Sri Lanka es un vergel de especias y cultivos de té, budas yacentes en cavernas y templos en rocas gigantes y remotas. Resguarda una naturaleza intacta que lleva de un asombro a otro y hace creíble una leyenda local según la cual fue en este otro paraíso donde recaló Adán luego de su expulsión del Edén, lo que prueba la huella de su pie dejada en una montaña en el corazón de la isla. Con culturas y religiones milenarias, hoy la antigua Ceilán se suma al tren del turismo sustentable. En la región costera del sureste de esta isla privilegiada en biodiversidad, se encuentra el lujoso Chena Huts, un hotel ubicado a las puertas del Parque Nacional de Yala que resguarda la mayor población de leopardos en el mundo, entre otras maravillas.

Chena Huts es la última adquisición de la exclusiva cadena de hoteles boutique Uga Escapes, expertos en seleccionar locaciones incomparables, destinadas a brindar una experiencia única y sofisticada a sus huéspedes. Todos sus hoteles son ecológicos y sustentables, y en Sri Lanka poseen otros cuatro, repartidos en los mejores hotspots de la llamada “perla del océano Índico”.

Fotos cortesía de Uga Escapes

El entorno de Chena Huts concentra los contrastes de la geografía sureña, donde la selva intensamente verde desciende entre cascadas y ríos hasta la vegetación costera, que mira playas oceánicas frecuentemente visitadas por tortugas marinas que vienen a desovar o por elefantes que se divierten con las olas. Rodeado por una laguna cristalina con manglares y salinas, es el mirador ideal para avistar la avifauna asociada a estos paisajes, como ibis, exóticos tántalos indios o flamencos rosa. De hecho, es considerada una de las mejores zonas para la observación de aves– rica en especies endémicas o migratorias, algunas muy distintas a sus primas continentales–, especialmente si se va al cercano Parque Nacional Bundala.

Fotos cortesía de Uga Escapes

Las 14 cabañas de Chena Huts, inmersas en los 7 acres de la propiedad del hotel, son la mezcla perfecta entre lujo y naturaleza. La arquitectura de las cabañas es una estilización de las chozas de los habitantes de la hermosa región de Tissamaharama, con una estructura en madera que corona un techo de palma a manera de cúpula, un diseño que materializa con estilo el concepto de cobijo. La naturaleza circundante penetra visualmente al interior a través de amplios ventanales de piso a techo, así como la fresca ventilación que permiten los espacios abiertos. La decoración interior mantiene un aire rústico y moderno, donde la selección del mobiliario en materiales naturales y las tonalidades armonizan en un hábitat refinado y funcional. Además de incluir todas las comodidades modernas, cada cabaña cuenta con una sala, un baño con tina y ducha al aire libre, y una atractiva terraza que incorpora una pequeña alberca.

Fotos cortesía de Uga Escapes

Las delicias del restaurante Basses del hotel se sirven en una terraza completamente mimetizada con la vegetación circundante y con vista al mar. Aquí se ofrece una culinaria oriental con influencia mediterránea en platillos exquisitos como mariscos frescos a la parrilla, cordero o pizza a la leña y, si estás abierto a los sabores locales, el curry es omnipresente en la gastronomía de la isla.

HOTtip

El clima de Sri Lanka está marcado por los monzones: las lluvias anegan el suroeste de la isla entre mayo y julio, mientras que caen en el noreste del país entre diciembre y enero.

Para los más románticos es posible programar cenas privadas en cualquiera de las locaciones del hotel, ya sea en la playa junto a una fogata al atardecer o bajo la cúpula vegetal de sus jardines, pero la elección del lugar es siempre el que cada huésped decida.

Fotos cortesía de Uga Escapes

Parque Nacional Yala

Chena Huts no solamente es un precioso hotel de playa, sino que ofrece la oportunidad de visitar el extraordinario Parque Nacional Ruhuna o de Yala, a tan solo una hora de distancia, el más antiguo y segundo más grande de Sri Lanka. El parque es escenario de paisajes edénicos y alberga no menos de 250 especies de aves, más de 40 de mamíferos, decenas de reptiles, en un verdadero santuario de la naturaleza.

En Yala podrás avistar desde osos perezosos, majestuosos elefantes asiáticos salvajes, búfalos de agua, venados y, el que será el objetivo central, el famoso leopardo nativo de Sri Lanka, llamado “el rey del parque”, la Panthera pardus kotiya, o sencillamente kotiya, en cingalés. La isla posee 8 subespecies de leopardos endémicas, y aunque el kotiya se encuentra en peligro de extinción, es gracias a la labor del parque Yala que Sri Lanka posee la mayor densidad de población de esta especie, y este es el único lugar donde podrás verlo.

El parque comprende un área de 1,260 km 2 , pero solo una quinta parte está abierta al público, quedando el resto estrictamente como reserva natural, y durante los meses de septiembre a octubre, la sección más visitada es clausurada para su regeneración natural, pudiendo visitarse otras secciones. El tour es acompaña – do por guías acreditados, para que no te pierdas ni un detalle del lugar, y es posible elegir entre varios tipos de tours según su duración, área a visitar y grado de privacidad.

De vuelta al hotel

Después de explorar la riqueza natural del Yala, Chena Huts tiene la mejor opción para relajarte en uno de los spas más prestigiosos de Sri Lanka, lo que no es poco decir, pues el país se precia de concentrar los mejores centros de medicina ayurvédica de Asia. El spa ofrece servicios únicos de curación y bienestar que van más allá de la epidermis, e incluye un amplio menú de terapias dedicadas a sanar y restaurar cada parte del cuerpo, en un espacio de paz y lujo.

El paradisíaco mar Índico no será el único lugar para refrescarte a lo largo de tu estadía, también podrás hacerlo en la alberca del hotel que además cuenta con un bar anexo que presta un servicio impecable y, para mayor delicia de los huéspedes, se halla “oculto” detrás de una cascada.

Quien tenga la oportunidad de pasar unas noches en Chena Huts, no olvidará el silencio, la tranquilidad y la privacidad privilegiada de sus instalaciones. Disfrutar de deliciosos baños en el lejano mar Índico, degustar la mejor gastronomía oriental, dejarse llevar por la milenaria sabiduría ayurvédi – ca y realizar una inmersión en el paraíso natural de Yala, sin duda promete un viaje que el huésped de este hotel único recordará el resto de su vida

Fotos cortesía de Uga Escapes

Chena Huts

D. Palatupana, Yala, Tissamaharama
T. +94 47 226 7100
P. www.ugaescapes.com/chenahuts/