amigos que hicimos y aquellas letras que escribimos mientras estuvimos ahí, aquella canción de Simón Díaz que grabé con Gustavo Guerrero también.
Nuestra huella está en la energía que dejamos en cada rincón. Nuestro amor en el estudio, donde pasamos tanto tiempo y donde tanto creamos y grabamos.

Recomiéndanos un lugar para visitar, al que regresarías siempre, café, restaurante, bar, lo que sea que te encante.
Recomiendo a la gente que visite El Ganzo, en serio fue una experiencia inolvidable y Los Cabos es un lugar que realmente merece ser visitado.

Entrevista A Marian Ruzzi

¿Cómo decidiste que querías dedicarte a la música, a qué edad o bajo qué influencias?
A los 18 años, al terminar la prepa, estaba segura de que iba a estudiar arquitectura y, después de irme un año a Estados Unidos a estudiar inglés, descubrí que existía una universidad que se veía muy interesante, la Berklee College of Music, en Boston y decidí que mejor quería estudiar música, pero solo si era ahí.

¿Cuál es el camino que has recorrido para llegar hasta donde estás el día de hoy?
Mi padre me dijo que me apoyaba si quería estudiar música, pero que en Berklee sin beca, ni de chiste me pagaría la colegiatura, que es muy cara.
Audicioné por primera vez estando en Estados Unidos en 2007 y entré, pero sin beca. Después de audicionar dos veces más, en un lapso de tres años, me dieron la beca completa, pero por parte de la SGAE. Una semana antes de esa tercera audición tuve audición con Julieta Venegas para tocar en su banda, me recomendó mi amiguísimo Juan Manuel Torreblanca, y un día después de conocerla tuve la suerte de entrar a su banda. Desde entonces, 2010, hasta hoy he ido entre tocar con Julieta de gira y cuando parábamos iba a Boston a estudiar.

galeria03

¿Un músico nace o se hace?
No sé, creo que las dos son posibles. Siempre he creído que aquel que persevera, alcanza. Mucha gente que empieza con algún instrumento no tiene paciencia o disciplina para seguir estudiando hasta tocarlo apenas decentemente.
Luego te topas con morros o morras de tres años que ya tocan, después de nada de empezar, y son unos genios. Ellos tienen la suerte de nacer con eso, otros lo estudiamos.

¿Cuál es la principal labor de un director de banda, como tu caso?
Un director musical en una banda puede hacer muchas cosas, desde organizar ensayos hasta hacer arreglos de la música que se toca o ensayar por un lado individualmente con cada músico pasándole el material. Julieta es la que dirige a la banda, yo solo he ayudado con nuevos integrantes a pasarles partes que yo tocaba o a ayudarles con su audición, corrigiendo errorcitos. Todos saben qué hacer aunque se puede mejorar algunos detalles siempre.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido en tu trabajo, alguna colaboración o proyecto?
Conocer a músicos alrededor del mundo que ya había escuchado o no y terminar haciéndome buena amiga de muchos de ellos.

Cuéntanos de algún viaje que hayas realizado por tu trabajo que sea inolvidable.
Una gira que hicimos el año pasado a Brasil. Lo hicimos por mi cumpleaños (en mayo). Siempre me ha fascinado la música brasileña, entonces me encantó conocer —aunque fuera por poco tiempo— a músicos de allá y también la alegría de la gente. La comida no me encantó…

¿Cómo fue la colaboración con Natalia Lafourcade?
A Nat la conocí hace rato, también por Juan Manuel, y nos hicimos amigas una vez que me pidió que tocara con ella para un Vive Latino. Siempre la he admirado, creo que es una genio y ahora que vinimos a El Ganzo fue para grabar algunos demos de sus nuevas rolas y compusimos una nueva. Fue más relax que nada.

¿Qué te parece lo más interesante del concepto de El Ganzo?
Que tengan esa buena onda y sencillez de invitar a artistas muy cálidamente a hacer lo que quieran en ese ambiente tan relajado y en un lugar tan bonito.

galeria05

¿Cuál fue tu huella en El Ganzo durante tu residencia?
Creo la canción que hicimos con Natalia y Gustavo… Y el concierto tan improvisado, pero divertido, que dimos la última noche.

Si pudieras recomendarnos un lugar, donde sea en el mundo, para tomar un café, comer, hospedarte, visitar, un museo, un parque… cualquier lugar al que siempre regresarías, ¿cuál sería ese lugar?
¡Río de Janeiro y hacer el paseo en helicóptero por encima de las playas y el Corcovado!

www.natalialafourcadeyo.com/