Después de cuatro años y medio de trabajo exhaustivo e intensa investigación, finalmente BIVA recibió la concesión para operar como una nueva Bolsa Institucional de Valores. Para México es una gran noticia, pues significa que estamos siguiendo los pasos de grandes economías del mundo como Estados Unidos e Inglaterra, en donde desde hace varios años opera más de una Bolsa de Valores, abriendo así el mercado bursátil a la competencia. Platicamos con Santiago Urquiza, Director General de Grupo Cencor al que pertenece BIVA para conocer más a fondo sobre este nuevo proyecto financiero.

Para las personas que no conocen el mundo financiero ¿cómo definirías una Bolsa de Valores y, en específico, a BIVA?

Una Bolsa de Valores hoy en día es una plataforma tecnológica, que antes era híbrida, parte humana y parte tecnológica, en donde se realizan operaciones y se ponen posturas de las diferentes acciones que se utilizan en la Bolsa. Existe un vendedor y un comprador de acciones, se ofrecen las posturas en la plataforma y hay inversionistas que compran o venden esas mismas acciones.

La Bolsa es muy importante, pues es en donde por primera vez una empresa sale a levantar capital, a lo que se le llama Initial Public Ofering, IPO por sus siglas en inglés. Después de ese IPO, la acción comienza a operar, se compra y se vende, y así funciona el sistema.

¿Por qué es importante la Bolsa de Valores? Pues porque es ahí en donde se apoyan las empresas para conseguir nuevos inversionistas, a los que se les conoce generalmente como público inversionista.

¿Qué significa BIVA en este contexto?

Antes se pensaba que las Bolsas eran por país, esa era la tradición. Por eso tenemos la Bolsa de Valores de México, la de Lima, la de Colombia, la de España, la de Londres, la de Nueva York, etc. Típicamente existía una sola Bolsa por país y casi siempre, llevaba el nombre de este. Esto fue evolucionando y en los noventa o a principios de este siglo empezaron a crearse nuevas bolsas de valores. Como en Estados Unidos con el Nasdaq, el BATS y otras trece bolsas en ese mismo país o como el Turquoise de Londres. Debido a esto, se vio que los beneficios de tener más de una Bolsa son los mismos que ofrece la competencia en cualquier otra industria, haciendo crecer los mercados de valores. Con BIVA esperamos que, tanto los inversores como los inversionistas, vean los beneficios de dos bolsas que compiten para ofrecer un mejor servicio y esto va a generar –esperemos– un crecimiento importante del mercado.

¿Cuáles son las principales diferencias y ventajas que tiene BIVA frente a la Bolsa Mexicana de Valores? ¿Cuáles son las razones por la que una empresa debería elegir listarse en BIVA?

Una ventaja importante que tenemos es que puedes analizar lo que está y ver qué es lo nuevo que se puede ofrecer. Nosotros analizamos la oferta que existía actualmente en la Bolsa y en nuestro proceso de investigación y desarrollo de la nueva plataforma pudimos contactar a los mejores mundialmente en tecnología, diseñamos los modelos de operación que creemos que son los más necesitados en México y diseñamos también nuevos índices que pronto vamos a hacer públicos.

Pudimos trabajar en una parte que falta en el mercado que es el préstamo de acciones, parte muy importante. Nos hemos dedicado a ver cómo mejora la oferta para que esta se otorgue como un valor agregado para toda la industria y, por supuesto, donde encontramos un espacio de benefcio es que muy probablemente la otra Bolsa se adhiera y así lograr una mejora continua. La competencia es la mejora continua entre los participantes, por lo tanto, si alguien mejora en algo, la competencia lo copia, entonces el otro mejora y se da así la mejora general del mercado.

Una empresa debería de estar con nosotros porque les vamos a facilitar mucho el proceso de estar listados. A través de sistemas, atención especializada y difusión de su emisora, a esto se le llama visibilidad. Vamos a ayudar a las empresas a tener más visibilidad y promoción, y a concentrarnos en la inteligencia del mercado que les vamos a dar, a través de un reporte especializado con esta inteligencia de mercado, es decir, qué pasa con su acción desde un punto de vista de Bolsa de Valores.

¿Cuáles son los objetivos de BIVA para el primer año y para los primeros cinco años?

Para el primer año, buscamos obtener por lo menos el 30% del mercado, tanto en el listado como en la operación. En cinco años queremos tener 50% del mercado. También queremos conseguir más empresas que vean al mercado de valores como el mejor socio potencial para admitir sus valores en un IPO. Sí creemos que hay muchas empresas medianas que podrán valorar a BIVA como una fuente importante de financiamiento y de otros atributos.

