Errores comunes al invertir en criptomonedas

Lo que no debes hacer al invertir en Bitcoin y otras criptomonedas

Errores comunes al invertir en criptomonedas - Captura de pantalla 2018-12-18 a las 14.09.52

Alcanzando máximos históricos entre diciembre de 2017 y enero del presente año, el mercado de las criptomonedas llamó la atención de millones de inversionistas. Sin embargo, este mercado no ha tenido su mejor desempeño en lo que va del 2018.

Fondos que capitalizan sus inversiones desde principios de año, inversionistas con mayor tiempo en el ecosistema, problemas locales y globales sobre regulación, proyectos scam, ICO no regulados, entre otras variables, han llevado al mercado a la baja. Estos hechos han detonado varias preguntas: ¿Qué es lo que nos conviene hacer? ¿Es buena oportunidad para invertir? ¿Estamos a tiempo de salir- nos? ¿Ya explotó la burbuja?

La realidad es que, como en toda inversión, debemos entender de qué se tratan los proyectos e instrumentos en los que invertimos. Definitivamente, la tecnología detrás de las criptomonedas (blockchain) es un game-changer en cualquier industria, y es determinante entenderla para poder utilizarla, ya sea en cuestiones de desarrollo o en inversión de proyectos.

Uno de los errores más grandes es caer en sesgos de información, que implica buscar única- mente la que respalde nuestro punto de vista. Por ejemplo, al buscar “¿por qué es bueno invertir en bitcoin?” o “¿por qué las criptomonedas son una estafa?”, estamos ocultando el panorama completo y solo estamos reforzando lo que ya creemos, por lo que probable- mente terminemos tomando una decisión errónea. Conocer los proyectos a fondo, con pros y contras, es el primer punto que debemos considerar.

Errores comunes al invertir en criptomonedas - captura-de-pantalla-2018-12-18-a-las-14-10-08

Ilustraciones The Noun Project

Así mismo, invertir sin conocer el proyecto ni el equipo detrás de él, es algo que no nos podemos permitir. Debemos detectar si hay una propuesta de valor interesante y analizar los números para saber las posibles proyecciones del token, es decir, de qué manera a una población grande de usuarios les conviene tener determinados tokens, para qué les podrían servir, si al guardarlos tienen valor, o si al intercambiarlos pueden recibir algo interesante.

El equipo detrás del proyecto es casi tan importante como el proyecto en sí, por lo que debemos estudiar a los operado- res del proyecto, entender de dónde vienen, y qué proyectos exitosos han realizado con anterioridad, además de investigar qué grupo de asesores estará aconsejándolos, ya que la experiencia de un buen asesor puede ser determinante para tomar un rumbo exitoso.

Cuando hemos tenido éxito en algunas inversiones, es común tomar riesgos no controlados e invertir en proyectos sin pensarlo detenidamente. No hay que olvidar que más cantidad no significa más calidad. Es importante entender que, al invertir en criptomonedas, ya existe un riesgo grande por tratarse de un mercado nuevo y volátil. Sin embargo, el riesgo controlado puede ser un factor a nuestro favor, ya que podemos utilizarlo con el concepto de interés compuesto al invertir en un proyecto, y en determinado tiempo, con un retorno de inversión interesante, capitalizar la inversión para moverla a otro nuevo proyecto, y así repetir proceso. Los retornos de cada nueva inversión van dando rendimiento sobre un total previo que ya tiene rendimientos, lo que hace que una inversión nos pueda llegar a dar impresionantes retornos sobre la primera inversión de capital.

No diversificar es otro error gigante. Siempre es bueno tener un portafolio bien definido en porcentajes y, en mi opinión, debemos mantenerlo así en todo momento. Es decir, si en algún momento un token que completaba el 10% de nuestro portafolio sube considerablemente y aumenta en porcentaje su participación en el portafolio, recomiendo capitalizar lo excedente y completar los porcentajes más altos, para regresar a los valores porcentuales del portafolio original.

Otro de los errores más gran- des es vender por miedo a perder dinero. Es claro que queremos ver nuestra inversión en aumento, pero no siempre será así. El mercado se ajusta constantemente, por lo que recomiendo una inversión que lleva por nombre Dollar Cost Average. Se basa en comprar poco de lo mismo en repetidas ocasiones, lo que nos permite promediar naturalmente nuestro costo por unidad de inversión. Esto quiere decir que no entraremos al 100% en el precio más bajo, pero tampoco en el más alto.

Invertir con las emociones también es muy peligroso. Por miedo a perdernos de algo grande, en muchas ocasiones invertimos sin pensar, siguiendo lo que dicen los demás. Por eso es muy importante rodear- nos de personas actualizadas en el tema, pero también siempre tomar las decisiones finales con la mente en frío.

Finalmente, es fundamental conocer y estudiar nuestros errores, porque de esto depende que aprendamos de ellos. Invertir en criptomonedas es algo que le recomiendo a todos, porque la industria tecnológica será la que domine el resto de las industrias en un futuro no muy lejano.

Luis Ángel Adame Torres
@AdameLuisAngel
www.polymath.capital

Ilustraciones The Noun Project

Array