Niz+Chauvet
http://i1.wp.com/hotbook.com.mx/wp-content/uploads/2017/04/2portada2.jpg?w=1050

Niz+Chauvet

Alejandro Niz y Patricio Chauvet, egresados de la UNAM, son socios fundadores del despacho de arquitectos Niz+Chauvet. A lo largo de los años han realizado distintos proyectos arquitectónicos y de diseño como casas, restaurantes, tiendas, escuelas y oficinas. Su gran capacidad productiva y creatividad, sumado al trabajo en equipo, han aportado espacios y conceptos únicos en distintas ciudades de México.

Cuéntanos un poco sobre Niz+Chauvet ¿quiénes son y cómo nació el despacho?

PATRICIO: Nos conocimos en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Alex entró tres años después. Primero estudié tres años de Ingeniería Industrial en el Tec de Monterrey y no me gustó, entonces me cambié a Arquitectura en la UNAM, que era lo que realmente me apasionaba. Conocí a Alejandro porque frecuentábamos el mismo grupo de amigos.

Después, nos fuimos a Puerto Rico a un intercambio de verano. Ahí empezamos a trabajar juntos y descubrimos que nos complementábamos muy bien. Llegando a México, todavía estudiando, pusimos las computadoras en la biblioteca de casa de Alejandro y empezamos a hacer algunas remodelaciones de casas. En 2001, empezamos a tener proyectos cada vez más grandes, hasta que hicimos nuestro primer restaurante en Interlomas, el St Patricks Pub. A la par, estábamos haciendo una casa que hasta ahorita consideramos que es la casa insuperable, que no pasa de moda, la nombramos la Casa 168.

1foto1

¿Cuánto tiempo lleva el despacho funcionando?

ALEJANDRO: Ya son casi 16 años. Empezamos haciendo muchísimos proyectos que nunca se hicieron entre casas, restaurantes y remodelaciones. Cuando empezamos, yo creo que de diez proyectos que agarrábamos solo se hacía uno. Ahora es al revés, no hay un proyecto que no se termine.

¿Qué servicios ofrecen?

Todo tipo de proyectos que representen un reto arquitectónico: hoteles, centros comerciales, oficinas, edificios, casas, y demás. Nosotros solo diseñamos y todo lo mandamos a concurso de obra.

Lo que más hacemos dentro del despacho son restaurantes, ya estamos llegando a 100. De proyectos originales han aproximadamente 60, y hay muchos otros que son franquicias como 50 Friends. Claro que cada uno con su propia esencia. También hacemos muchas viviendas, pero no las hemos publicado tanto por petición de los clientes.

3foto3(1)

¿Cuál es la misión principal de Niz+Chauvet en todos sus proyectos?

Que el cliente siempre quede feliz con su proyecto.

¿Cómo entienden la arquitectura? ¿Es un arte, un oficio, un servicio?

PATRICIO: La arquitectura definitivamente es un arte, pero nosotros no nos consideramos artistas. La arquitectura también es un oficio y una forma de vivir. Somos muy críticos de todo lo que nos rodea en cuanto a espacios, pero definitivamente, no nos consideramos artistas para nada.

4foto4

¿Quién o qué es su mayor inspiración?

ALEJANDRO: Viajar, pero no nada más salir del país, sino salir de tu ciudad y viajar en el interior de México. México tiene unos lugares espectaculares. En lo personal, muchos años me dediqué a hacer rafting y kayak, entonces todo lo que implique un contacto con la naturaleza lo considero una inspiración. En cuanto a arquitectura, siempre ciudades como Nueva York, Chicago o Londres tienen algo nuevo que enseñarte; no nada más las partes turísticas, sino conocer realmente cómo se vive.

PATRICIO: Definitivamente, para un arquitecto viajar es algo muy importante. No te puedes encerrar en Internet ni en los libros, tienes que salir a conocer. Pero como dice Alejandro, no tienes que ir al fin del mundo para traer nuevas ideas, sino simplemente abrirte un poco el panorama. Hay ciudades que todos los días están aportando algo en cuanto a arquitectura y tendencias nuevas. En Centro y Sudamérica están Costa Rica y Colombia, que también tienen unas propuestas muy interesantes de arquitectos jóvenes y materiales muy innovadores. Cualquier ciudad de Europa, sea chica o grande, siempre tiene algo que aportar.

ALEJANDRO: Por ejemplo, en el Joy de Antara hay un forro de puras varitas. En algún momento hicimos un viaje a Jalapa y se nos ponchó una llanta en la carretera, justo al lado de una reja de puras varitas. Ahí se nos prendió el foco y se nos ocurrió la idea para usar esa reja, que la utilizan para dividir las casas, para forrar todos los plafones del Joy de Antara.

PATRICIO: Uno de los muros de la Casa 168 está hecho con piedras de tres diferentes regiones de México. Eso se nos ocurrió durante un viaje a Querétaro, cuando vimos todas estas bardas de potreros en los ranchos, y de ahí se nos ocurrió hacerlo con un toque más moderno.

¿Cómo describirían el estilo de Niz+Chauvet?

Niz+Chauvet es una firma que hace el estilo que el cliente quiera, cuidando la funcionalidad y la estética.

5foto5

¿Cuál es el proceso por el que pasan desde que escogen un proyecto hasta que lo terminan?

Primero es la entrevista con el cliente. En está entrevista aprovechamos para recolectar toda la información necesaria para empezar el proyecto, como el estado actual, el terreno, las restricciones, necesidades del cliente y demás información que consideremos útil. Con toda esa información, comenzamos a diseñar hasta tener un anteproyecto aprobado. Después empezamos con el proyecto ejecutivo, el cual se da a varias constructoras para obtener mejores resultados y poder empezar la obra. Siempre supervisamos todas nuestras obras hasta que el cliente llega a habitar el lugar.