Para emitir bonos –importantísimo decir que en la Bolsa se emiten también bonos, no solo acciones– tienes una serie de ventajas y queremos proveer esas ventajas para las nuevas inversoras. Estamos hablando de empresas medianas, aquellas que vendan de 500 millones de pesos al año para arriba y que vean en las casas de bolsa la posibilidad de que en un futuro puedan listarse. En defnitiva, que comiencen a analizar las conveniencias y ventajas.

Sabemos que la ceremonia en la que recibiste la concesión fue un momento muy especial ¿lo consideras un parteaguas en tu carrera profesional?

Sí, definitivo. Es un parteaguas muy importante porque es un honor recibir del Presidente de la República, de los Secretarios de Estado y los dirigentes de los diferentes sectores, por ejemplo el obrero, esta concesión. Eso nos compromete y nos motiva mucho.

¿Qué significa este nuevo proyecto para la economía mexicana?

La verdad es que mientras más hagamos crecer el mercado de valores, más crece la economía de una forma dinámica. Fortaleceremos las empresas y al fortalecerlas, crecerá el empleo y la economía. Sobre todo la difusión de lo importante que es para nuestros empresarios hacer empresas de recursos mexicanos. Hay muchos inversionistas internacionales, pero también hay muchos recursos nacionales y fondos de valor mexicanos. Es una fuente muy profunda de recursos institucionales que busca proyectos rentables y con posibilidades de crecimiento.

El sistema de operación que utilizarán es powered by Nasdaq, sabemos que es un programa muy eficiente y de los más modernos del mundo. ¿Qué valor agregado le da esto a BIVA?

Mucho, porque las empresas son plataformas y estas son un parteaguas de tecnología. Tener los mejores sistemas del mundo es un atractivo para nuevos inversionistas. Necesitas la rapidez y la seguridad de los modelos de ejecución a los que están acostumbrados en otros mercados desarrollados. Sí es un atractivo y sí nos va a poner como mercado en la frontera de las demás bolsas del mundo.

¿Cómo llevarán a cabo la ceremonia del campanazo?

Es una buena pregunta, interesante. Pensamos en tratar de salir con una idea en particular, estamos analizándola, pero sí es algo muy importante que tenemos que pensar porque para un empresario estar en el campanazo es un premio muy significativo. Un premio a una carrera, a un éxito. Entonces es un momento muy relevante y le queremos dar esa importancia.

¿Planean en algún momento hacer el IPO del grupo Cencor en BIVA?

Sí, definitivamente, en cinco años. Es nuestro compromiso con los inversionistas. Nosotros tenemos que diseñarlo para que crezca con este tipo de iniciativas.

Muchas personas ven a la BMV como algo inalcanzable o intimidante. ¿Con BIVA buscan llegar a ese sector que está temeroso por entrarle al mundo bursátil?

Definitivamente. Es un tema muy importante y es parte de nuestro compromiso en la concesión: desmitificar esas ideas que han estado por años. Parte de lo que estamos haciendo es hablar con los medios y tratar de explicarles que esto es para todos. Los inversores estamos desmintiendo a aquellos que dicen que es solo para empresas grandes. En realidad es para empresas medianas en proceso de crecimiento.

Se han aprobado muchas reformas, abriendo a la competencia a diferentes sectores como el de las telecomunicaciones, por ejemplo. La decisión de autorizar una nueva Bolsa de Valores es un ejemplo de ello también. ¿Nos podrías platicar los beneficios en este sentido?

La verdad es que la autoridad merece un gran reconocimiento, pues nos acompañó en este proceso tan complejo para revolucionar la industria. Digo complejo, pues hubo que platicar con todos los participantes del sector. Lo hicieron con un profesionalismo y compromiso enormes, pues era la única forma para llevar a cabo un proyecto como este, si no, hubiera quedado en meras intenciones. La CNBV, SHCP y Banxico, luego de un intenso trabajo, autorizaron abrir la competencia a esto, algo que mucha gente pensaba casi imposible. Este esfuerzo es generacional y si no se hubiera hecho hoy, habría tenido que hacerse en cinco o diez años.

Es importante tener documentados los beneficios. En nuestra página de Internet hay más de 80 documentos interesantes que hablan sobre la estructura de mercados. A quienes les interese este tema, ahí podrán consultarlo. En fin, yo creo que se requiere de mucho conocimiento por parte de la autoridad para haber permitido abrir la competencia a este sector.

www.cencor.com

Texto: Jimena Saldivar