GLOCAL EL PODER DE LA LUZ | Hotbook
https://hotbook.com.mx/wp-content/uploads/2015/12/glocal_lights_hotbook-1050x714.jpg

GLOCAL EL PODER DE LA LUZ

Light doesn’t happen in a void. It reacts to surfaces and materials. Going back to the real world feels strange. Perhaps it’s the combination of waking up at 4:00 am and the cold that is hitting me, but it does not feel like Sunday and for a moment I’m not quite sure what day it is. I’m staring at my American passport I realize that after 5 days of my brain switching to English I’m having a hard time thinking in Spanish. Last Wednesday, when I arrived in Atlanta for my connecting flight to Baltimore, the Customs officers looked at my passport and said “Welcome Home”. Only this is not my home. The US is not my home anymore. As I sit here typing away in my compact coach seat 20 minutes away from landing It hits me that Mexico is home… And that I also need to switch my brain over from English. Y, como buena puertorriqueña apenas saliendo de “Gringolandia”, entro en modo “Spanglish” partiendo mi cerebro casi por la mitad.

Estuve cinco días en una conferencia impartida por la IALD en Baltimore, Maryland. Este año Baltimore fue la sede de Enligten Americas, la conferencia anual que reúne a los miembros de la IALD con ponentes de todas partes del mundo durante tres días de networking, aprendizaje e inspiración. Luego de mi tercera taza de café y un tanto ansiosa, el sonido de un xilófono me in¬dica que el ciclo de conferencias va a iniciar, así que me movilizo al Ballroom indicado, asombrada por la cantidad de participantes para los que apenas hay lugar. Me siento en la última fila, no por elección propia, sino por la muy escasa disponibilidad de asien¬tos. Entonces observo minuciosamente a quienes asistieron.

Luego del mensaje de la actual pre¬sidenta, Barbara Horton, me doy cuenta de que estaba programada una conferencia magistral por el director creativo de Moment Fac¬tory, Sakchin Bessette. ¿Y ese quién es? ¿Qué pinta en el mundo de la iluminación? En medio de la con¬ferencia busco mi herramienta por excelencia para poder ubicarme: ¡Google! Descubro que Moment Factory es un estudio especializa¬do en la concepción y producción de entornos multimedia que com¬binan, video, iluminación, arquitectura, audio y efectos especiales para crear experiencias extraordinarias. Su lema, We do it in public (lo hacemos en público), forrado de insinuación, hace referencia a sus intervenciones que están centradas en las experiencias del público. Se centra y concentra en ambientes y experiencias de inmersión sensorial que combinan arte, tecnología y mucha imaginación.

Video, multimedia, audio, etc… Es un tema interesante para dar inicio a un ciclo de conferencias dirigidas a Diseñadores de Iluminación. Nosotros, como Dise-ñadores de Iluminación, y como miembros de la IALD, utilizamos la iluminación en conjunto con la Arquitectura para crear ambien¬tes extraordinarios. Iluminamos espacios de manera (en su mayoría) permanente para resaltar la arquitectura, los materiales, los colores y crear experiencias.
Tanto Moment Factory como los Diseñadores de Iluminación, tenemos el mismo objetivo: crear ambientes extraordinarios. Nuestros trabajos están relacionados por una herramienta en común, la luz, aunque, a la vez, nos movemos en mundos y circunstancias completamente diferentes.

Regreso mi cerebro a la conferencia después de haberme ido de viaje a Montreal temporalmente –pues Moment Factory es originaria¬mente de ahí–, veo tres palabras en letras negras sobre un fondo amarillo y, simultáneamente, sobre la imagen de una multitud de gente. Entonces leo: “Emotion, Amazement, Memories” (emoción, asombro, memorias). Sin embargo, de esas tres palabras, la que me pareció que mejor describe su trabajo es:

Amazement / Asombro:
De asombrar.
1.m. Gran admiración o extrañeza.
2.m. Susto, espanto.
3.m. Persona o cosa asombrosa.

Esa palabra resuena y revuelca mi cabeza. Al ver su trabajo, me inspiro y mi mente corre a mil por hora con ideas, planes y proyectos que quiero hacer, lugares que quiero visitar, libros que quiero leer, información que quiero investigar, gente que quiero contactar y cosas que me hubiese gustado hacer en otra vida. Yo jamás he estado involucrada en proyectos de Multimedia a esta escala y mi asombro surge principalmente por el ingenio de combinar arte, luz, sonido y movimiento para crear una experiencia sensorial completa.

