Roadtrip por sonora | Hotbook

Roadtrip por sonora

#HOTroadtrip

Ubicado al noroeste del país, este territorio desértico posee dos grandes tesoros que aguardan para que los descubras: las Misiones y la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar.
La Ruta de las Misiones fue heredada por el Padre Kino a los sonorenses durante el siglo XVIII. Para recorrerla deberás tomar la carretera 15 desde la ciudad de Hermosillo, a la que deberás llegar un día antes de la excursión.

VIERNES

8:00
La primera señal que tendrás de que vas por buen camino es que, en menos de veinte minutos de tu salida de la ciudad, comenzarás a ver un horizonte lleno de saguaros (plantas endémicas del desierto), así como los primeros anuncios de que estás próximo a llegar a la Misión de Cocóspera, tu primer punto de visita en este viaje.

Cocóspera está situada en lo alto de un peñasco, en el valle de Nuestra Señora del Pilar y Santiago de Cocóspera. Aunque solo se puede observar su fachada y algunos indicios del tamaño que tenía, es impactante cómo el tiempo se ha quedado congelado en una ruina y la labor que los jesuitas ejercieron al construirla. Pero no hay que demorarse mucho aquí, debes seguir hacia San Ignacio de Caborica, un templo del siglo XVII y uno de los mayores exponentes de la religiosidad del pueblo, y es que dentro de la iglesia yace San Francisco, a quien cada 4 de octubre se le dedica una fiesta patronal y, como su figura de porcelana es de tamaño original, se dice que quien no pueda cargar al santo no tiene verdadera fe. En este sitio también están los restos mortales del Padre Kino, quien falleció en 1711.

13:00
Al término de la visita lo mejor es tomar un descanso y comer en un clásico: el restaurante “El Toro”, donde ya puedes iniciar tu estudio sobre la gastronomía sonorense. Por ejemplo, ordena unas “chivichangas”, elaboradas de carne que se corta en tiras delgadas y se sazona para revolverse como machaca.

17:00
El siguiente punto es Tubutama, donde están las misiones de San Pedro y San Pablo, ambas de estilo colonial. Aquí vivió Kino, hoy su casa es un pequeño museo que posee una interesante y valiosa exhibición de figuras religiosas, ornamentos y otros artefactos pertenecientes a la vieja misión. Oquitoa es la quinta de ellas, en su interior se observan algunas pinturas de aceite y antiguas esculturas, como la estatua de la Dolorosa y el santo patrón San Antonio de Padua.

19:00
En este punto deberás apresurar el paso para llegar a Átil. Esta misión data de 1751 y es obra del jesuita Jacobo Sedelmayer. Aunque ya solo quedan algunas ruinas de lo que fue, se aprecian detalles del tipo de obra que se edificó y algunas litografías que muestran su verdadero esplendor. El siguiente punto se notará desde la carretera: Pitiquito, donde está la iglesia de San Diego, construida en el siglo XIX. Su particularidad es que dentro de ella se observan dibujos apocalípticos, entre ellos uno de la muerte. No olvides fotografiarla y, de paso, degustar las deliciosas nieves que venden afuera de la iglesia, la de guayaba es la mejor.

hotbook_galeria09

SÁBADO

8:00
Después de descansar en alguno de los hotelitos ubicadas en Pitiquito —que, sobra decir, cuentan con lo indispensable, son seguros y limpios— deberás iniciar el día muy temprano para conocer la Misión de Caborca, una de las más hermosas y, quizás, la de mayor área. La misión fue remodelada y lo notarás en su fachada detalladamente cuidada que, según cuentan, al atardecer cambia de color debido al contraste del sol al ocultarse. Caborca fue conocida como la Misión de la Purísima Concepción de Nuestra Señora de Caborca y sirvió como bastión militar en la batalla contra los filibusteros. ¡Ah! De este lugar no te puedes ir sin comer una coyota (un tipo de hojaldre relleno), mejor si es helada; las hay de piloncillo y membrillo y las venden en casi todas las tiendas y restaurantes que rodean la zona.

9:00
Ahora sí, deberás tomar rumbo hacia el desierto de Altar, donde está la Reserva de la Biósfera de El Pinacate. La misma carretera te guiará desde la Misión de Caborca, pero ya no falta mucho, llegarás en una hora, aproximadamente. No olvides llevar algunas provisiones, como agua y galletas energéticas, sobre todo porque estarás en pleno desierto e hidratarse será básico para aguantar la temperatura.

10:30
Al entrar deberás registrarte como visitante y pagar 45 pesos (aproximadamente) de admisión por persona, así como esperar a uno de los guías que te llevará hasta el lugar. Ya que tienes al experto dentro de tu coche (cabe aclarar que es indispensable llevar automóvil), entonces sí podrás seguir el camino para conocer a las dos estrellas de la Reserva de la Biósfera: El Elegante y El Colorado, cráteres ubicados en medio del desierto de Altar.

Estacionarás el auto justo a los pies del primer cráter y caminarás para explorar los “jardines” que se van presentando conforme avanzas. Hay saguaros, choyas y ocotillos, más de 553 especies de flora; y, ojo, mantente atento para ver a las especies de fauna locales, como la rata conejo, el antílope americano o el borrego cimarrón.

12:00
Dicen que los primeros astronautas que fueron a la luna entrenaron aquí, ya que los cráteres son similares a los que existen en ella. Y ahí está, El Elegante, con un diámetro de 1400 metros y una profundidad de 140. Su formación, según cuentan, sucedió por un temblor que duró varios días, y una de esas vibraciones provocó que colapsaran las paredes del cráter y este explotara lanzando arena y arcilla. A unos quince minutos de distancia, y donde las cenizas volcánicas actúan para darle otro aspecto al desierto, se encuentra El Colorado, que lleva ese nombre por el color rojo de las plantas que están a su alrededor. Tiene una profundidad menor, e incluso puedes caminar dentro de él.

El último punto de la ruta, y desde donde tomarás tu avión de regreso, es Puerto Peñasco, a 45 minutos de la Reserva de la Biósfera. Aquí puedes pernoctar y hasta meterte al mar, si así lo decides, pero lo que no deberás dejar de hacer es comer unos ricos camarones, en el Sombrero Restaurante, de aquí son los mejores de México.

hotbook_galeria06

GUÍA DEL DESIERTO DE SONORA

[toggle Title=”DÓNDE DORMIR“]

Hotel Lucerna Hermosillo
130 habitaciones y con todos los servicios
D. Blvd. Paseo Río Sonora Nte. 98, Hermosillo
W. www.hoteleslucerna.com

Sonora Sky Resort
Ubicado frente al mar de Cortés, con habitaciones y condominios de lujo
D. Morelos 54, Puerto Peñasco
W. www.sonoransky.com.mx

[/toggle]

[toggle Title=”DÓNDE COMER“]

El Toro Steak House
D. Niños Héroes y Misión de Dolores, Magdalena de Kino
T. (632) 322 0375

Reforma 255
Cocina internacional y regional con toques contemporáneos.
D. Av. Reforma 255, Col. Centenario, Hermosillo
T. (662) 212 5500

El Sombrero Restaurante
Con platillos mexicanos y regionales
D. Calle 13, esquina con Pino Suárez. Col. Ferrocarrilera, Puerto Peñasco
T. (638) 383 5824

[/toggle]

MÁS INFORMACIÓN

www.sonoraturismo.gob.mx

RENTA DE AUTOS

www.hertz.com.mx