9 datos curiosos de Addison Rae, la estrella de TikTok

Datos curiosos sobre Addison Rae, estrella de TikTok, miembro de Hype House y amiga de Charli D'Amelio

9 datos curiosos de Addison Rae, la estrella de TikTok - 10 datos curiosos sobre la estrella de TikTok, Addison Rae portada

TikTok se ha convertido en la red social del momento. Con más de 800 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo, esta plataforma ha sido la incubadora de grandes estrellas y una de ellas es Addison Rae Easterling. Aquí te compartimos algunos datos que probablemente no sabías sobre ella.

  • Tiene tan solo 19 años y este 6 de octubre celebrará su cumpleaños número 20.
  • Toda su familia se ha convertido en un must a seguir en las diferentes redes sociales. Su mamá, Sheri Easterling, y su papá, Monty López, tienen casi cuatro millones de followers, mientras que sus hermanos, Enzo y Lucas, tienen una cuenta en conjunto: @thelopezboys.
  • En TikTok, @addisonre tiene un total de 61.3 millones de seguidores y casi 3.8 billones de likes.

  • Addison creó su cuenta en julio del 2019 como una broma. Una noche con una amiga subió un video bailando y divirtiéndose. A los seis meses, tenía casi veinte millones de seguidores y lo demás es historia.
  • Se estima que el net worth de Addison es de casi dos millones de dólares. Asimismo, se cree que por cada publicación patrocinada que sube a TikTok gana 15 000 dólares.
  • Fue la musa que inspiró la canciónAddison Raede The Kid Laroi.
  • La familia Kardashian, en específico Kourtney y sus hijos, se han convertido en grandes amigos de Addison, quien ha colaborado en varias ocasiones con ellos.
  • ITEM Beauty, la línea de cosméticos de Addison, salió al mercado en agosto de este año y ofrece diferentes productos, como rímel, sombras, highlighters, bronzers y labiales.
  • Hará su debut en la pantalla grande en el remake de She’s All That. Será una gran oportunidad para la estrella de TikTok, pues es un paso más que la hará llegar a cumplir su sueño de ser actriz en Hollywood.

Escrito por Alana Soberanis