A continuación, nos está platican¬do de otro proyecto en Montreal que se instala cada verano y que dura hasta el otoño. Es una insta¬lación semi-permanente, por así llamarle, que transforma un pe¬dazo de bosque, naturaleza ruda y cruda, en un lugar encantado casi salido de cuentos de niños. Viendo el video siento hasta un poco de miedo. Estoy impresionada por un video mapping que le hacen a un árbol que, cuando pasas por él, se mueve y habla. “¿A quién se le ocurre hacerle un video mapping a un árbol? ¡Esto está genial!”, pienso yo: le está dando vida al árbol y no es por casualidad. Este elemento es central en la historia que él quiere contar, sumándole música, miste¬rio y una tormenta de truenos.

Alguien en el público pregunta lo que todos pensamos, “¿Y los niños se asustan?”. Pues yo digo que sí. Imagínense caminar por un bosque misterioso y encantado de noche, y de repente, encontrarte (entre otras cosas) con un árbol gigante que abre los ojos y te habla. Entiendo entonces el uso de la palabra Asombro, porque no solo se refiere al acto de admirar algo, sino también al susto o temor que ese algo te puede provocar, y en este caso, la iluminación es central para provocar estas sensaciones.
Yo, que soy medio cobarde, ima¬gino el grito y el brinco que daría cuando un árbol gigante de repen¬te se mueve de noche. No quiero pensar qué sienten los niños en ese mismo momento. Pero regreso al momento y a la realidad de las conferencias, y en medio de perso¬nas de todo el mundo y viendo esta presentación, de repente me siento como una “rookie”.

En concreto, la iluminación no ocurre en un vacío; reacciona a las superficies, colores y materiales. Por ese medio nos da la información que genera una impresión o una emoción. Si esa impresión genera una emoción adecuada, entonces perdura en la memoria. La luz es capaz de hacer esto y más, pero no lo hace sola. Lo hace en combina¬ción con el entorno que reacciona al ser iluminado.
Yo nací y me crié en Puerto Rico. Hay tres cosas que, después de 15 años de vivir en el extranjero, mar¬can mi memoria sensorial: el olor de una guayaba, las luces “naranja” de vapor de sodio que me recuerdan los muelles cuando están los cruceros y escuchar la canción de “En mi viejo San Juan” (que curiosamente describe mi trayecto al haberme ido de la isla hace 15 años sin saber que no regresaría). Olor, sonido y vista; tres elementos que automáticamente me transportan al Caribe y llenan mi mente de re¬cuerdos y emociones.Yo siempre he dicho que la iluminación es la cuarta di¬mensión porque revela la arquitec¬tura. Lo que me queda claro es que, cuando la combinas con la música y otros estimulantes, puede generar una impresión importante.
Salgo de la conferencia, toda inspirada, derechito al café, y me topo con una promoción de la IALD que usa una palabra que resuena en mi cabeza.

Y entonces leo:

Light is a Catalyst
Light transforms our environment
It divides Night & Day
Pulls the ocean to the shore
Sets life itself in motion.
Light transforms our emotions
It’s the hope of a spring morning
The serenity of a lake at dusk
The thrill of Times Square at mid¬night
Every day, IALD lighting Designers live and breathe and create with this potent force
We bring spaces to life
We change the World
We are the IALD
We stand for the power of light…

Y entonces siento ese momento de ¡Eureka! No sé quién es el autor de estas elocuentes frases, pero la palabra catalizador resuena con¬migo. La luz es un catalizador. En todas sus manifestaciones: cálida, fría, estática, dinámica, blanca, roja, verde, azul etc. La luz une a los miembros de la IALD que va¬mos a unas conferencias anuales a aprender más de cómo utili¬zarla, entenderla y manipularla para aplicarla en nuestros traba¬jos. Pero, sobre todo, lo que más resuena conmigo es que la luz es “Glocal”, como dice el actual pre¬siente de la IALD, Víctor Palacio de Ideas en Luz, refiriéndose al trabajo de la IALD: Glocal in vision and strategy Global as a Single Voice Local in efforts A nivel Glocal, Global o local, la luz es mi herramienta para gene¬rar ambientes extraordinarios. Ya sean permanentes, tempora¬les, dinámicos o estáticos. Si mi trabajo o el de mis colegas a nivel mundial te causó alguna impresión y generó una emoción, me quedo satisfecha.

mdpto.com

1. IALD, International Association of Lighting Designers, por sus siglas en inglés. Para más información visita iald.org
2. iald.org
3. momentfactory.com
4. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española
5. Idem
6. ideasenluz.com.mx