Texto por Michel Medina
monsieurcouture.tk

Una de las cosas que se puede notar acerca de los hombres con buen gusto es que no es sólo su ropa la que se ve muy bien, si no que sus atuendos van siempre acompañados con accesorios clásicos. El estilo está en los detalles.

Al igual que la moda en sí, las formas, siluetas y colores de los accesorios cambian con el tiempo. Por lo general, los atuendos más originales y en tendencia son difíciles de combinar, pero con el uso de accesorios básicos y clásicos, estas prendas que aparecen temporada tras temporada se pueden utilizar con ropa más antigua para crear un conjunto que parezca nuevo y elegante.

La ropa puede constituir la mayoría de un guardarropa, pero los accesorios son más significativos de lo que podríamos pensar. Puede que dediques el mismo tiempo comprando accesorios como lo haces con la ropa, y con justa razón. Si compras e inviertes tu dinero en artículos clásicos y realmente buenos podrías crear un millón de combinaciones distintas.

Al igual que la ropa, ciertos accesorios son apropiados para ciertas ocasiones. Esencialmente, puedes traer un atuendo moderno y portarlo en diferentes eventos o lugares, simplemente centrándote en los accesorios. Pueden concentrar la atención en una sola parte del cuerpo, destacar tu cara, camuflar imperfecciones y además aportar color a atuendos aburridos.

1. Un pañuelo blanco de bolsillo – Gracias a series de televisión famosas como Masters of Sex y Mad Men la mayoría de los diseñadores están tomando referencias y recordando a los años 50s y 60s como inspiración, pero nada hace ver más elegantes y modernos los sacos o blazers como este complemento. La mejor opción es optar por un pañuelo blanco, es el mejor accesorio, ya que es simple, moderno, minimalista y queda perfecto con cualquier camisa que decidamos portar. Como recomendación al momento de hacer la compra, opta por uno confeccionado en tejido de algodón, no de seda.

2. Un reloj con correa de piel en color café – Aunque varias personas en el mundo de la moda digan que la regla es tener un reloj de correa negra para ir trabajar u ocasiones formales y un reloj de eslabones de color plateado para las ocasiones más casuales, realmente estas dos opciones ya no son un must en el mundo actual. Así que te recomiendo comprar uno con correa de piel en un color café oscuro con una carátula de tamaño medio y minimalista. Simple, discreto y versátil, como siempre, es lo más recomendable.

3. Lentes de sol – Éste es un accesorio en el cual hay muchas variables, pero existe una regla. Retiremos de nuestro closet cualquier tipo de lentes envolventes, diseños extra-pequeños que solo cubren el iris del ojo, cualquier lente de sol diseñado para correr o cualquier tipo de deporte, tienen que desaparecer también de nuestro guardarropa casual –a menos que se utilicen para practicar algún deporte-. Ahora enfoquémonos en uno de los tres diseños que realmente importan; Los Wayfarer, aviador o el estilo clásico tipo Persol. Para el último, recomiendo el acabado de carey para conseguir el estilo original del modelo, los otros dos siempre optemos por un color negro, ya que es atemporal.

4. Un Pisa Corbatas– La forma más sencilla de mejorar cualquier conjunto formal y una manera de animar a todos a empezar a usar corbatas con más frecuencia. Casi todos los pisa corbata vienen en dos variedades, de clip o deslizables. Recomendamos las deslizables porque el clip tiene en su interior una especie de dientes que comenzarán a rasgar el material de tu corbata. Pero ambas opciones serán siempre un accesorio muy audaz y elegante.

5. Una Bufanda de Punto– Con el clima actual que cambia a diario, es hora de utilizar uno de los mejores accesorios masculinos: la bufanda. Lo más importante a recordar con este artículo es que independientemente de tus motivos para portarlo, también pueden tomar distintos papeles en tu closet, esto quiere decir que podrán funcionar como punto focal o una manera simple y elegante de abrigarte. La clave es el tamaño, si te gusta usar la bufanda como una pieza focal de tu guardarropa, compra una versión de punto grueso. Trata de comprar una bufanda acanalada para crear más textura y de encontrar una con rayas horizontales con el fin de realmente inyectar un poco de color. De la misma manera que usarías una corbata a rayas, busca una mezcla entre un color neutral y otro llamativo que se coordine con la mayoría de tu guardarropa.

Al final del día, a estos accesorios se les llama “clásicos” pues jamás pasarán de moda, son perfectos, elegantes, atemporales y complementan cualquier atuendo. Invertir en estas prendas siempre será una decisión sabia y acertada, de la cual nunca te arrepentirás si es que eliges artículos de buena calidad que aún con el paso del tiempo, seguirán viéndose como nuevos.