Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles.

Ecotex propone nuevas tendencias para la industria textil.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex - portada

Lograr un balance entre la naturaleza y la producción humana, nunca antes fue tan urgente. Un sinfín de industrias reafirman su compromiso con el medio ambiente y la textil no es la excepción.

“You can feel the revolution in clothes”, expresaba la exeditora de Vogue, Diana Vreelander en el documental The Eye Has to Travel, y hoy estar en desacuerdo con ella sería totalmente absurdo. Los avances tecnológicos y mejoras en la producción, al igual que el reordenamiento de átomos y moléculas, nos han permitido crear alternativas proambientales. Una revolución en donde sus principales miembros son textiles orgánicos, reintegrados y los biotextiles. Como consecuencia, hay nuevos avances en telas sustentables y con propiedades extraordinarias, como por ejemplo: materiales más fuertes, pero de menos peso, telas biodegradables o con una vida útil bastante más larga.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto3

Hoy las nuevas posibilidades de fibras textiles involucran materiales, producción y compra comprometida con el medio ambiente, empleando la energía justa y produciendo lo mínimo en deshechos, ya que su objetivo principal es la preservación de los recursos naturales. Entre las fibras ecológicas más comunes se encuentran el algodón orgánico, seda, cashmere, lino y alpaca.

De hecho, en 2017, la asociación Organic Trade Exchange, con sede en Greenfield, Massachusetts, estimó que la industria de prendas orgánicas, fabricadas bajo estrictas normas medioambientales como su procedencia de cosechas libres de pesticidas, está valorada en unos US$85 millones al año, solo en EE UU. Y cada vez hay más marcas y firmas internacionales sumándose a este tipo de campañas. Hace nueve años Giorgio Armani lanzó una colección de Armani Jeans que enfatiza su respeto al medio ambiente y ahora representa el 15% de su negocio mundial. Katherine Hamnett usa algodón y lana orgánicos en sus colecciones y la cadena de tiendas de ropa Hennes & Mauritz AB, introduce unas 10 nuevas piezas de algodón orgánico cada temporada en sus tiendas H&M.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto4

Y aunque aún es difícil determinar el impacto y el potencial que los nuevos desarrollos puedan tener, la industria, en constante transformación, no se cansa de presentarnos e introducirnos las últimas tendencias en fibras textiles, en su mayoría procedentes de plantas u objetos que jamás imaginaste.

BAMBÚ

La tela de bambú se fabrica utilizando la propia celulosa de la planta. La tela es blanqueada emplear cloro, es fácil de secar y se hace sin la utilización de químicos fuertes, usando además métodos que requieren menos agua que los métodos convencionales de secado.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto5

Es un tejido altamente sostenible con una apariencia parecida a la viscosa clásica que se obtiene de esta planta natural, biodegradable y anti bacteriana. Además, el bambú tiene una cualidad increíblemente sorprendente: protege de las radiaciones ultravioletas del sol, tiene propiedades anti alérgicas y no irritantes para la piel y ¿lo mejor de todo? Es un regulador térmico,

lo que quiere decir que las prendas hechas de este material mantendrán a tu cuerpo cálido durante el invierno y fresco en el verano.

BEMBERG ™

Podría decirse que esta tela está hecha en su mayoría de desperdicios. Es un material para el que se utiliza algodón línter, una fibra de celulosa pura, corta y suave que envuelve las semillas del algodón. Son fibras que normalmente no se utilizan, pero que con Bemberg™ se convierten en un gran recurso que es gentil con el medio ambiente. La fibra que ya cuenta con la certificación Eco Mark, otorgada a productos que utilizamos a diario y han sido reconocidos por el Japan Environment Association (JEA) por protagonizar un rol que protege el medio ambiente, cuenta con un ciclo de vida totalmente completo y redondo, pues viene de la tierra y regresa a la tierra. Las plantas de algodón crecen absorbiendo el dióxido de carbono. Al hacer la recolección de la planta, la semillas pequeñas que otras marcas consideran inservibles, son convertidas en lo que conocemos como Bemberg™, que además de contar con las propiedades del algodón, suma que es aún más suave y liso al tacto. Este novedoso textil se puede desechar posteriormente en la tierra, que se encargará de biodegradarla fácilmente y regresarla a su estado natural. En condiciones de un verano promedio (35 ° C y un 80% de humedad) las fibras Bemberg™ pierden la mitad de su peso natural en aproximadamente dos meses.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto6

LECHE

Sí, tal como lo lees: leche –la misma que desayunas por las mañanas–. La leche ya no solo se puede hacer yogurt o queso, ahora también se hace ropa. Este tejido de aspecto brillante y suave, parecido al de la seda morena, se produce con técnicas sostenibles y tiene el segundo fin de ayudar a las personas que sufren de alergias de piel por entrar en contacto directo con los productos químicos usados en la industria textil. Esta fibra se produce a partir de la caseína, una de las proteínas de las que está compuesta la leche y es totalmente resistente al agua. En la producción de algodón, por ejemplo –aunque se trate de algodón de cultivo orgánico– se gasta muchísima agua. En primer lugar, para el cultivo y, en segundo lugar, para la producción de vestimenta. En cambio, para producir fibra láctea solo se necesitan dos litros de agua por cada kilo de fibra textil. Además de que se emplea únicamente la leche de desecho. Para fabricar la fibra, se colocan en una máquina mezcladora la caseína, el agua y otras sustancias naturales, como por ejemplo, cera de abejas. El resultado, ya patentado, es revolucionario. Además, contiene más de quince tipos de aminoá- cidos distintos que alimentan y nutren la piel, haciéndola más saludable. Se puede usar solo o combinado con cashmere, seda, algodón o lana.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto7

