Elizabeth Fischer, directora del Departamento de Diseño de HEAD Genève y pionera del primer programa de diseño de relojes en el mundo - EntrevistaSIAR_PORTADA

Elizabeth Fischer estudió Historia del Arte porque le interesaba la historia del vestuario y de la moda. Desde entonces, trabaja como maestra y, actualmente, es la directora del Departamento de Diseño de la Alta Escuela de Arte y Diseño de Ginebra (HEAD), la cual está enfocada a la indumentaria, las joyas, los accesorios y, ahora, a los relojes también.

Durante el Salón Internacional de Alta Relojería 2018, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, tuvimos la oportunidad de entrevistarla y nos platicó un poco sobre HEAD Genève y sobre el nuevo programa de diseño de relojes que la llevó a participar en este evento.

Cuéntanos sobre los cursos que se imparten en la universidad.

Se imparten cursos de diseño gráfico, diseño de medios, arquitectura de interiores, cine, bellas artes, comunicación y muchos otros. También se realizan exposiciones, conferencias y eventos relacionados con cada uno de los campos de estudio.

¿Cómo describirías la educación en la actualidad?

En Suiza tenemos mucha suerte porque no es tan caro estudiar. En cambio, cuando pienso en la educación en el extranjero, me doy cuenta de que el problema no radica en el nivel, sino en la posibilidad de estudiar. Es una pena porque hay mucho talento y creo que todos deberían tener acceso a la educación superior.

Cuéntanos sobre HEAD Genève.

HEAD se creó hace 12 años; fue el resultado de una fusión entre una escuela de bellas artes de 200 años y una escuela de arte industrial de 100 años, lo cual la convirtió en la universidad más grande de arte y diseño en Suiza con más de 770 estudiantes, programas de licenciatura de tres años y programas de maestría.

¿Qué podrías decirnos acerca de la licenciatura y de la maestría en Diseño de Relojería?

Es un programa muy específico y único, ya que no existen otros cursos que se centren específicamente en el diseño de relojes, ni siquiera en Suiza, lo cual es muy sorprendente porque es un país relojero. En el programa contamos con un buen entendimiento del mundo relojero y contemplamos el ADN de cada marca, lo cual nos permite conocer mejor al cliente y, por supuesto, la cultura del reloj.

¿Podrías mencionar a algunos de los fabricantes de relojes y expertos en el sector relojero que enseñan en este programa?

Nos apoyan muchos expertos de diferentes sectores; trabajamos con personas de HYT, gerentes de producción de Omega, especialistas de distintas marcas como Hizek y Baume & Mercier, y empresas relojeras más pequeñas como White Cube y Neodesis.

¿Qué opinas sobre SIAR? ¿Qué marcas o relojes son tus favoritos?

Me gustaría hablar de la feria en general. Cuando tienes una feria como esta en Suiza, es mucho más serio y menos cálido. Aquí todos son muy amables, acogedores y me parece que el público está realmente interesado. En cuanto a mis favoritos, me gusta Schwarz Etienne, que es una de las marcas que diseñan objetos fuera de lo común.

¿Cuáles consideras que serán las siguientes tendencias en la industria relojera?

Estamos en la era de los millennials y la forma de consumir y gastar ha cambiado. Creo que todavía hay un largo futuro para los relojes tradicionales y lo que pueden llegar a ser, así que debemos sumergirnos en esta nueva cultura.

¿Cómo se involucra el diseño en nuestra vida cotidiana y cómo puede contribuir al futuro?

Si piensas en tu vida diaria, cuando no comprendes cómo funciona algún objeto o, incluso, si algo no te hace lucir bien, es posible que se deba a un mal diseño. Como dijo alguna vez Coco Chanel, si una mujer entra en una habitación y quien la ve dice: “qué bonito vestido”, entonces no se debe al diseño. En cambio, si quien la ve dice: “que encantadora mujer”, es porque el diseño está hecho para que la mujer se vea bien, no al revés.

Texto y entrevista por Rebeca Penhos