Los 5 mejores quesos de Francia by Guy Le Petit Gourmand

Tener conocimiento sobre quesos es algo indispensable para cualquiera que se denomine a si mismo foodie.

Los 5 mejores quesos de Francia by Guy Le Petit Gourmand - portada

Saber sobre quesos es indispensable para cualquiera que se denomine a sí mismo foodie. Uno de los maridajes más exquisitos consiste en un buen vino con un queso francés; por eso, te compartimos una selección de Le Petit Gourmand que, definitivamente, no puedes dejar de probar.

Pirámide de cabra

El queso favorito de Napoleón. Su textura es dura por fuera, cremosa por dentro y tiene un sabor fuerte. Posee una cubierta de carbón vegetal cuya finalidad es extraer la humedad al queso joven. Es originario del departamento de Indre, el cual se encuentra al oeste de Francia.

Morbier

Proviene de las montañas del Jura. Se elabora con leche cruda de vaca y tiene ceniza de pino en el centro. Recibe su nombre del pequeño pueblo de Morbier, ubicado en la región del Franco Condado. Originalmente, los pastores lo fabricaban en sus granjas; después, comenzó a elaborarse en las fruitières, que son cooperativas dedicadas a fabricar quesos.

Comté

Es el queso más consumido en Francia. Proviene de las montañas del Jura, aunque los departamentos de Doubs y de Ain también lo producen. Este queso en forma de rueda puede pesar hasta 40 kg y se utilizan aproximadamente 450 litros de leche para fabricar uno solo. Su corteza puede ser amarilla o parda; su pasta es firme, ligera y flexible; su color va del crema al oscuro y tiene entre 30% y 45% de materia grasa.

Roquefort

Este queso azul de oveja es un viaje directo al terruño francés. Lo caracterizan cuatro elementos: la leche de cuatro diferentes razas de oveja, criadas específicamente para producirlo; el proceso de análisis que determinados científicos llevan a cabo para lograr el añejamiento deseado; la utilización de ciertas bacterias, que son las responsables de su sabor y, por último, las condiciones ambientales de las cuevas naturales de Combalou, que se encuentran en constante contacto con corrientes de aire que provienen del exterior y que traen consigo humedad y esporas características del lugar. Respecto a su preparación, después de mezclar las cuatro leches de oveja, se agrega un hongo conocido como penicillium roqueforti, el cual se esparce cuidadosamente sobre el cuajo; acto seguido, el queso se lleva a las grutas, donde madura lentamente.

Brie de Meaux

El Brie de Meaux se distingue por su pasta de color amarillo pajizo claro. Su consistencia es untuosa y muy cremosa, pero no se derrite, y tiene, además, un fino sabor a avellana. Se denomina así por la región francesa de la cual procede y, para su preparación, se utiliza leche de vaca cruda. Durante su fabricación, el queso se introduce a mano en un molde especial, que recibe el nombre de pelle à Brie, y cada pieza requiere de aproximadamente 25 litros de leche para elaborarse. El queso madura en una semana y, mientras más maduro está, más rojiza es su costra.

T. 6286 6138

P. www.lepetitgourmand.mx