¡Que venga el año nuevo! | Hotbook

¡Que venga el año nuevo!

En la mayor parte de las culturas el Año Nuevo es sinónimo de un comienzo fresco, de un calendario en blanco y de una nueva oportunidad para olvidar los errores del pasado y empezar desde cero.

No son pocos los que aseguran que los rituales que se llevan a cabo durante la víspera del Año Nuevo influyen sustancialmente en el destino de los próximos meses. Los fuegos artificiales, las alegres campanadas, las cenas en familia y las fiestas con los amigos conforman el escenario habitual de la festividades de Fin de Año. Sin embargo, existen lugares en donde se celebra de manera distinta. A continuación, las tradiciones más curiosas que se llevan a cabo el último día del año.

REFRIGERADORES VOLADORES

¿DÓNDE? Johannesburgo, Sudáfrica

Durante los últimos minutos de cada año, en la colonia de Hillbrow, es común ver caer de las ventanas de los edificios todo tipo objetos viejos… refrigeradores, botes de basura, televisiones, hornos de microondas, ladrillos, estufas, ropa desgastada, botellas y colchones retumban mientras se deshacen al tocar el suelo. Lo que en la década de los noventa comenzó siendo una manera de limpiar los hogares antes del nuevo año, se ha convertido en un gran problema. Aunque divertida para algunos, esta tradición es sumamente peligrosa, pues anualmente se registran decenas de accidentes. Es por eso que en los últimos años se ha prohibido y, aunque cada vez son menos los objetos arrojados, hay quienes lo siguen haciendo. Los miembros de la policía local, cubiertos de chalecos y cascos, patrullan la zona cada Fin de Año, e incluso, en algunos años, ha sido necesario el patrullaje con helicópteros.

galeria07

EL GALLO CASAMENTERO

¿DÓNDE? Bielorrusia

En Bielorrusia, una de las tradiciones más esperadas en Fin de Año tiene que ver con el amor, el matrimonio y la adivinación del futuro. Las mujeres lugareñas se reúnen para predecir, a través de una serie de juegos, quién será la siguiente en caminar hacia el altar. Uno de los juegos favoritos consiste en colocar un puñado de maíz a los pies de cada mujer soltera y después liberar a un gallo. El primer montón de maíz al que se acerque el ave revelará quién será la afortunada. Además, en estas fechas, los bielorrusos tienden a comer y beber mucho —demasiado, tal vez—, pues cocinan un gran número de platos para las festividades de la noche.

galeria08

LOSAR TIBETANO

¿DÓNDE? Tíbet (se celebra también en India, Bután y Nepal)

En la remota región del Tíbet, al Año Nuevo se le conoce como Losar (“Lo” significa año y “Sar”, nuevo). Al tomar como base el calendario lunar, este se celebra cada año entre los meses de enero y febrero. El festival simboliza la victoria del bien sobre el mal, la purificación y la frescura. Al ser la celebración más importante de la región, tradicionalmente incluía alegres cantos, danzas, ceremonias y peregrinaciones; sin embargo, desde hace algunos años, las cosas han cambiado a causa de la represión existente, consecuencia de las enormes tensiones políticas con China. Actualmente, las familias limpian meticulosamente sus casas, cocinan deliciosos platillos y montan un altar que decoran con galletas, pastelillos, dulces, panes, frutas, cerveza, entre otras cosas. Al salir a las calles, los tibetanos intercambian katas (bufandas tradicionales de seda blanca) con familiares y amigos, para después ofrecerlas en los monasterios y altares como forma de asegurar prosperidad para el año entrante.

galeria02

EL PASTEL DE ORO

¿DÓNDE? Grecia y otras zonas de la península Balcánica

En Grecia, en Año Nuevo se lleva a cabo el Festival de San Basilio, uno de los fundadores de la Iglesia Ortodoxa Griega. San Basilio es equivalente a Santa Claus o a los Reyes Magos, pues trae regalos para todos durante la noche del 31 de diciembre. Entre los griegos existe la costumbre de preparar un delicioso pastel llamado Vassilopitta. Aunque es similar en sabor a la rosca de reyes, en lugar de muñequito trae dentro una moneda (llamada floori). En tiempos antiguos la moneda era de oro, pero ahora es de algún metal común. El primer día del año, las familias se reúnen para comer pastel y bendecir su hogar. Cada miembro parte una rebanada y quien encuentre la moneda será especialmente afortunado durante los meses siguientes. Algunas familias acostumbran partir rebanadas en honor a Dios, Cristo, San Basilio u otros personajes simbólicos, según la tradición local. Si la moneda sale en esas porciones, no significa que ellos tendrán buena suerte, sino que la influencia del alabado estará presente en la familia durante todo el año.

