Oscar Román | Hotbook

Oscar Román

Para Oscar Román, el arte es lo que lo pone en movimiento, lo que le llena y apasiona. Le ha dado la oportunidad de conocer a grandes empresarios, políticos e íconos de la vida nacional como María Félix. Para él el arte transforma al ser humano. Por lo que ha dedicado su vida a coleccionarlo y exponerlo.

¿Cuál es tu preparación académica?

Estudié la carrera de Relaciones Internacionales pensando en que tal vez me iba a convertir en embajador algún día, pero muy temprano entré a trabajar al gobierno y descubrí que mi vocación no estaba ahí. Tuve la oportunidad de hacer dos cursos muy importantes, uno en Historia del Arte y otro en Arte Contemporáneo fuera de México, el primero en el National Gallery en Londres, y el segundo en el George Pompidou en París. Cuando regresé de este viaje y con toda esta información tenía la inquietud de poderme desarrollar en algo referente al arte. A la semana de regresar, empecé a trabajar en antigüedades, que fueron mis primeros dos años de preparación, y de ahí pasé a una galería de Arte Contemporáneo otros dos años; mi siguiente paso fue abrir mi propio espacio.

¿Quiénes consideras que son los personajes más influyentes en el mundo del arte en nuestro país?

Yo creo que son muchos. Definitivamente, uno de los grandes promotores contemporáneos es Rufino Tamayo, porque abrir el museo que lleva su nombre fue un parteaguas en el mundo del arte en México. El museo, de arte contemporáneo, es sede de muchas muestras que nos han permitido tener gozo. Hay muchos personajes que sin duda abren las puertas de la cultura. Frida Kahlo para mí es, sin duda, la número uno porque Frida si bien es la más cotizada a nivel internacional, no nada más por sus obras, es también la más conocida; creo que es difícil que llegues a cualquier parte del mundo y la gente no sepa quién es Frida Kahlo. Esto es sorprendente, en mis viajes he encontrado que cuando entras a librerías buscando qué te puedes encontrar de México, lo más seguro es que encontrarás un libro de arte de Frida Kahlo. Si hablamos de alguien que le ha dado un lugar y posicionamiento a México a nivel internacional, definitivamente tendría que ser Frida Kahlo.

¿Nos podrías platicar alguna anécdota en relación a alguno de estos personajes?

Es precisamente Frida Kahlo quien me abre las puertas al arte moderno. Yo estaba trabajando en las antigüedades, un autorretrato de Frida, con la mitad del rostro de Frida y la otra de Diego Rivera, que pertenecía a María Félix, es la primera de importancia que vendo; las siguientes fueron un par de obras de Leonora Carrington. Algo que es maravilloso con el arte es poder acercarte a muchos personajes, políticos, empresarios y artistas que difícilmente podrías tener contacto de otra forma.

¿Cuáles consideras que son las funciones del Arte?

Aparte de que siempre es educativa, sensibilizar. Siempre digo que si todos damos la oportunidad a los niños de llevarlos a museos, e insisto, desde niños, porque a pesar de que cree uno que los niños no están entendiendo o aprendiendo, es mentira; los niños son una esponja y si les das la oportunidad de conocer desde esa edad este mundo maravilloso y fantástico vas a lograr muchas cosas, entre ellas, conocimiento, y transformarlos para poder apreciar y ver la vida desde otro punto de vista. Para mí el arte es verdaderamente algo que transforma al ser humano.

¿Qué es un curador?

Es la persona que se encarga de hacer la selección de las obras de un autor o algún tema para darle el hilo conductor a una muestra. Si es genial, vas a ver una muestra maravillosa que al final te va a dejar encantado, y si no lo hizo con esa vocación, no vas a tener esa misma apreciación. Curar una exposición es seleccionarla, clasificarla, darle una parte teórica al porqué de la selección de esas piezas y ver qué orden o qué núcleos curatoriales va a tener para que la exposición sea relevante.

¿Cómo encuentras nuevos artistas?

Muchas veces te los recomienda algún crítico o un curador; a veces descubres un gran artista en una bienal, o muchos otros llegan a pedirte una oportunidad en la galería. Suele ser complicado, porque hay una línea que quieres presentar, buscas que sean artistas que tengan algo ya definido en lo que quieren y están haciendo, y de repente te llevas sorpresas de artistas que van a tener una trayectoria impresionante y otras veces te encuentras que el mismo artista es quien impide su propio crecimiento.

oscar_hotbook_01

¿Qué consideras que debe tener un artista dentro de su vocación para sobresalir?

Prepararse. Hay muchos artistas que sienten que son la inspiración divina y no se ponen a estudiar. Es terrible, porque ves gente con muchísimo talento, pero que no lo explota ni desarrolla, simple y sencillamente por no tener la preparación que debieron de haber tenido en su formación, o que podría tener, tardan 5 o 10 años en llegar al punto que podrían haber tardado meses. ¡De veras lo encuentras mucho! No creas que te hablo de casos aislados, lo vemos muchísimo.

