Black Gold Burger, la hamburguesa más extravagante de Texas

El H Bar, dentro del Post Oak Hotel Houston, es el hogar de la hamburguesa más extravagante de Texas, la Black Gold Burger

Black Gold Burger, la hamburguesa más extravagante de Texas - Black Gold Burger real Madrid coronavirus tom holland online portada

 

 

El oro negro se ha reinventado como un platillo en el H Bar del Post Oak Hotel en Houston, Texas. Consiste en una hamburguesa preparada con ingredientes de la más alta calidad como wagyu A5, trufa negra y foie gras. Conoce Black Gold, la hamburguesa insignia del H Bar en Houston.

El Post Oak es el único hotel en Houston que tiene la certificación AAA Five Diamond. Cuenta con elegantes habitaciones, un spa de lujo, una agencia de Rolls-Royce en el lobby y un helipuerto para uso exclusivo de los huéspedes. La extravagancia y la exclusividad predominan en la atmósfera del lugar, pero su mayor diferenciador es su excelencia culinaria.

El Post Oak es el hogar del H Bar, un restaurante con un ambiente opulento donde se puede disfrutar de excelentes cocteles y un exquisito menú. Su platillo estrella es la hamburguesa Black Gold, la cual está inspirada en la fiebre del oro que convirtió Texas en el tercer productor de petróleo más grande del mundo y a Houston en su capital energética.

Black Gold Burger, la hamburguesa más extravagante de Texas - black-gold-burger-real-madrid-coronavirus-tom-holland-online-3

Foto: leisureandlux.mx

La hamburguesa consiste en un bollo de pan brioche que adquiere su oscuro color gracias a una infusión de caviar a la hora de la cocción; además, el bollo se adorna con una hoja de oro de 24 quilates. En el interior de la hamburguesa, encontrarás 16 oz de wagyu A5 japonés, un filete de foie gras y trufa negra rallada. Como guarnición, incluye papas a la francesa cortadas a mano, decoradas con hoja de oro de 24 quilates y sazonadas con aceite de trufa; también te ofrecen una botella de Dom Pérignon 2006.

La Black Gold Burger es una creación exclusiva del H Bar y, aunque no es la más cara del mundo, su precio se eleva a 1600 dólares.

Escrito por Justino Compeán