galeria03

DANDO LA VUELTA A LA CUADRA CON MALETAS VACÍAS

¿DÓNDE? Colombia, Cuba, Ecuador, Venezuela y en algunas regiones de México y España

Si eres un aventurero y amante de los viajes, este es el ritual ideal para ti. En estos países latinos, justo después de que el reloj marque las 00:00 horas, se acostumbra salir a la calle cargando maletas vacías y correr dando la vuelta a la cuadra. Con esto se pretende atraer la buena suerte y tener un año lleno de viajes y aventuras. Hay quienes afirman que el secreto está en meterle un poco de ropa de cada estación, para así viajar en cualquier época del año y a todos los destinos posibles.

galeria04

BESO MASIVO

¿DÓNDE? Venecia, Italia

Venecia es internacionalmente conocida como la capital del amor y el eterno romance. Es por eso que, desde hace algunos años, miles de parejas acuden a la Plaza de San Marcos para celebrar el Año Nuevo. Además de los fuegos artificiales, generalmente, el gobierno municipal prepara algún tipo de espectáculo que incluye música y un brindis. Ante este, los presentes responden con un gesto de amor, paz, fraternidad y pasión: un gran beso colectivo. ¿Qué mejor forma de entrar en calor en un día tan frío? Los que no tienen pareja no tienen de qué preocuparse, pues hay un sinnúmero de candidatos solteros dispuestos. En los últimos años se han registrado cerca de 60,000 asistentes, y se espera que cada año sean más.

galeria01

GUERRILLA DE AGUA

¿DÓNDE? Tailandia y en algunas zonas de Myanmar, Laos y Camboya

En Tailandia el Año Nuevo se conoce como Songkran (en sánscrito significa “el paso del sol de un signo zodiacal a otro”) y se celebra del 12 al 15 de abril de cada año. Aunque parezca una fecha extraña, coincide con los calendarios de varios lugares del sur y sudeste asiático. Durante esta celebración los tailandeses limpian sus casas para después salir a las calles y adentrarse en una guerrilla masiva de agua. En un intento de purificación, renovación y limpieza espiritual, tanto personas como elefantes se lanzan agua los unos a los otros. Posteriormente, las familias festejan comiendo deliciosos platillos previamente preparados para la ocasión. También se acostumbra llevar ofrendas a los templos y ríos cercanos. Durante el último día se suelen rendir honores a los ancestros y a las personas ancianas, derramando agua sobre sus cabezas mientras se piden buenos deseos para el próximo año.

galeria06_portada

AL BORDE DE LA LÍNEA

¿DÓNDE? Kiribati

Los 6,000 residentes de este archipiélago en el océano Pacífico son los primeros seres humanos en recibir el Año Nuevo, pues Kiribati tiene el primer huso horario del planeta y es el primer lugar habitado después de la Línea Internacional de Cambio de Fecha. Además de los famosos fuegos artificiales, en cada casa, en cada playa y en cada bar local se festeja de alguna manera especial. Tristemente, es muy probable que esto se esfume, pues Kiribati es el primer candidato a quedar completamente sumergido como consecuencia de la elevación del nivel del agua del Pacífico a causa del calentamiento global. 

galeria05

ALGUNOS OTROS FESTEJOS

ESPAÑA: comer una uva por cada una de las doce campanadas que da el reloj de la Puerta del Sol en Madrid.

MÉXICO: usar ropa interior roja o amarilla para atraer la suerte en el amor o el éxito económico, respectivamente.

MALI: comer pollo en familia, pues es un animal muy valorado y considerado un lujo para muchos.

ESLOVAQUIA: participar corriendo en la carrera de diez kilómetros por los puentes de Bratislava, que unen el norte con el sur de la ciudad.

DINAMARCA: lanzar platos viejos hacia las puertas de familiares y amigos, como símbolo de amistad y cariño.