El proceso para reconocer la calidad de un diamante

Reconoce el valor de un diamante con esta sencilla guía

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - BERGER-5

Berger Joyeros se ha posicionado como líder en el mercado de anillos de compromiso y churumbelas, debido a la gran calidad de sus diamantes. Gracias a su experiencia en la industria, durante años ha ofrecido al mercado cortes tradicionales como el redondo, princess, gota, emerald cut y baguette, hasta los más contemporáneos como el oval, asscher, cushion y corazón.

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - berger-1

Foto: Cortesía

Las características más importantes que se deben tomar en cuenta para determinar el valor de un diamante, son informalmente conocidas como las 4 C, por sus siglas en inglés: clarity, color, carat y cut (claridad, color, quilataje y corte).

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - berger-2

Foto: Cortesía

La primera C se refiere a la claridad. Los diamantes suelen tener ciertas inclusiones invisibles al ojo humano y la claridad mide cuántas de ellas contiene un diamante, así entre menos tenga, más valioso será. Las inclusiones se clasifican en una escala de claridad que refleja su tamaño, ubicación y visibilidad, cuando son examinadas con una lupa 10X. Los más raros, y por lo tanto, de mejor calidad, son los FL (flawless).

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - berger-3

Foto: Cortesía

En la década de los 50, el Instituto Gemológico Americano (GIA) desarrolló una escala de graduación para clasificar los diamantes según su rango de colores. Esta escala abarca desde la D, total- mente incoloro, hasta la Z, de color amarillo o marrón claro. Este criterio se refiere a la segunda C, el color. Mientras más incoloro, mayor será el valor del diamante.

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - berger-4

Foto: Cortesía

El quilataje se refiere al peso del diamante. Un quilate equivale a 0.2 gramos y se divide en 100 puntos, de tal forma que un diamante de 50 puntos equivale a uno de 0.50 quilates. Por lo tanto, los diamantes grandes son más valiosos que los pequeños.

El proceso para reconocer la calidad de un diamante - berger-6

Foto: Cortesía

Y, por último, está el corte, una característica que, a diferencia de la claridad, el color y el quilataje, no viene dada por la naturaleza, sino que es provocada directamente por la mano del joyero. La calidad del corte y la precisión del pulido final liberan la belleza del diamante, dictando la cantidad de luz que refracta y le confiere su brillo.

Es importante tomar en cuenta que, para garantizar la calidad de la piedra, se debe contar con la asesoría personalizada de un joyero de confianza. En Berger Joyeros todo el personal está capacitado y cuenta con años de trayectoria para cumplir con los criterios de evaluación que dictaminan la mayor o menor calidad de un diamante y, por ende, su valor.

berger.com.mx

Fotos cortesía de Berger Joyeros