Todos hemos escuchado hablar de las dietas detox, también conocidas como antioxidantes, antiox y antiedad que consisten básicamente en estar días enteros sólo a base de jugos de frutas y verduras, infusiones o agua con la finalidad de “depurar” al organismo.  Se venden como “la fórmula ideal” para hacerle frente a los excesos de la vida diaria, liberar al cuerpo de toxinas, recuperar el equilibrio corporal y perder algunos kilos.  Van desde los jugos verdes, el sirope de arce, la alcachofa, la piña y hasta la orina humana, pero ¿en verdad son tan maravillosas como se dice?

[row cols_nr=”2″] [col size=”6″]

MITOS

– “De vez en cuando, y durante un periodo de tiempo, es necesario someter al organismo a estas purgas o regímenes a base de jugos de frutas y vegetales (solos o en combinación) que le ayuden a eliminar toxinas y a hacer una especie de borrón y cuenta nueva.”
– “Al menos dos veces al año es importante hacer una depuración.”
– “Dale un descanso a tu organismo y límpiate desde adentro. Eliminarás toxinas, le darás un descanso a tu hígado, rejuvenecerás tu piel y eliminarás grasa y volumen.”
– “Si te sientes hinchada, si tus digestiones son pesadas, si no estás en tu peso, si tu piel y tu pelo no tienen vida, si sufres alergias o te encuentras baja de energía, realiza una de las dietas detox.”
– “Durante este tiempo hay que eliminar las carnes, huevo, leche, bebidas alcohólicas o estimulantes, harinas y tabaco.”
– “Durante los tres primeros días el cuerpo se alimenta a base de reservas almacenadas en forma de glucógeno (azúcar simple), sobre todo en la sangre y el hígado, que es fácilmente digerible. Por lo tanto, una cura debería durar más de tres días, ya que es a partir de ese momento cuando el organismo empieza a eliminar toxinas y a reducir las reservas de grasas almacenadas.”
– “Los primeros días pueden presentarse ligeras cefaleas y náuseas debido a la expulsión de toxinas (crisis curativa), que no tienen ningún peligro y desaparecerán.” 
– “Me limpio unos días para poder volver a la casilla de salida, es decir, a mis viejos hábitos.”

[/col] [col size=”6″]

VERDADES

– El cuerpo es una máquina perfecta, la cual es capaz de desintoxicarse a sí mismo a través de los pulmones, riñones, hígado, tracto gastrointestinal y sistema inmunológico.
– En un informe sobre el tema, recientemente publicado por el diario ‘El País’ de España, se citan los resultados de un estudio llevado a cabo en el 2009 por un grupo de científicos adscritos a la red Voice of Young Science, que tras analizar algunos de los productos detox más populares del mercado, encontraron que ninguno era capaz de demostrar su potencia purificadora en el organismo.
– Al seguir estas dietas con frecuencia, se expone al cuerpo a un desequilibrio de los electrolitos, a una descalcificación de los huesos, a la pérdida de masa muscular e incluso puede afectarse el funcionamiento de órganos como el corazón.
– Te recomendamos una alimentación balanceada que debe incluir hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas, minerales y fibra, personalizada a tu sexo, talla, edad, estado de salud y actividad física.  Escoge un programa que enseñe un patrón alimentario de forma permanente.
– La dieta depurativa puede generar mucha ansiedad, ya que se somete al cuerpo a una inestabilidad alimenticia. 

[/col] [/row]

El cuerpo es capaz de eliminar las toxinas gracias al hígado, los pulmones, el sistema inmunológico y los riñones, y los elimina a través del sudor, orina y heces. Las frutas y verduras no son milagrosas ni contienen todos los nutrimentos que el cuerpo necesita para mantener un adecuado estado de salud, por lo que no es recomendable seguir este tipo de dietas, ni siquiera por unos cuantos días.

Tomar estos jugos y licuados puede ser positivo siempre que se tomen como complemento de una alimentación que incluya también proteínas magras, hidratos de carbono complejo y graso buenas, es decir, siempre que se haga como parte de una alimentación sana y equilibrada.

Para más información visita maks.com.mx y sigue en Facebook a MAKS NUTRICIÓN