Ought To Know: Monumento a la Revolución
http://i1.wp.com/hotbook.com.mx/wp-content/uploads/2017/03/a14_ss_5111.jpg?w=1050

Ought To Know: Monumento a la Revolución

La imponente fachada de lo que actualmente es el Monumento a la Revolución, resguarda un secreto de más de 100 años. Una historia que comenzó en 1905, cuando el presidente de aquella época, Porfirio Díaz, asignó al arquitecto francés Jean Émile Bénard, el gran proyecto de construir un majestuoso Palacio Legislativo. Una obra que, debido al repentino inicio de la Revolución Mexicana, se vio interrumpida.

Sin embargo, su estructura principal permaneció intacta y su construcción fue retomada 20 años después por el arquitecto mexicano, Carlos Obregón Santacilia, quien reinterpretó y convirtió su estructura en la base del actual Monumento a la Revolución.

MRM-44

Tristemente, este suntuoso monumento, con gran connotación histórica y testigo durante décadas del crecimiento de la capital mexicana, permaneció abandonado hasta 2010. Año en el Gobierno del Distrito Federal y la Autoridad del Espacio Público, con el fin de conmemorar el centenario de la Revolución Mexicana, asumieron su restauración.

El proyecto, llamado REvoluciónArte, hoy es una realidad. No solo buscó reestructurar la edificación, sino acondicionarla de manera que abriera sus puertas al público, para transmitir la idea de que, como lo expresara el arquitecto Carlos Obregón Santacilia, “La Revolución de ayer, de hoy, de mañana y siempre”, nunca dejara de estar presente.

La visita al monumento, es una experiencia que reúne lo que una vez fue México y lo que hoy es. Un recorrido que comienza en los cimientos del edificio, y que entre laberintos y escaleras, se puede apreciar la impactante instalación Bajo la mira, la cual a través de reproducciones de rifles y balas hechos en vidrio, el arquitecto Andrés Mier y Terán quien nos responde la entrevista a continuación busca dar un giro al contexto de la guerra y la violencia. La instalación es complementada por las nuevas exposiciones La Revolución en el cine y las dos figuras de cera, fabricadas por Wade Waxworks, de Francisco “Pancho” Villa sentado en la silla presidencial, acompañado de Emiliano Zapata. Sin embargo, lo que no puede faltar durante la visita al MRM, es subir por el elevador panorámico a los miradores, desde donde se puede apreciar la bóveda de cobre, sin mencionar las espectaculares vistas 360º a la infinita Ciudad de México.

MRM-55

¿Cuál fue tu objetivo principal cuando te fue asignado el proyecto artístico dentro la reestructuración general del Monumento de la Revolución Mexicana?

Lograr una interacción entre el visitante, las piezas y el espacio arquitectónico. Fusionar las distintas ideas de “Revolución”, quitando la carga de violencia que tenemos en la memoria colectiva. Resaltar la majestuosidad y complejidad de la imponente estructura de acero del monumento y ponerla en contacto visual con el público para lograr la apreciación de la extraordinaria complejidad del lugar.

¿Cuáles fueron los obstáculos que no esperaban y que surgieron durante el proceso de instalación de las piezas?

Nos encontramos con muchísimos retos técnicos para producir los rifles de vidrio. Los logramos resolver en conjunto y con la ayuda y experiencia de Nouvel Studio, quien apoya la experimentación en vidrio. Otros, los fuimos resolviendo conforme íbamos avanzando como el tema del peso, iluminación y sistema de sujeción de cada instalación.

¿Por qué elegiste el nombre Bajo la mira para la instalación?

Bajo la mira busca crear un espacio emocional directo entre el visitante y las piezas. Este espacio es para mí el protagonista de la exposición. Es donde cada persona se puede relacionar de una manera distinta con las piezas. Esta idea es la que a mí más me interesa.

MRM-22

¿Porqué escogiste el vidrio como único material de todas las piezas?

Me gusto mucho la idea de poder representar el rifle y las balas de una manera más sutil, donde el material convierte estos elementos el algo estético, más puro y ligero, que nos hace olvidar su peso bélico, violeto. Y verlos más como un elemento luminoso, armónico y estético.

MRM-11

¿Qué es lo que buscas transmitir a lo largo de la instalación?

Revoluciónarte es el nombre que se creó para el programa cultural y desarrollo del Monumento a la Revolución. Esta palabra se conforma de tres ideas: revolución, evolución y arte. Este proyecto te invita a que formes parte de un cambio y se dirige a ti en primera persona con la intención de integrarte a ese cambio. La exhibición comparte los mismos principios e invita al visitante a dejarse sorprender y reflexionar sobre qué significa hoy en día la Revolución. Obregón Santacilia, el arquitecto del Monumento, dedicó su obra “A la revolución de ayer, de hoy, de mañana, de siempre”.

Esta frase creo que lo resume todo y, si la gente puede salir del monumento con este concepto en mente, para mí, es el principio de un gran cambio. Desde mi punto de vista, debemos estar siempre pensando que formamos parte de una evolución constante, que debe reflejarse en la mejora de nuestras vidas.

Un cambio de percepción, pensamiento, ideología, interés, etc., que nos haga dar siempre más de nosotros mismos para aportar a un mejor mañana en nuestra comunidad.

¿Cuál es la pieza más representativa para ti?

Enfrentamiento es una de las piezas con mayor fuerza para mi gusto, porque está en un lugar contenido y a la vez espectacular que te integra física y sensorialmente con la obra y el espacio. Entran en juego la complejidad de la instalación, la altura y el vacío que percibes al caminar sobre la plataforma de vidrio. El espectador se enfrenta a su propio miedo, mientras disfruta el valor estético de la instalación y la majestuosidad arquitectónica.

MRM-33

¿Crees que esta pieza representa el clímax del recorrido?

No se buscó un clímax en especial en el recorrido, sino que cada pieza evocara una sensación diferente en el espectador.

Pero si tuviera que escoger un punto como clímax sería uno distinto. La pieza Tración, en el perímetro del domo de cobre interior, conforma para mí la pieza de mayor peso en el recorrido por el espacio en el que está contenida.

El lugar nombrado por Obregón Santacilia como El deambulatorio, es espectacular. El visitante desciende del elevador a un espacio único de introspección dentro de la cúpula interior del monumento y se siente rodeado de rifles apuntando al centro del espacio, es decir, hacía él, poniéndolo literalmente, “bajo la mira”.

¿Qué significa para ti haber sido parte de un proyecto tan emblemático para México?

Un orgullo enorme y ganas de conocer la opinión de la gente.

MRM-66

¿Algún otro proyecto histórico nacional en la mira?

Operadora de Espacios Extraordinarios de México espera seguir rescatando otros inmuebles para lograr hacerlos autosustentables y que la gente se sienta orgullosa de su historia.

Me encantaría involucrarme en otro proyecto similar donde un tema tan importante como la Revolución Mexicana, o la historia de mismo recinto, fuera el motor detrás de una obra nueva, pero creo que este tipo de proyectos en ocasiones son únicos y por el momento lo estoy tratando de disfrutar, sin pensar mucho en qué se pueda presentar en el futuro.

D. Plaza de la República S/N, Cuauhtémoc.

T. 55 5592 2038

www.mrm.mx

Fotos cortesía de Fiamma Piacentini / MYT Diseño




There are no comments

Add yours