MATUBA BARK

Esta fibra textil, también totalmente ecológica, es obtenida de la corteza del matuba, un árbol que crece en las tierras de Uganda. Este material ha resultado ser altamente adecuado para abrigos, bolsas, carteras y todo artículo de piel que te puedas imaginar. Al ser la corteza la única parte del árbol que se utiliza para la producción de la fibra Matuba Bark, las empresas que lo comercializan contribuyen a la protección de los bosques de África, ya que estos árboles no son talados. A pesar de que actualmente este tipo de textil nos resulta muy novedoso y apenas se está comenzando a explotar su potencial comercial, según la Unesco el proceso para hacerlo es anterior a la invención del tejido. El organismo de las Naciones Unidas proclamó que la tela de corteza ugandesa forma parte del Patrimonio Cultural Intangible del Mundo en 2005. Su proceso de elaboración es bastante sencillo y gentil con el medio ambiente. A la vez que la corteza del árbol es removida, esta se envuelve para protegerlo de infecciones y a lo largo del año regenera su corteza por sí mismo. La corteza se enrolla y se hierve para ablandar, entonces está lista para golpear y estirar hasta transformarla en el paño que se utiliza para la confección.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-foto8

MUSKIN

Esta nueva fibra textil es la alternativa ecológica a la piel animal. Con un proceso natural y libre de tóxicos, el muskin es un material 100% vegetal proveniente del Phellinus ellipsoideus, una especie de hongo parasitario que crece de forma salvaje en los bosques subtropicales. Su consistencia y texturas van desde la suavidad de la superficie, muy similar al ante, hasta una parte un poco más dura que recuerda al corcho. Muskin ha sido desarrollado por la empresa italiana Grado Zero Espace, especializada en el estudio de materiales y tecnologías innovadoras para el desarrollo de nuevos productos manufacturados. La ausencia de sustancias tóxicas en el material y su capacidad para absorber la humedad y liberarla en poco tiempo —al igual que la tela— hacen que el muskin sea apto para su uso en aplicaciones como zapatos, guantes o correas de reloj. Las dimensiones de cada pieza son variables, y su producción actual es de 40-50 metros cuadrados al mes, suficiente para pequeñas producciones en serie.

Ecotex, nuevas tendencias en fibras textiles. - Ecotex-portada

PIÑATEX

Este innovador cuero vegetal procede de los residuos de las fibras de hoja de piña que se obtienen en el proceso de cosecha. Actualmente, está en desarrollo en el Royal College of Art de Londres. Este material de fibra de piña ofrece una alternativa ecológica, sostenible y real al cuero animal. Para fabricarlo, las fibras de los residuos de la piña (hojas de piña que normalmente cosechadas se pudren en el suelo) se cortan en capas y se procesan como un textil con diferentes espesores y texturas muy similares a las del cuero. Para producir un metro cuadrado de tela se necesitan aproximadamente las hojas de 16 piñas. El material no requiere terreno adicional de cultivo. A su vez, un subproducto del procesamiento de piñatex es una biomasa que se puede convertir en fertilizante, que proporciona ingresos adicionales a los agricultores de la piña. Hasta ahora esta innovación ha sido descubierta por distintos diseñadores, que la han utilizado por ejemplo para hacer bolsos. Además, Puma y Camper han utilizado piñatex en zapatos de muestra. El material también está generando interés en los mercados de accesorios y tapicería.

TENCEL ™

Este textil está compuesto por una fibra de celulosa natural, que además de ser biodegradable se produce a partir de la pulpa de la madera de árboles de eucalipto certificada por el Forest Stewardship Council (FSC) y la fibra lleva el sello de calidad Pan-European Forest Council (PEFC). El Tencel™ es muy sostenible, ya que está hecho solo con una sustancia química natural. Lo que hace especial este químico natural es que se reutiliza constantemente, lo que minimiza el impacto sobre el medio ambiente. Además, el uso de agua que se requiere es mínimo, dato importante al tratarse de un recurso limitado. La prensa medioambiental considera el Tencel™ como un hito en el desarrollo de tejidos ambientalmente sostenibles.

Este tejido con propiedades altamente trasnpirables, mantiene tu piel seca pues posee una impresionante absorción de la humedad: el Tencel™ absorbe la humedad relativa en función de la temperatura de la piel, asegurando siempre tu comodidad. Es excepcionalmente suave y perfecto para las personas de piel sensible. Es muy resistente al estiramiento y a la formación de arrugas. Se puede lavar a máquina y, lo mejor de todo, ¡no necesitas plancharla nunca!

Texto y fotos por: NATALIE EPELSTEIN

Pelirroja de 27 años que se dedica casi por completo al mundo editorial. Estudió la Licenciatura de diseño textil en la Universidad Iberoamericana y un MBA ESDEN Bussines School España. Actualmente es editora de belleza de la revista Marie Claire y socia fundadora de la Fundación para apoyar mujeres con cáncer Nani + Agi. Para conocer su trabajo síguela en Instagram @natepelstein.