25 películas que debes ver en la vida

Cada una de ellas tiene una razón por la que está en esta lista y nombro otras películas que por su similitud deben de considerarse.

25 películas que debes ver en la vida - 25peliculas_hotbook_PORTADA

En High Fidelity, película adaptada magistralmente al cine por Stephen Frears de la novela de Nick Hornby, los personajes pasan la mitad de su tiempo haciendo listas de canciones, discos, artistas y películas, mientras que la otra mitad discuten sobre si sus elecciones deben estar o no en las listas y por qué.

Lo anterior confirma una verdad absoluta: no hay lista definitiva. No existen las mejores películas, las mejores canciones, los mejores discos ni los mejores libros porque no hay manera de poner a todo el mundo de acuerdo. Además, ¿qué criterios se utilizan para hacer una lista de este tipo? No porque sean nuestras opciones favoritas son las mejores ni porque sean las mejores son nuestras favoritas.

Como sea, he aquí nuestro intento por nombrar 25 películas que consideramos que todos deben ver. Ciertamente, no es una lista definitiva; podría, incluso, ser parte de otra lista más grande, pero cada una de estas películas está aquí por una buena razón.

1. Chinatown – Roman Polanski, 1974

Una de las mejores películas de film noir que existen. Cuenta con excelentes actuaciones por parte de Jack Nicholson, Faye Dunaway y John Huston.

Véase también L.A. Confidential de Curtis Hanson, 1997.

2. The Godfather – Francis Ford Coppola, 1972

Película épica sobre la mafia italiana con Marlon Brando como el Padrino.

Véase también The Godfather Part II de Francis Ford Coppola, 1974.

3. Once Upon a Time in the West – Sergio Leone, 1968

Uno de los clásicos del maestro Leone con música del legendario Ennio Morricone.

Véase también Once Upon a Time in America de Sergio Leone, 1984.

4. The French Connection – William Friedkin, 1971

Uno de los thrillers modernos mejor hechos.

Véase también The Conversation de Francis Ford Coppola, 1974.

5. Rosemary’s Baby – Roman Polanski, 1968

Porque el diablo da miedo.

Véase también The Exorcist de William Friedkin, 1973.

6. The Royal Tenenbaums – Wes Anderson, 2001

Porque: “I always wanted to be a Tenenbaum”.

Véase también The Grand Budapest Hotel de Wes Anderson, 2014.

7. The Big Lebowski – Joel & Ethan Coen, 1998

Porque: “The dude abides”.

Véase también Fargo de Joel & Ethan Coen, 1996.

8. Dog Day Afternoon – Sidney Lumet, 1975

Una película basada en hechos reales y en la que el papel de Al Pacino es espectacular.

Véase también Serpico de Sidney Lumet, 1973.

9. The Graduate – Mike Nichols, 1967

Esta tragicomedia romántica es un clásico y, en ella, Dustin Hoffman se lleva las palmas.

Véase también Who’s Afraid of Virginia Woolf? de Mike Nichols, 1966.

10. Jaws – Steven Spielberg, 1975

Por crear con tan solo dos notas musicales la melodía que te hacen temblar.

Véase también Jurassic Park de Steven Spielberg, 1993.

11. Goodfellas – Martin Scorsese, 1990

Porque ellos son los originales wise guys y por Joe Pesci.

Véase también Raging Bull de Martin Scorsese, 1980.

12. The Shining – Stanley Kubrick, 1980

Porque Kubrick, Kubrick, Kubrick.

Véase también A Clockwork Orange de Stanley Kubrick, 1971.

13. Reservoir Dogs – Quentin Tarantino, 1992

Porque solo Tarantino puede tener a un tipo desangrándose en el suelo durante casi toda la película y hacer que valga la pena.

Véase también Pulp Fiction de Quentin Tarantino, 1994.

14. Double Indemnity – Billy Wilder, 1944

Considerada un clásico, esta obra marcó el estándar para las películas de film noir que le siguieron.

Véase también The Maltese Falcon de John Huston, 1941.

15. Vértigo – Alfred Hitchcock, 1960

Porque Hitchcock se merece una categoría para él solo.

Véase también Notorious de Alfred Hitchcock, 1946.

16. Casablanca – Michael Curtiz, 1942

Porque las frases de esta película son las mejores jamás dichas en una historia de amor, lealtad y amistad. También por Bogart en un smoking blanco.

Véase también Gone with the Wind de Victor Fleming, 1939.

17. Apocalypse Now – Francis Ford Coppola, 1979

Porque todos dieron vuelo a su locura durante el rodaje, porque es una de las películas con más alma jamás hechas, porque Coppola sufrió un infarto a media película y porque “Charlie don’t surf”.

Véase también Full Metal Jacket de Stanley Kubrick, 1987.

18. Trainspotting – Danny Boyle, 1996

No solo por su estética y actuaciones, sino porque es una de las películas que abordan más crudamente el tema de las drogas.

Véase también Requiem for a Dream de Darren Aronofsky, 2000.

19. The Breakfast Club – John Hughes, 1985

Porque John Hughes nos enseñó a ser adolescentes.

Véase también Ferris Bueller’s Day Off de John Hughes, 1986.

20. Annie Hall – Woody Allen, 1977

No en vano esta película ha sido imitada, parodiada y obsequiada con cientos de homenajes.

Véase también When Harry Met Sally de Rob Reiner, 1989.

21. Star Wars Episode IV: A New Hope – George Lucas, 1977

Porque si vas a poner una, pones la primera de la que se convirtió en la franquicia más importante en la historia del cine.

Véase también Star Wars Episode V y Star Wars Episode VI.

22. 8 ½ – Federico Fellini, 1963

Porque sin esta película no existirían Woody Allen, Pedro Almodóvar y Terry Gilliam.

Véase también The Seventh Seal de Ingmar Bergman, 1957.

23. Youth – Paolo Sorrentino, 2013

Porque pocas veces se tiene la oportunidad de apreciar algo tan artístico y conmovedor.

Véase también La gran belleza de Paolo Sorrentino, 2015.

24. Lawrence of Arabia – David Lean, 1962

Porque es el cine épico y porque Peter O’Toole, Alec Guinness, Anthony Quinn y Omar Sharif salen en la misma película.

Véase también The Seven Samurai de Akira Kurosawa, 1954.

25. À bout de souffle – Jean Luc Godard, 1960

Por todo lo que el cine moderno le debe a Jean Luc Godard y a esta película.

Véase también Citizen Kane de Orson Welles, 1941.

Texto por José Terán

 

Si te gustó este artículo no te pierdas este sobre las mejores películas basadas en hechos reales de la última década.