Texto y fotos por: Felipe Luna y Nadia Del Pozo.

Comienza con un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente. Siete siglos de historias que se expanden desde el centro hasta la periferia, atravesando canales, chinampas, bosques, ruinas, palacios, mercados y salones de baile. 21 millones de personajes a 2,240 m de altura, rodeados de volcanes, repartidos entre más de 4 mil colonias a lo largo y ancho de 1,500 kilómetros cuadrados. Ciudad mestiza, interminable, agotadora, fascinante.

P

Pedregal

Este lugar debe su nombre a la lava petrificada que ocupa un área de 80 km2 que fue depositada ahí tras la erupción del volcán Xitle hace cerca de 1,600 años. La zona estuvo casi despoblada hasta que el arquitecto mexicano Luis Barragán emprendió un proyecto residencial con el que buscaba experimentar con la integración de la arquitectura y el paisaje. Con esa consigna, hacia finales de los 40 construyó la Casa Prieto-López, una de sus obras emblemáticas. En tiempos recientes, ha sido adquirida por el residente de la colonia y coleccionista de arte, César Cervantes. Junto con Jorge Covarrubias, la han rebautizado como Casa Pedregal y basados en estudios minuciosos, han supervisado un proceso de restauración que pretende devolverle su aspecto original y revertir las alteraciones del tiempo.

1foto1

1foto2


Q

Quirino Mendoza

Lleva el nombre del gran músico y compositor mexicano, y es una de las colonias que rodean los canales de Xochimilco. Una de las virtudes de esta gran urbe es que pueden hallarse rincones que traen a la memoria costumbres y tradiciones, modos de vida y ambientes de antaño, de esos que parece solo perviven en zonas rurales. Es un Xochimilco distinto, no muy lejos del que conocemos, para festejar en mitad de esa vegetación y fauna sorprendente, días importantes del año.

1foto3


R

Roma

El encanto de esta colonia se debe en parte a los edificios que, más o menos rehabilitados, quedan todavía de la primera época del siglo XX, en la que se asentó la clase alta. Sin embargo, en esta zona es habitual encontrar todo tipo de perfiles de gente nacional o extranjera, porque se ha ido llenando de establecimientos diversos que ofrecen gastronomía con carácter y sentido; es el caso de Elena Reygadas, Mónica Patiño y propuestas como La Docena y Mercado Roma. Corre el tiempo y el ímpetu de este barrio no disminuye.

1foto5

1foto6

1foto7


S

San Rafael

Resulta curioso que una de las primeras colonias en ser considerada moderna, por ser trazada en cuadrícula, estuviera en tiempos prehispánicos cubierta de agua. Ahora alberga algunas de las galerías de arte con mayor prestigio de la ciudad y es sede de El Patio 77, el primer Bed & Breakfast sustentable de la CDMX. La decoración de cada habitación hace homenaje a distintos estados de la República y los objetos han sido meticulosamente elegidos o elaborados directamente por miembros de comunidades indígenas de los distintos rincones del país. Este edificio de 1890 ha sido rehabilitado y cuenta ahora con un sistema de captación de agua de lluvia, filtros de aguas grises, calentadores solares y muebles reutilizados para así consolidar su vocación de sustentabilidad.

1foto8

1foto9

1foto10


T

Tabacalera

En la frontera occidental del Centro Histórico se ubica esta colonia que debe su nombre a la antigua Compañía Tabacalera Mexicana y que, durante años, fue la fuente de empleo principal de sus habitantes. Por estas calles también coincidieron Fidel Castro y Ernesto Che Guevara cuando comenzaron a planear la Revolución Cubana. Sumado al legado revolucionario de la Tabacalera, aquí se encuentra el Monumento a la Revolución que, en un principio fue la estructura principal del soñado Palacio Legislativo de Porfirio Díaz.

De haber sido terminado, hubiera superado en tamaño al Capitolio de Washington D.C. Hoy conmemora a los revolucionarios que derrocaron a la dictadura y gracias a obras de restauración recientes, puede ser visitado por dentro y se puede apreciar una vista privilegiada de la ciudad desde el elevador panorámico.

1foto4

Felipe Luna (Tokio) y Nadia del Pozo (Mallorca) son fotógrafos, escritores y editores. Han publicado su trabajo en libros de arte, antologías de viaje y revistas nacionales e internacionales como Courrier International, Diario ABC, El País, Esquire, Gatopardo, GQ, L’Officiel Voyage, Lucky Peach, Qué Leer, Quimera, Sabor Journal, Tapas, Travesías, VICE News, entre otras. Actualmente trabajan en conjunto en diversos proyectos personales y editoriales, tanto en México como en el extranjero.