The Dunmore | Hotbook

The Dunmore

Nombrado en honor al primer gobernador de Las Bahamas, The Dunmore se ha convertido, desde sus inicios como restaurante en 1963, en un signo de comodidad, lujo y belleza. Gracias a la intervención de la firma De la Guardia Victoria Architects & Urbanists, y a la aguda mirada de la diseñadora de interiores Amanda Lindroth, se crea en los espacios de The Dunmore una sensación acogedora y moderna; íntima. La playa es imponente. El atractivo natural de la isla incluso ha sido reseñado por revistas como Town & Country, Travel+Leisure y Sports Illustrated. Sin embargo, más allá de sus hermosas vistas, del sinnúmero de amenidades dispuestas en los cuartos y sus deliciosos restaurantes, destaca el excelente y personalizado servicio; la hospitalidad es verdaderamente la mejor de sus virtudes.

Ubicación
The Dunmore se encuentra en la Isla Harbour, una de las islas exteriores de las hermosas Bahamas. El gran hotel está compuesto de 16 distinguidos alojamientos a modo de chalet, cada uno planeado concienzudamente con los lujos y amenidades propios de cualquier centro turístico de primer nivel. Chalets como el Oceanfront, Ocean View y el Garden View son abrazados por diez acres de tierra bucólica, a su vez hogar de más de una docena de variedades de flores y plantas. Los íntimos senderos recorren las proximidades de los chalets y van sin esfuerzo de éstos a la pintoresca arena rosada de la playa.

El Hotel
Es uno de los centros turísticos más pequeños en la isla y su equipo se destaca por ser el más amigable así como atento. La dedicación y el esfuerzo de hacer cada visita inolvidable llevaron al hotel a renovar completamente la mayor parte de sus instalaciones, estructuras y edificios incluídos, desde finales del 2010. Ahora más que nunca está listo para recibir a nuevos viajeros que quieran gozar de la experiencia Dunmore. Entre sus cortesías, cada huésped es bienvenido por el equipo al momento de su llegada y recibe una “bebida de bienvenida” mientras le ayudan a realizar el check-in y llevan sus maletas al cuarto.

La playa Dunmore es perfecta para aquellos que buscan sentirse como en su propio mundo privado. El radio huéspedes˗ equipo es 1:1. Cada huésped es bien cuidado durante su estadía. La apuesta de servicio de The Dunmore es que los huéspedes puedan disfrutar de un lujo clásico, relajado y ameno para después regresar a sus hogares con la sensación de que forman parte de la familia bahameña.

galeria01_thedunmore

Habitaciones
Los 16 chalets del hotel cuentan con camas King size, patio privado con sombrilla y muebles, almohadas de pluma, aire acondicionado y abanicos de techo. Por si esto fuera poco, hay servicio de doblado cada noche y los baños, además de contar con las amenidades usuales de secadora de pelo y espejo, están completos con un suministro de productos para el cuidado personal Molton Brown. Por supuesto, también hay televisión de alta definición, mini bar, cable, teléfono e internet. Si eres amante de la música, estás de suerte, hay inclusive una estación de conexión para Ipod.

Instalaciones
550 pies contiguos de playa y arena rosada llenan los ojos de los afortunados huéspedes de The Dunmore mientras disfrutan de las sombrillas y sillas estilo lounge y aprovechan el servicio de comida y bebida. No obstante, si bien muchos de los visitantes se contentan con ir a la playa a descansar, hay otros que buscan variedad en la oferta de un hotel. Tampoco en ésto se queda atrás The Dunmore. Tiene en su haber una alberca frente al mar, gimnasio de primer nivel al aire libre (también con vista al mar); kayaks, remos, pelota para voleibol playero, áreas externas e internas estilo lounge, cancha de tenis y terapia de masaje.

Desayuno, comida y cena son servidos en el nuevo restaurante. Los huéspedes pueden comer dentro en el acogedor y ventilado comedor o al aire libre en la carpa situada en la increíble terraza con vista al océano. El estilo de la cocina toma en cuenta en su preparación tanto la influencia bahameña como la internacional. El menú se compone de los más frescos mariscos y comida local que satisface hasta a los paladares más exigentes. Son los mejores sabores de la isla. Una buena comida siempre es relajante, sobre todo por el nuevo menú à la carta con especiales diarios para gusto de todos. Por su parte, la cena ofrece deliciosa comida típica de la isla a la luz de las velas. En las mañanas se ofrece un ligero y saludable desayuno continental así como un menú con los platillos tradicionales para empezar el día. El servicio de comidas y bebidas en la playa está disponible para residentes y huéspedes del hotel. Asimismo podrán disfrutar del uso complementario del internet inalámbrico en cualquier parte del hotel, el cuarto incluído.

galeria05_dunmore

Actividades
Cerca del hotel se ofrecen una variedad de actividades para pasar el tiempo. Desde pesca de bonefish, kayak, remos, snorkeling, pesca mar adentro a paisajismo o simplemente disfrutar de una larga caminata a lo largo de las 3.5 millas de playa de arena rosada. Ya sea que escojas disfrutar las actividades del hotel o que te aventures por tu cuenta en un carrito de golf para explorar las opciones de la Isla Harbour, hay mucho de dónde escoger para mantenerte entretenido y pasarla bien. Irte de compras o de fiesta son excelentes complementos de las actividades playeras.
No olvides hacer tus reservaciones para cenar en The Dunmore y en otros restaurantes de la isla por adelantado, el equipo del hotel puede asistirte para hacerlas. También te ayudarán haciendo la reservación para un coche de golf para tu uso mientras estés en la isla. Nada de coches, todos manejan coches de golf.

Cómo llegar
Veinte minutos son suficientes para llegar desde el Eleuthera International Airport (ELH) a la isla, ya sea por taxi acuático, un vuelo chárter desde Nassau o con los transbordadores Fast Ferry. Para aquellos que buscan viajar de manera todavía más cómoda, existe el servicio de conserjería ofrecido por el ELH a 100 dólares por persona.