TOMÉMOSLO CON CALMA: SLOW MOVEMENT | Hotbook

TOMÉMOSLO CON CALMA: SLOW MOVEMENT

Pionero del movimiento slow como forma de vida, Carl Honoré nos cuenta un poco sobre esta corriente y cómo puede mejorar nuestro día a día y hacernos disfrutar mucho más cada momento.

Honoré se dio cuenta de su falta de tiempo para realizar diversas actividades, como la simple tarea de leerle cuentos a su hijo por la noche antes de dormir. Poco a poco, y en esa lucha constante noche a noche, Honoré percibió que las cosas en su vida en general debían hacerse como su hijo hacía la lectura de sus cuentos, lo más largo y placentero posible. No significa que no haya dificultades o ámbitos en los que nos cueste más trabajo respetar o bajar nuestra velocidad, se trata simplemente de dedicarle el tiempo que amerita cada actividad, hacer de cada momento uno más especial, lo que facilitará que llenemos nuestra vida de placeres y que, por sorprendente que pueda parecer, nuestra energía rinda más y obtengamos mejores resultados.

Carl Honoré recorre el mundo realizando TEDTalks y conferencias en las que procura lograr un cambio y hacernos entender que debemos frenar un poco, que la lentitud es una virtud y que lo mejor que podemos hacer es vacunarnos contra el virus de la prisa.

Adaptando esta nueva manera de vivir, nos dio 7 consejos para no dejar que la prisa nos contamine, buscar nuestro propio ritmo y dedicar el tiempo adecuado a cada momento.

1. Breathe

La respiración lenta y profunda ayuda a reoxigenar el cuerpo, lo que disminuye el ritmo cardiaco y estabiliza la presión arterial. Cuando sientas que cunde el pánico, detente por un momento y respira.

2. Speed audit

Detente y pregúntate si estás haciendo lo que sea que estés haciendo demasiado rápido. Si ibas más rápido de lo necesario cuando te detuviste, retoma tu actividad con una menor velocidad.

3. Downsize your Calendar

Revisa tu calendario para la semana entrante, escoge las tres actividades menos importantes y cancélalas. Eso eliminará un poco de la presión semanal.

4. Schedule Unscheduled Time

Bloquea dos horas de la semana que viene, sin planear hacer nada por adelantado. Esas horas te darán el espacio que necesitas para desacelerar un poco tu ritmo.

5. Set aside More in-Between Time

Tendemos a agendar actividades sin tiempo suficiente entre ellas y, por lo mismo, terminamos corriendo de una a otra para llegar a tiempo. Intenta considerar 15 minutos adicionales entre cada actividad para que esto no te suceda.

6. Unplug

Escoge un momento cada día, en el que apagues durante media hora todos tus gadgets. Lo ideal es que sea la primera media hora del día o al llegar a casa después de tus actividades.

7. Find a Slow Ritual

Encuentra un ritual que funcione como tu freno personal que te ayude a entrar en un modo relajado. Pueden ser actividades como yoga, lectura, jardinería, meditación… para cada quien funciona algo diferente.

Agradecemos a la Ciudad de las Ideas por la oportunidad de realizar esta entrevista.