Pelagic Life: Mar abierto | Hotbook

Pelagic Life: Mar abierto

Es una Asociación no lucrativa que busca la conservación de las especies pelágicas en el mar. Es decir, aquellos animales que viven toda su vida o la mayor parte de ella en mar abierto. El proyecto empezó con la idea de hacer viajes de amigos. Actualmente es una institución con proyectos formales para proteger la vida marina en México y el mundo, con un un alcance de miles de personas, gracias a las cuales han salvado a 35 tiburones de los anzuelos de pescadores.

Todo comenzó con dos primos Jero Prieto y Lalo Martínez en septiembre de 2009. Después de ver un video de tiburones filmado por Lalo en Acapulco, decidieron ir juntos a ver que encontraban en el mar. Ese fin de semana marcó el inició de un gran proyecto, sólo encontraron un tiburón que no pudieron ver bajo el agua. Pero establecieron una relacion diferente entre ambos, descubrieron una pasión por la vida pelágica, por documentarla y descubrir todo lo que ésta abarca.

El equipo ha ido creciendo, ya cuentan con varios fotografos como Yuca y Rene Martínez, Ignacio Armida que asesora en los temas legales, Jorge Camil quien propone nuevos planes fiscales y edita videos, Gerardo Nasser encargado de diseño, Andres Akle experto en tecnología y sus consejeros Chunis y Lalo Sr.

A través de este proyecto han tenido la oportunidad de bucear y hacer free dive con el tiburón blanco sin jaula, observar orcas bajo el agua, free dive con tiburones toros y muchas cosas más. Los premios y reconocimientos cada vez les abren más puertas, pero su objetivo no ha cambiado. Su carta de presentación más fuerte es su nuevo proyecto “Al llamado del tiburón”.

Original
Es una Asociación no lucrativa que busca la conservación de las especies pelágicas en el mar. Es decir, aquellos animales que viven toda su vida o la mayor parte de ella en mar abierto. El proyecto empezó con la idea de hacer viajes de amigos. Actualmente es una institución con proyectos formales para proteger la vida marina en México y el mundo, con un un alcance de miles de personas, gracias a las cuales han salvado a 35 tiburones de los anzuelos de pescadores.

Todo comenzó con dos primos Jero Prieto y Lalo Martínez en septiembre de 2009. Después de ver un video de tiburones filmado por Lalo en Acapulco, decidieron ir juntos a ver que encontraban en el mar. Ese fin de semana marcó el inició de un gran proyecto, sólo encontraron un tiburón que no pudieron ver bajo el agua. Pero establecieron una relacion diferente entre ambos, descubrieron una pasión por la vida pelágica, por documentarla y descubrir todo lo que ésta abarca.

A partir de ahí comenzaron a realizar más viajes y un integrante más se unió al equipo, Rodrigo Friscione, la amistad se fortaleció y las expediciones se multiplicaron. En los primeros tres viajes a Cancún y Costa Rica no tuvieron mucho éxito, no encontraron lo que buscaban por falta de animales o por el clima. Gracias a estos viajes se dieron cuenta de la gran falta de animales que hay en el mar. Con paciencia y mucho esfuerzo formaron un equipo que se complementaba de manera perfecta.

Finalmente en julio del 2010 se reunieron para comenzar a planear las expediciones, no como un par de amigos, sino como un grupo con un objetivo en común. Salieron a la búsqueda de un barco hundido y el tiburón blanco, el viaje fue bueno pero no lo que esperaban. Jamás encontraron el barco pero tuvieron la oportunidad de estar con tiburones ballena, un pico con muchísima vida, vieron mantarrayas gigantes y muchos animales más. Fue entonces cuando decidieron fundar el grupo Pelagic Life, para comenzar utilizaron la plataforma que Jerónimo ya manejaba.

Los viajes continuaron, el siguiente destino fue la Isla Guadalupe en donde vieron tiburones blancos. A esta expedición se sumaron más personas con los mismos intereses. La experiencia fue increíble, gracias al equipo de cámaras que llevaron, documentaron el evento desde todos los ángulos posibles. A su regreso compartieron las fotos en diferentes redes sociales, las fotos llegaron a muchas personas y esto comenzó a abrirles muchas puertas. La más importante fue el contacto con Monica Lafón, quien les dio la oportunidad de presentar su proyecto en la parte cultural de la COP 16, que se llevaría a cabo en Cancún en diciembre de ese año.

Sabían que esa presentación era la oportunidad que estaban esperando, pero también implicaba un gran reto, ya que no tenían un objetivo claro, pero tenían la certeza de que su plan era seguir disfrutando lo que el país ofrece y documentarlo de la mejor manera. Sabían que su principal meta era ayudar a la conservación de las especies marinas.

Después de mucho trabajo, la presentación tuvo grandes resultados. Plantearon un problema al mismo tiempo que una solución. El valor de un tiburón vivo contra el valor de uno muerto, adémas de los beneficios del turismo para las comunidades donde viven estas especies. Su ejemplo fue Holbox, un lugar que ha sabido explotar el turismo gracias al tiburón ballena. Las personas que se benefician del tiburón no son las personas que lo protegen.

Gracias a esta presentación, el equipo de Pelagic Life se dio cuenta que su verdadero objetivo era ayudar y cuidar las especies pelágicas, pero para hacerlo necesitaban ayuda. Monica Lafon y Ana Lagos, les ayudaron a organizar y administrar el grupo. El siguiente paso era un plan para lograrlo, justo en esa época un nuevo integrante se sumó al grupo; Jorge Camil, impresionado con lo que habían logrado quiso apoyarlos para que realmente pudieran hacer un cambio. Así que los ayudó a crear una Asociación Civil, a través de la cual podrían encontrar fondos y apoyo para lograr lo que querían. En febrero del 2011 comenzaron los trámites para convertirse en una Asociación Civil.

Mientras los trámites se realizaban, los viajes y los descubrimientos de maravillas pelágicas en México continuaban. En cada uno de ellos escuchaban alguna historia que los motivaba a creer que iban en el camino correcto, ya que estaban convencidos de que México es el mejor lugar del mundo para la vida pelágica. Para su sorpresa, descubrieron que hay muchas personas que comparten los mismos intereses que ellos y los han apoyado de manera directa o indirecta.

El equipo ha ido creciendo, ya cuentan con varios fotografos como Yuca y Rene Martínez, Ignacio Armida que asesora en los temas legales, Jorge Camil quien propone nuevos planes fiscales y edita videos, Gerardo Nasser encargado de diseño, Andres Akle experto en tecnología y sus consejeros Chunis y Lalo Sr.

A través de este proyecto han tenido la oportunidad de bucear y hacer free dive con el tiburón blanco sin jaula, observar orcas bajo el agua, free dive con tiburones toros y muchas cosas más. Los premios y reconocimientos cada vez les abren más puertas, pero su objetivo no ha cambiado. Su carta de presentación más fuerte es su nuevo proyecto “Al llamado del tiburón”.

México es un país rico en vida pélagica y algunos de los eventos más importantes que se realizan son: Tiburones blancos en Isla Magdalena, Marlins comiendo en Baja California, Pez Vela comiendo alrededor de Cancún, Tiburones Toro en Playa del Carmen, Ballenas en Baja California y Tiburones Ballena en Cancún, entre otros.

www.pelagiclife.org