Romain Jerome | Hotbook

Romain Jerome

Manuel Emch, CEO de RJ – Romain Jerome es considerado un prodigio con habilidades en el campo de establecer y consolidar la identidad de la marca. Comenzó su carrera como consultor de ingeniería de procesos y gerente de marketing de bienes de consumo.

Revivió con éxito la marca Jaquet Droz, transformándola en una de las mejores referencias en el campo de la alta relojería. RJ – Romain Jerome fue fundada en el 2004 en Ginebra. Reconocida por tener un concepto único y por ser “el ADN de leyendas famosas”. RJ – Romain Jerome permite a sus clientes tener una parte de la historia de creación de relojes altamente emocionales y accesorios incorporando el ADN de una leyenda contemporánea.

Estos relojes se fabrican en Suiza y combinan la artesanía con la experiencia tecnológica. La maison relojera se basa en la fuerza del mar, del aire y de la tierra, ya sea a través de la recuperación de acero del Titanic, ADN de la nave Apolo 11, o quizá con polvo de luna o con lava de volcán. Fue nombrado parte del consejo de administración del grupo, con responsabilidades especiales para territorios que abarcaban Rusia, Europa Oriental y Asia Central. Emch trajo a RJ – Romain Jerome su considerable experiencia en los campos de producción y ventas, después de haber contribuido a la construcción de la planta de Jaquet Droz, así como la supervisión y creación de una red de distribución en todo el mundo incluyendo 200 puntos de venta y seis boutiques propias.

¿Cuándo y cómo comenzaste tu trayectoria en RJ – Romain Jerome?

En el 2010 me uní a RJ – Romain Jerome como CEO para darle un fresco impulso creativo y para establecer la credibilidad y reputación de esta joven marca que agita las convenciones y clichés asociados a la industria de la relojería. Pero antes de eso, creé una marca dentro de la industria relojera llamada Jaquet Droz, donde diseñé dos icónicos relojes de la industria: el emblemático Grande Seconde y el legendario Machine à Écrire Le Temps. Lo que considero más interesante de RJ es que tiene una posición única dentro del nicho. Es un concepto basado en las emociones. Lo que hacemos es crear piezas de arte que cuentan historias.

¿Cómo está posicionado RJ – Romain Jerome dentro del mercado?

Todo lo que hacemos es muy joven, innovador y creaADNtivo. Trabajamos mucho con la cultura pop alrededor de la idea de leyendas e iconos. El primer modelo fue el Titanic-ADN, en el 2008. Fue increíble la aceptación de los clientes, es un reloj muy provocativo y emocionante. Desde entonces comenzamos a diseñar las demás líneas. Tenemos un posicionamiento  único que no puede ser comparado con ninguna otra marca en la industria relojera.

¿Cuál es el objetivo principal de RJ – Romain Jerome?

Lo que queremos lograr con esta marca es que la gente comprenda que lo que hacemos es algo muy creativo y artístico. Más que un reloj, es una pieza de arte que expresa emociones, diversión y diseño.

¿Por qué RJ – Romain Jerome basó su ADN en leyendas e historias?

Tenemos 10 años de experiencia. En la industria relojera las compañías son muy antiguas, llevan existiendo desde los años 70 y 80. Los clientes que saben de alta relojería son muy sensibles ante la historia de un reloj. Nosotros no tenemos esa historia, por lo que pensamos: “¿Por qué no tomamos la historia físicamente y la llevamos a la muñeca?”. De ahí surgió la idea de integrar materiales históricos a nuestros relojes.

Después de que se dio a conocer el modelo del Titanic-ADN, nos gustó mucho la idea de trabajar con leyendas. Creamos después la colección de Moon-ADN con polvo lunar, la de la Estatua de la Libertad, la del Muro de Berlín, entre otras. A fin de cuentas lo que queríamos era crear un accesorio innovador y divertido.

¿Cuál es la historia de RJ – Romain Jerome?

Tuvimos que re-crear la marca cuando llegué en 2010. RJ – Romain Jerome había sido lanzada por primera vez en 2004, pero no fue tan exitosa como se esperaba. Hubo entonces un proyecto de campo de reloj mecánico, pero demasiado frágil. Fracasó y fue abandonado. Luego hubo un alto, seguido de un intento de relanzar la marca, que se hace con la idea de integrar el ADN de las leyendas de marca con materiales históricos.

¿Cuál es la visión del diseño de RJ – Romain Jerome?

El diseño tiene que crear emociones. Existen diferentes tipos diseño: el diseño funcional, el diseño técnico, etc., pero RJ – Romain Jerome se basa en el diseño emocional. Todos nuestros productos desde las colecciones de video juegos, de arte contemporáneo, hasta las colecciones de hechos históricos, logran crear distintas emociones.

¿Qué es lo que hace RJ – Romain Jerome distinto a las otras relojeras?

Lo principal es que tenemos clientes muy jóvenes, tienen mente abierta y aprecian nuestro trabajo. Por otro lado, agrada a la industria de la moda porque tienen un gran diseño, tenemos clientes que son diseñadores, músicos y fotógrafos. Es una marca muy emocionante, no como cualquier otra, tenemos una clientela más fashion & design forward.

¿Qué piensas de la industria relojera en México?

La gente es más sensible a los relojes elegantes deportivos, que a los clásicos. Es un mercado interesante para nosotros porque la gente en México suele tener muy buen sentido del humor, es una forma de expresar la personalidad, son dinámicos. Es por eso que hicimos la colección de Luchadores y Día de Muertos. Además de que es un mercado bien organizado que tiene una gran distribución a nivel mundial.

Si pudieras escoger un reloj de RJ – Romain Jerome como favorito, ¿cuál sería?

El Eyjafjallajökull-ADN. Porque cuando comencé con la marca, estaba en un evento y los periodistas venían a preguntarme por nuestra nueva propuesta para la colección de aire y realmente aún no teníamos ninguna planeada. Eso fue en marzo de 2012 y dos semanas después fue cuando el volcán Eyjafjallajökull hizo una fuerte erupción. Entonces fue como el destino porque nos vino la idea de hacer un reloj con algún elemento de este volcán. Al principio solo lo hicimos virtual, lo diseñamos en una hora en Photoshop, pero quedó tan bien que dije, “Bueno, vamos a probar a lanzarlo con un precio muy alto a ver qué pasa”. Hicimos el press kit y todo lo que se requiere para un lanzamiento. Lo pensamos un poco para emocionar a la prensa, más que por quererlo vender, ya que es un reloj de alto costo. Lo interesante fue que el reloj fue tan exitoso y aceptado por la prensa que lo tuvimos que hacer. Nos tuvimos que poner en contacto con el Instituto Volcánico en Islandia, para conseguir el material y los permisos, hasta que logramos sacarlo al mercado. Me gusta mucho porque es algo que salió de la nada y resultó increíble y muy exitoso.

Fotos cortesía de: Romain Jerome

www.romainjerome.ch