¿Cuáles han sido los proyectos más importantes que han hecho?

ALEJANDRO: La Casa 168, el hotel Live Aqua Bosques, el hotel Thompson Playa del Carmen, el Restaurante SUD777, la Cantina La Veinte en Miami y la Casa 2015. En su momento, todos fueron un reto. El poder tener la oportunidad de hacer una casa desde cero de tal magnitud, como Casa 168, fue una gran oportunidad. También fue una ventaja tener el 100% de nuestro tiempo dedicado a ese proyecto. Fue un año completo de trabajo lo que hizo que la casa estuviera diseñada hasta el último detalle, absolutamente todo está diseñado.

En cuanto al Aqua, este fue el primer hotel grande que hicimos, y el resultado fue muy bueno.

PATRICIO: Cuando nos contrataron para el Aqua fue algo muy chistoso, porque nosotros les decíamos a los ejecutivos del Grupo Posadas, que nosotros ya habíamos hecho muchos restaurantes y viviendas, y que entonces hacer un hotel era muy parecido. Y nos dimos cuenta de que no tiene nada que ver, todo el funcionamiento de un hotel es bastante complejo. Aprendimos muchísimo. Realmente sí fue una buena oportunidad y creo que quedó bastante bien.

ALEJANDRO: Además fue un parteaguas a nivel hotelería, a nivel operacional, ya que la idea principal del lobby era poder integrar todo sin que sean necesariamente espacios individuales. La recepción no está en donde normalmente se pensaría que estaría. Aquí lo tienes todo mucho más abierto e integrado. También fue un reto tomar este nuevo concepto. A Posadas le gustó mucho y lo lanzó en distintos hoteles para marcar una nueva línea.

6foto6

Si pudieran escoger un solo proyecto que represente en su totalidad a Niz+Chauvet ¿cuál sería y por qué?

Creo que todos porque cada uno resuelve una necesidad diferente.

¿Hay algún proyecto que consideren el más difícil o retador?

ALEJANDRO: Todos se vuelven retos en su propia escala. Hay departamentos que hicimos que fueron un dolor de cabeza. Pero no podríamos comparar uno con otro. El hotel Thompson de Playa del Carmen, por ejemplo, tenía sus propias complejidades porque, al estar fuera de la Ciudad de México, su supervisión generaba complicaciones muy grandes.

PATRICIO: En eso Alejandro tiene razón, no hay proyecto chico que no sea complicado. El chiste es entender qué es lo que quiere el cliente. A veces el cliente ni siquiera sabe lo que quiere. Realmente uno de los más difíciles fue el complejo de Antara de entretenimiento que hicimos con Javier Sordo. Nos dieron 5 locales y había que hacer 7 negocios diferentes, una discoteca, un centro de espectáculos, un lounge. Para esto nos asesoramos muy bien con expertos en acústica, para que el sonido no pasara de un lado a otro. También teníamos que diseñar el funcionamiento de todo lo que nadie ve, los servicios, los insumos y las salidas de emergencia. En total fueron 2 años y medio de proyecto.

7foto7

¿Cuál es el promedio de tiempo de un proyecto?

ALEJANDRO: Los restaurantes son los proyectos más rápidos, tardan entre 6 y 8 meses. Las viviendas normalmente tardan un año, pero siempre hay imprevistos y los tiempos pueden variar.

PATRICIO: El problema de la vivienda es que estás tratando con una familia que tiene sus gustos, que viaja y que aporta cosas al proyecto. Es un proyecto que realmente nunca se aterriza por esta dinámica que tenemos con los clientes en la que ellos también aportan y hacen cambios. Por eso se complica un poco, ha habido viviendas que se alargan hasta dos años. Pero también hay viviendas o departamentos de 600 metros que se hicieron en 8 meses.

¿Cuáles son las tendencias que vienen en cuanto a diseño y arquitectura en 2017?

Depende de la zona, pero la optimización de espacios y hacer edificaciones que respeten el medio ambiente son de las cosas que más debemos de tener en cuenta para este año.

9foto9

¿Qué proyectos tienen en puerta?

Estamos haciendo el hotel Westin Monterrey, un hotel en Bacalar, un edificio de oficinas en Masaryk y algunos edificios residenciales.

Si pudieran recomendar una ciudad en el mundo con la mejor arquitectura ¿cuál sería y por qué?

Aparte de la Ciudad de México, creemos que hay muchas ciudades con propuestas interesantes. Las ciudades que consideramos que siempre están a la vanguardia son Londres, Chicago, París y Nueva York.

 

¿A qué arquitectos contemporáneos mexicanos admiran?

Los de mayor reconocimiento ininternacional, Enrique Norten, Alberto Kalach y Augusto Quijano.

10foto10

Si pudieran sentarse en una mesa a  platicar con tres personas ¿a quiénes escogerían?

PATRICIO: A mi suegro, Hernán Vieco, arquitecto colombiano de la camada de los 50 que se fue a trabajar a París; a Kandinsky, que era artista y arquitecto; y a Mies van der Rohe, creo que una noche de vinitos estaría bastante interesante con ellos.

ALEJANDRO: Richard Neutra también es de los arquitectos que más me gustan; en vida, Toyo Ito es alguien con quien me gustaría platicar; y por último, Luis Barragán, sin duda sus intervenciones y el color, creo que es algo que a nosotros todavía nos falta explorar un poco más e integrarlo a nuestra arquitectura.

 

http://www.niz-chauvet.com/index.php




There are no comments

Add yours