En materia económica, la unión de géneros hace la fuerza

En materia económica, la unión de géneros hace la fuerza

En materia económica, la unión de géneros hace la fuerza - WORLD NEWS

¿Sabes cuánto está perdiendo la economía por la falta de mujeres en la fuerza laboral? De acuerdo con la consultora Mc- Kinsey, si se cerrara la brecha de género y más mujeres trabajaran, se podrían agregar 28 billones de dólares al año al Producto Interno Bruto global. En particular, el PIB de América Latina podría crecer 2 billones; el de América del Norte, 5 billones; el de Europa del Este, 5 billones; el de China 4 y el del Sureste Asiático 3.

Lo único que se necesita para revertir esta pérdida es que las mujeres y los hombres trabajen las mismas horas, que tengan los mismos salarios y que el sector femenino se ocupe en los mismos niveles y sectores que el masculino. De hecho, aunque no hubiera una paridad total, la economía podría crecer hasta 12 billones de dólares.

El problema es que las mujeres no están teniendo el apoyo que necesitan en temas fundamentales para su desarrollo profesional. Según la Organización de las Naciones Unidas, las mujeres están en desventaja en diversos temas. Enfrentan barreras legales, tienen menos protección social que los hombres, sufren más violencia, trabajan más en el sector informal o en trabajos no remunerados. Además, las que sí trabajan, generalmente reciben salarios más bajos que sus compañeros, tienen más dificultad a la hora de obtener una promoción y muy pocas alcanzan niveles ejecutivos o puestos de liderazgo.

Para dar una idea de lo grave de la situación, según el Banco Mundial, 59 países no tienen leyes para prohibir o castigar el acoso sexual; según la OCDE las mujeres pasan 300% más tiempo que los hombres haciendo trabajos no remunerados como el cuidado de los hijos o las tareas domésticas y, según la Unesco dos tercios de los adultos que no saben leer ni escribir son mujeres.

De acuerdo con McKinsey, la equidad laboral en México no está tan mal si se compara con el resto de América La- tina, pues las mujeres y los hombres tienen prácticamente la misma facilidad para acceder a servicios de educación, salud y financieros, que son vitales para la participación económica. Pero si se habla de otros temas, falta mucho camino por recorrer. En una escala del 0 al 100, donde 100 sería lo más equitativo, México tiene apenas 62 puntos. La calificación se da principalmente por la violencia de género y por la falta de protección legal para las mujeres. Además de que una buena parte de las mujeres de nuestro país realiza trabajos que no son remunerados.

¿Qué se puede hacer para solucionar el problema? Hay mu- cho trabajo por delante, pues de acuerdo con el Council of Foreign Relations, los gobiernos tienen que trabajar juntos, además de las organizaciones multilaterales, el sector privado y la sociedad civil. Entre las acciones que se deben tomar, el Consejo propone incentivar reformas legales y políticas; aumentar el acceso de las mujeres a servicios financieros; crear fondos de inclusión económica; promover el acceso de las mujeres a la tecnología y la innovación; invertir en infraestructura y tecnología que facilite las labores no remuneradas; y apoyar la investigación y recolección de datos de las mujeres en el trabajo y la educación, así como su acceso a ciertos servicios para identificar áreas de oportunidad. ¿Podremos alcanzar esos 28 billones en un futuro cercano?

FUENTES

https://www.economist.com/graphic-detail/2018/02/15/the-glass-ceiling-index

https://www.cfr.org/interactive/womens-participation-in-global-economy/

https://www.cfr.org/interactive/womens-participation-in-global-economy/policy-responses

http://interactive.unwomen.org/multimedia/infographic/changingworldofwork/es/index.html

Texto por Mercedes Migoya @mercedesmigoya
Ilustración por @camdelafu