Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México

Grandes estudios cinematográficos en la Ciudad de México

Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México - Hotbook Estudios San Angel Inn  portada

Hoy, los cineastas mexicanos triunfan en Hollywood, pero, a mediados del siglo XX, nuestro país era un importante productor de películas, por lo que esos años son recordados como la Época de Oro del cine mexicano.

La CDMX era el lugar en el que más filmes se rodaban. Era necesario contar con una gran infraestructura para sacar adelante esta industria, de modo que los grandes estudios cinematográficos fueron indispensables. Figuras como Mario Moreno Cantinflas”, Pedro Infante, Sara García, Dolores del Río, Germán ValdésTin Tan” y María Félix pisaron los foros que se encontraban en diferentes puntos de la ciudad. Aquí te contamos un poco sobre ellos.

Estudios San Ángel Inn 

Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México - hotbook-estudios-san-angel-inn-portada

Foto: Cortesía

Hasta los años sesenta, las instalaciones de lo que hoy es Televisa San Ángel eran los Estudios San Ángel Inn. En ellos, se filmaron muchas películas importantes (alrededor de 300); algunas de ellas son consideradas verdaderos clásicos, como El inocente con Pedro Infante y Silvia Pinal, o películas de culto, como El Santo contra los villanos del ring.

Estos estudios fueron fundados por el productor Jorge Stahl en 1945 y, en 1968, los compró Televisión Independiente de México, un grupo originario de Monterrey que se convirtió en un popular canal de televisión (el 8 del Valle de México) gracias a producciones como El chavo del 8. En los años setenta, la empresa se fusionó con Telesistema Mexicano y así nació Televisa. Desde ese momento, los estudios sirvieron como foros de televisión para grabar telenovelas y programas unitarios.

Estudios Tepeyac 

Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México - hotbook-estudios-tepeyac

Foto: Cortesía

En los años cuarenta, los desarrolladores de la colonia Lindavista querían crear algo parecido a Beverly Hills, por lo que, además de construir casas de lujo en las que llegaron a vivir estrellas como Pedro Infante, también construyeron un estudio de cine.

Los Estudios Tepeyac se inauguraron en 1946 en la zona en la que hoy está el metro Indios Verdes, cerca de Ticomán e Insurgentes Norte. Ahí se rodaron cerca de 150 películas; entre ellas, La oveja negra y Los olvidados, un clásico de Luis Buñuel. El estudio cerró sus puertas en 1957.

Estudios CLASA

En la esquina de División del Norte con Calzada de Tlalpan, donde hoy se encuentran unas oficinas de la Secretaría de Hacienda, estaban los estudios de la empresa Cinematográfica Latinoamericana S.A.

Se inauguraron en 1935 bajo el modelo de funcionamiento de los estudios hollywoodenses, contaban con el equipo más moderno de la época y sus proyectos eran muy ambiciosos; por eso, la primera película que se rodó ahí fue Vámonos con Pancho Villa de Fernando de Fuentes, la cual fue polémica en su época. Se grabaron más de 400 títulos como Macario con Ignacio López Tarso y Calabacitas tiernas con Tin Tan. En 1946, lo compró el Gobierno y, 11 años más tarde, cerró sus puertas.

Estudios América

También muy cerca de la Calzada de Tlalpan se encontraban los estudios Cuauhtémoc, un lugar muy sencillo que, en 1957, un grupo de empresarios transformó en los modernos Estudios América. Comenzaron a existir cuando la Época de Oro ya iba de salida, por lo que fueron planeados para producir series de televisión como las que se realizaban en Estados Unidos.

Como esa industria iba lenta, se rodaron películas como El miedo no anda en burro de la India María y El albañil de Vicente Fernández. Estos estudios pasaron después a manos del Gobierno y, en 1993, fueron adquiridos por TV Azteca, que hoy los usa como centro de producción de telenovelas, reality shows y series.

Estudios Churubusco 

Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México - hotbook-estudios-churubusco

Foto: Cortesía

Durante muchos años, los estudios cinematográficos más importantes de la Ciudad de México han sido los Estudios Churubusco, que siguen funcionando hasta el día de hoy. Fueron creados en 1945 por un grupo de inversionistas entre los que se encontraba Emilio Azcárraga Vidaurreta. Llegaron a ocupar todo el terreno de lo que actualmente es el Centro Nacional de las Artes. En sus foros, se rodaron filmes legendarios como A toda máquina con Pedro Infante y Luis Aguilar y, en fechas más recientes, títulos como El crimen del padre Amaro.

Los grandes estudios de cine que tuvo la Ciudad de México - hotbook-estudios-churubusco-2

Foto: Cortesía

En los años ochenta, se ofrecían tours guiados al estilo de Hollywood en los que los asistentes podían apreciar un pueblo vaquero en el que dobles de cine disparaban y fingían caer muertos desde el techo. Se siguen filmando ahí películas, comerciales y hasta conciertos, además de que los realizadores mexicanos utilizan constantemente su centro de postproducción.

Estudios Azteca

En la década de los cincuenta, los Estudios Azteca se sumaron a los Estudios Churubusco. Se encontraban en donde hoy están las instalaciones de Radio Fórmula, sobre Av. Universidad, en frente de Centro Coyoacán, y en toda su historia produjeron cerca de 400 títulos.

Otros más

Si le “rascamos” a la historia, los primeros estudios cinematográficos de la Ciudad de México fueron los Estudios Camus. Los inauguró en 1919 el empresario Germán Camus y en ellos se rodó La banda del automóvil gris, un clásico del cine mudo mexicano.

Más tarde, en 1922, Jesús H. Abitia, quien había peleado en la Revolución al lado de Álvaro Obregón, fundó los Estudios Chapultepec. Ahí, se daban clases de fotografía y fue donde se filmó Santa en 1931, la primera película con sonido del cine mexicano.

En 1932, Jorge Stahl fundó los Estudios México-Films, que estaban en Fernando Montes de Oca 117 en la Condesa, donde hoy se encuentra una tienda de autoservicio.

Información de López-Dóriga Digital

Fotos: Mediateca INAH