El rinoceronte del desierto

Save The Rhino Trust, fundación que protege al rinoceronte.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_closeup_PORTADA

En el árido desierto de Namibia, las condiciones de vida son extremas, la supervivencia de los animales es complicada y diferente a otras áreas más dóciles en África. Observar vida salvaje en un ambiente tan riguroso y único es sumamente interesante y especial: los paisajes que habitan son fuera de este mundo y cada vivencia es más cautivadora.

Mi experiencia con el rinoceronte negro del desierto, en la región de Kunene, donde hoy se encuentra la última población del nativo “rino salvaje” –es decir, que no son parte de una reserva–, fue fascinante y un gran aprendizaje. La mejor forma de acercarte y ayudar a este majestuoso animal es a través de la fundación Save The Rhino Trust (STRT), quienes llevan más de treinta años investigando y supervisando a este auténtico sobreviviente del desierto, al que protegen de la caza furtiva y del comercio ilegal del cuerno, principal causa de muerte del rinoceronte Diceros bicornis.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_03

La misión de la STRT es proteger este animal de la extinción, objetivo que cuenta con la ayuda de comunidades locales y grupos de conservación. La fundación además maneja cuatro equipos de guardias y especialistas que patrullan día y noche un terreno de más de un millón de hectáreas.

En nuestra visita, el agitado recorrido en coche duró 10 horas, siempre acompañados de tres guías del equipo STRT. Encontrar este animal en un hábitat tan fuera de serie no es fácil, y en un momento, estuvimos a punto de darnos por vencidos, ya que las condiciones en el desierto eran cada vez más extremas. Hasta que, de pronto, en medio de inmensas rocas rojas, logramos ver a lo lejos dos rinocerontes: una mamá con su cría.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_safari

Observarlos en un entorno que sientes de otro planeta es completamente mágico. Al acercarnos, rápidamente captaron el olor humano y corrieron tan rápido que en segundos los perdimos. Aunque muy a lo lejos, pudimos observar cómo la madre escudó al pequeño rinoceronte y lo protegió mientras corrían. Este abreboca nos dio ánimos para seguir rastreando.

Nuestro siguiente encuentro fue mucho más emocionante, en un ambiente más cómodo y relajado, pues se trataba de acercarse a pie y mantenerse agachado. Con este segundo rino alcanzamos una distancia de menos de veinte metros y nos sentamos detrás de unas piedras con el viento en contra para que fuera más difícil que el ejemplar llegara a olernos. A esta distancia, se puede observar las diferencias con rinocerontes de otras regiones en su color, piel, tamaño, etc., pues su forma de vida es totalmente diferente y eso se refleja en su aspecto. En realidad, todos son igual de hermosos e impactantes: contemplar su tamaño a tan corta distancia hace difícil creer lo que estás viviendo, toma tiempo y son momentos de total sorpresa y admiración.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_03

De improviso, el viento cambió y el rino nos olió, y lejos de huir, fue acercándose cada vez más, deteniéndose justo frente a nosotros, lo cual no era buena noticia porque quiere decir que nos tenía en la mira. A unos 15 metros, agarró velocidad y corrió hacia nosotros, dejándonos completamente petrificados. En estos casos, los guías y especialistas de STRT saben que lo procedente es correr hacia al animal para intimidarlo, haciendo suficiente ruido para que no se acerque más. Afortunadamente, así fue: el rinoceronte se alejó y regresó a su rutina, lo que nos permitió regresar al vehículo.

El momento fue pura adrenalina y completamente fascinante porque la oportunidad de admirar a este animal a esa distancia es única en la vida. También sirve para darnos cuenta de que el cuerno por el que es tan perseguido y masacrado, nadie en este mundo lo necesita más que ellos. En ese momento, tomé conciencia de que está en nosotros ayudarlos. Gracias a ese evento, a la enorme cantidad de adrenalina y emoción, decidí darle una voz y la oportunidad a este animal de sobrevivir a la caza de la que es objeto a través de mi fotografía.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_02

Durante mucho tiempo, la sobrevivencia del rinoceronte ha estado marcada por periodos de grandes desafíos: en los ochenta, 95% de la población de rinocerontes en África murió a causa de caza furtiva. Solo 80 sobrevivieron en esta región de Namibia. Se logró controlar la cacería y aumentar la población por un tiempo, hasta hace pocos años, cuando el número de rinos muertos por estas causas fue aumentando, alcanzando cifras de terror.

A pesar de muchos esfuerzos, el comercio ilegal del cuerno es lo que mantiene la caza furtiva, por lo que en 2014, STRT tuvo que tomar decisiones drásticas para salvar a este increíble animal: volaron a regiones remotas difíciles de monitorear, donde habían encontrado varios cadá- veres de rinos mutilados, y tomaron la decisión de descornar a los rinocerontes vivos. Esto quiere decir que retiran la parte superior del cuerno para que no le sirva al comercio ilegal. Es, sin duda, una dirección muy fuerte que tomar, pero ha ayudado a detener la caza furtiva de este inocente animal.

El rinoceronte del desierto - wild_rinoceronte_04

Si esta masiva cacería no es detenida con urgencia, en menos de 40 años el rinoceronte ya no será un animal en peligro, sino un animal en total extinción y futuras generaciones jamás tendrán la oportunidad de conocerlo vivo en su hábitat natural.

Los animales de nuestro planeta enfrentan enormes retos, muchos causados por el ser humano –el gran destructor–, pero en algunos casos posibles de revertir, también gracias al ser humano que puede trasmutarse en el gran redentor.

Con nuestra ayuda, fundaciones como STRT continuarán realizando un enorme esfuerzo y trabajo para lograr asegurarle un futuro al rinoceronte en nuestro planeta. Los invito a visitar su página y apoyar la causa. Todos juntos podemos promover el cambio.

www.savetherhinotrust.org

Texto y fotos por: DANIELA CÓRDOVA

Es cancunense de nacimiento, pero actualmente vive entre Miami y México. Tiene una gran inquietud por el constante movimiento y es exploradora del corazón. Viajar y tomar fotos le apasiona, pero conocer el mundo, coleccionar momentos, vivir aventuras al máximo y observar diferentes culturas, es su fascinación. Cree en la felicidad que brinda el baile y la música. Es diseñadora de joyería y amante de la cocina, pero recientemente es escritora y se especializa en la fotografía artística y de viajes.
www.danielacordova.com