Todo hombre tiene un traje con el que se siente más cómodo, con el que ha logrado sus metas más importantes y que, por lo tanto, lo hace verse y sentirse más exitoso. Baule entiende la importancia del gusto por el buen vestir y quiere ser parte de estos momentos emocionantes de la vida.

Baule, a quien hemos publicado antes por su selección tan cool e innovadora propuesta, empezó con la idea de facilitar la vida de los hombres amantes del buen vestir, ofreciéndoles un servicio de styling personalizado y de entrega directa. Cada cierto tiempo, el personal stylist del cliente hace una selección de los productos que cree que le van a gustar y va a usar más, y elabora un paquete con ropa, accesorios y zapatos. De este baúl el cliente escoge las prendas que le quedaron y le gustaron, y lo demás lo devuelve. Todo esto desde la comodidad de su hogar u oficina.

Ahora, llega con una nueva alternativa, Baule Tailor Shop, en donde el principal objetivo es ofrecer la mejor calidad en ropa hecha a la medida, en una experiencia multidimensional.

El primer paso de esta experiencia es la asignación de un estilista profesional, especializado en bespoke tailoring, quien guiará al cliente durante todo el proceso y tomará las medidas necesarias. Después, se escoge el corte del traje que puede ser moderno, clásico o vanguardista. Y, no menos importante, se eligen las telas de un extenso portafolio con marcas como: Cottonificio Albini, marca italiana, fabricante de telas para camisas a la medida; Reda, fundada en Valle Mosso en Biella y ejemplo de la artesanía italiana que combina la tradición y la innovación tecnológica; Guabello, fundada en Biella y conocida alrededor del mundo por su excelente calidad de tejidos 100% lana y Zegna que ofrece más de 400 telas con diseños exclusivos.

Una vez que el cliente ha decidido cómo se verá el traje o la camisa, empieza la confección que lleva, aproximadamente, 6 semanas. Cada traje es diferente, lo que implica horas de dedicación para que cada detalle sea cuidado a la perfección. Se supervisa la calidad de todo el proceso, desde la forma en que se toman las medidas, la selección de materiales, el trabajo artesanal y la atención al cliente.

Una vez que el traje está listo, se hacen pruebas para asegurar que el fit es perfecto. Después, el estilista propone ideas para complementar el traje con corbatas, zapatos, mancuernas, etc. Por último, Baule Tailor Shop se encarga de crear un molde con las medidas de cada cliente como referencia para futuras compras.

This slideshow requires JavaScript.

La sensación de ponerse un traje que quede a la perfección, es inigualable. No habrá manera de echar marcha atrás y volver a comprar algo que no sea hecho a la medida y de forma tan personal y minuciosa como ofrece Baule.

www.baule.mx

Instagram @baulemx
Facebook /baule.mx