Sydney | Hotbook

Sydney

#HOTdestination

Con un aire a provincia que deja de lado las pretenciones para acoger un estilo de vida relajado (con algunos destellos de glamour), esta ciudad australiana es totalmente cosmopolita. La población multicultural de esta metrópolis permite dar un vistazo a culturas orientales, europeas, latinoamericanas y del medio oriente. Esta gran diversidad cultural, producto de la inmigración, ha producido un efecto Disneylandia. Un momento nos encontramos en el barrio chino, la siguiente cuadra choca con una calle delineada por pubs donde los ozis están viendo un partido de rugby y a la siguiente calle aparece un mercado árabe, confundiendo al viajero al momento de tratar de entender la historia y cultura de Sydney.

Es una ciudad que fácilmente provoca un sentimiento de nostalgia, por lo que fue y ya no es, por lo aborigen y lo autóctono de la región, por lo virgen y natural. Es una tierra que aún nos permite ver los fantasmas de sus viejos habitantes y sus relaciones con el entorno, al mismo tiempo que permite leer como los nuevos inquilinos son atraídos mágicamente, con un toque de hipnosis para establecer lazos con la Pachamama. En su lado occidental, esto se traduce a sesiones de surf, caminatas sobre los riscos costeros, campamentos en el outback, temporadas de escalar en roca y travesías en bicicleta que dan lugar a los estereotipos australianos deportistas y aventureros.

Desde barrios como el Central Business District, con ríos de personas y vehículos, a Surrey Hills y Paddington, barrios bohemios frecuentados por todo tipo de artistas, Sydney es una ciudad que ofrece un poco de todo.

galeria2_portada