Vestimenta de Oficina | Hotbook

Vestimenta de Oficina

#HOTetiquette

Dicen que como te ven te tratan… ¡DICEN!
¡No hay nada más importante que la imagen que damos en nuestra profesión! Es así: un día de “garra” puede lograr que no te dejen entrar al antro, en cambio, cómo hay días en que te ves espectacular, ¡y consigues prácticamente todo lo que te propones!

Por supuesto, el código de vestimenta que tiene un creativo no es el mismo que el de un administrativo, pero sí hay cosas que siempre dejarán una mejor impresión en la gente a la que trates y te acercarán a cumplir tus metas, sin importar que crees arte todos los días o lleves la contabilidad de una empresa multinacional.

Acuérdate: no te vistas de acuerdo a lo que hoy eres, vístete y actúa conforme a lo que quieres ser.

No estamos diciendo que uses un uniforme o que te disfraces para ir a trabajar, siempre será mejor serle fiel a tu esencia y a tu personalidad. Solamente te pedimos que tengas cuidado con algunos pequeños —pero enormes— detalles que pueden acercarte a ese ascenso, a ese puesto de tus sueños o a esa venta que has perseguido durante seis meses.

Tips generales
1. No te conviertas en el “francés/francesa” de la oficina: el/la que nunca se baña y parece que nunca en su vida ha ido al dentista. Invertir en una sonrisa te dará más de lo que te imaginas
2. Por favor, esperemos que no seas el/la típic@ que anuncia su llegada a la oficina con una estela de perfume que marea a todo el piso
3. Sabes que tiene un sueldazo porque todos sus accesorios son GG, LV, CC o MK, Ferr… etc… (La era de los logos ya pasó… y en las oficinas nunca estará in). ¡Invierte en calidad, no en marca!
4. Juras que sus zapatos son una reliquia porque están maltratados, despintados y deshechos
5. Aléjate —tan rápido y tan lejos como puedas— del poliéster y fibras sintéticas. Con el sudor, las lavadas y el uso desprenden olores muy desagradables y la ropa se acaba abrillantando. Invierte en fibras naturales; sí, la inversión será mayor, ¡pero también la duración!
6. En ambientes muy tradicionales y formales opta por ropa lisa y oscura, en los ambientes más relajados opta por los patrones y colores llamativos o claros
7. Para armar tu clóset de básicos invierte en las piezas clave: pantalones, sacos, abrigos, trajes, faldas, vestidos y zapatos. Intenta que sean de colores lisos y después puedes meter acentos con mascadas, corbatas, pañuelos, cinturones, accesorios, calcetines, medias o camisas. De esta manera tu clóset será mucho más práctico, funcional y rentable
8. Plancha tu ropa y cuida que permanezca así durante todo el día
9. Ten siempre cualquier quitamanchas a la mano, ¡a todos se nos cae la salsa!

La mujer que se ve poco profesional

– Utiliza escotes o ropa embarrada
– Seguramente usa blusas o prendas transparentes
– Usa faldas muy cortas o —peor— shorts (nos encantan, pero hay momentos y lugares)
– Todos sus tacones son de más de 12 cm de alto, con plataforma y abiertos
– Deja ver su bra de florecitas, encaje o rosa fosforescente; y, de ley, usa bra negro con camisa blanca
– Sabes que ya llego porque sus aretes, collares y pulseras suenan por todos lados
– Maneja el smoky eye, pestañas postizas y lipstick rojo desde las 7 a. m. (Equilibra tu make-up, no lo cargues mucho; si decides hacerlo, solo carga ojos o boca, ¡no los dos!)
– También puede ser la típica que no se pone ni rímel
– Cambia sus uñas postizas de color y Swarovskies una vez a la semana
– El otro extremo: se come las uñas y se quita los pellejos cada vez que ve al jefe acercarse
– Cuando se le olvida depilarse o rasurarse usa medias para camuflar sus vellitos (¡en medias claras se nota más!)
– Parece que la sacaron de Grease: mucho spray, mucho fleco, mucho volumen
– Siempre se le hace tarde, y te das cuenta porque diario llega con el pelo mojado y la camisa empapada de atrás
– Le gustan las flip flops y las botas tipo Gatúbela
– Y todos la miran la miran la miran, porque su vestido era de…. ¡lentejuela!!!
– Esta mujer tiene cambios importantes de peso, ya que puede parecer tamal mal amarrado, o al revés, 1,2,3 por Chuchita que está escondida debajo de su suéter

galeria01_portada

Tips para los hombres

– De las discusiones más grandes: de qué color van los calcetines. Te recomiendo que si te vistes de manera formal combinen con el pantalón y si te vistes casual, con los zapatos
– Invierte en un reloj de correa de piel o de acero, siempre tendrá más presencia que el caucho o el plástico
– Cómprate una pluma buena
– Checa las medidas correctas de tus sacos y pantalones
– La manera clásica de bordar las iniciales en las camisas es debajo de la costilla izquierda; los puños, cuellos y todo lo demás está cool, pero no es ni lo más elegante ni recomendable
– Invierte en tu arreglo personal: las manos, el pelo, la barba y el bigote. Estos elementos hablan muchísimo de ti, ¡cuídalos!

galeria02

 

Tips para las mujeres

– No uses bolsa y portafolio, elige solo uno
– Ya está muy out usar trajes sastres coordinados; opta por combinar todas las piezas con diferentes elementos
– Invierte en mascadas, en tu reloj y en tus accesorios; siempre, siempre elige calidad sobre cantidad
– Nunca te maquilles en público, ¡NUNCA!
– Invierte en tu ropa interior, es la base de cualquier outfit
– Invierte en personas que mantengan tu pelo sano, con colores y cortes adecuados para ti

galeria04

El hombre perfectamente mal vestido

– Usa muuucha joyería como cadenas, pulseras, anillo del escudo de la familia o de la uni, reloj enorme y —obvio— todos de oro
– Usa tines blancos; contra esto no hay solución
– Cuando se sienta le puedes ver la pata de pollo, toda reseca (usa calcetines largos, mejor que sobre a que falte)
– Mocasines o botas con traje
– Cinturones con hebillas grandes, como de Wild Wild West
– Su camisa es más oscura que el traje, muy Scarface
– Está desfajado, se quita el saco o trae la corbata floja
– Traje abrillantado (si ya está viejito, regálalo)
– Nunca trae cinturón
– Usa camisa de manga corta con traje y corbata (si hace calor, ¡usa lino!)
– Trae la barba o el bigote de náufrago
– Llega con su mochila a las juntas
– Los cuellos de la camisa siempre están arrugados o mal planchados (acuérdate de quitarles los plásticos a las camisas y mucho mucho mucho almidón)
– Saca una pluma de plástico a media junta
– Le encantan las corbatas con diseños “chistosos” de Mickey o Los Simpsons
– Le deja a sus camisas con puño de botón los dos botones (se miden y se quita el botón que no se usa)
– Sus sacos le quedan gigantes y sus pantalones, de brincacharcos

galeria03