¿Me podrías hablar algún artista al que hayas apoyado desde sus inicios?

Nosotros empezamos a trabajar con Jorge Marín hace muchos años, y hoy por hoy es uno de los artistas más reconocidos, tiene un lugar muy importante. Él, en una muestra que hicimos sobre el circo, estaba haciendo otro tipo de obra y cuando le dije que hiciera una pieza para esta muestra fue un poco reticente al principio. Le comenté que podría hacer un equilibrista, un trapecista que pensé podría ser un reto, algo muy interesante para que él desarrollara. La realidad es que, a partir de ahí, viene todo un camino de toda esta serie de obras que ha desarrollado con muchísimo éxito. Jesús Urbieta fue un artista que acompañamos desde el inicio de su carrera; ganó todos los premios, bienales, reconocimientos. Hoy por hoy puede ser uno de los artistas oaxaqueños considerados ya dentro de la mesa de honor junto a Tamayo, Toledo, Sergio Hernández. Hay grandes artistas que han pasado por la galería. Estrella Carmona, que es una de las artistas veracruzanas más importantes. Cada uno de ellos tiene una historia y una trayectoria. Realmente nos da mucho gusto porque entre más logros y mayor desarrollo tengan, mayor es el éxito para mí.

¿Qué consejo nos podrías dar para poder disfrutar mejor una muestra o una pieza de arte?

Lo que es muy importante antes de ir a alguna muestra es investigar un poco del autor, quién es, qué es lo que hace, si ha tenido una gran trayectoria; por ejemplo a mí me sucedió con Picasso, quien es uno de los pintores que siempre me llamó mucho la atención, pero la verdad en mis inicios cuando veía la época cubista y la obra maravillosa de La Guernica al primer contacto no le entendí, y no lo hice precisamente porque no tenía la preparación para hacerlo, años después y posterior a haberlo estudiado mucho es como si te descubrieran un velo, es maravilloso. Hay obras que necesitan tener algo de conocimiento para saber qué es lo que te están expresando. Hay una parte que se te va desarrollado que es la apreciación, te das cuenta por la composición, por el color, por los elementos que manejó el artista como la luz, los planos, si realmente te llena el ojo cuando lo estás viendo, y sobre todo cuando ves una exposición antológica, es un poco ir viendo el proceso del autor, cómo era su obra en los inicios y cómo se fue transformando y a qué llego, y entender el porque. Hay muchos artistas que pasaron de lo figurativo a lo abstracto, o que se fueron a una síntesis donde apenas una línea o una mancha o ciertos elementos te hacen el complemento del todo en un cuadro. Hay mucho que aprender dependiendo de los autores que vayas a revisar y sobre ellos puedes realizar más conocimiento.

¿Qué pieza de tu colección es tu favorita?

Me encanta el surrealismo y dentro de las obras que colecciono hay muchas de esta línea, hay obras maravillosas de Alice Rahon que he ido encontrando, sobre todo buscando obras de cierto periodo que son mucho más representativas en el momento más importante del artista. Tengo algunas piezas que pertenecieron a la colección de María Félix y yo creo que esas me ha dado mucho gusto habérmelas podido quedar, porque yo la conocí y realmente es uno de esos personajes que la historia, con el tiempo, le dará una vuelta a su imagen.

¿Qué recomendación le darías a un nuevo coleccionista?

Situar hacia dónde quiere ir su colección, ver si tiene claros sus objetivos, si es en arte contemporáneo, arte moderno, si quiere apostar a nuevos talentos, si quiere irse con los consagrados, si es de esta última forma es importante ver los periodos, qué época y de cuál autor, yo creo que con esos elementos puede hacerse una buena colección.

Muchas veces el arte conceptual recibe críticas que pueden poner en tela de juicio la existencia de elementos artísticos dentro de un trabajo creativo. ¿Cómo se evalúa la existencia o no de arte en una propuesta?

En el momento que Marcel Duchamp desconceptualiza el mingitorio (en su obra que lleva por nombre Fountain) abre una puerta enorme a que todo puede ser arte. Cuando esta un mingitorio en un baño entonces es un baño, pero si lo sacas y lo pones tal vez en otra posición en un museo lo estás desconceptualizando. Esto obviamente rompió todos los paradigmas de si es o no arte. En México hemos tenido artistas que han trabajado de esta forma como Gabriel Orozco, que cuando presentó su famosa Caja de Zapatos lo que explicaba era la teoría del vacío, un perfecto cuadrado (sic.) que se marca en una caja de zapatos que te muestra este sentido del vacío. Muchas veces hay exposiciones que pueden ser soprendentes y que te pueden cambiar completamente el entorno en el momento que ves la explicación porque esta puede darte una base teórica completamente bien fundada y bien estructurada. En ese sentido he visto artistas que son completamente maravillosos que te presentan grandes muestras.